El fenómeno del fun cooking (repostería básica casera, también llamada “americana”) no es ni mucho menos nuevo. Sin embargo, se está poniendo muy de moda gracias a que una serie de compañías especializadas en el pequeño electrodoméstico están lanzando y promocionando sus productos para tal fin, muy sencillos de utilizar, baratos y con resultados gastronómicos más que dignos.

Precisamente, bajo la denominación comercial de Fun Cooking, Taurus propone tres máquinas de funcionamiento similar pero con cometidos distintos. La Brownie&Co es capaz de crear hasta seis brownies en tan sólo 8 minutos. Por su parte, la Cupcake&Co presenta siete moldes para preparar en menos de 10 minutos lo que toda la vida se ha venido en llamar magdalenas (pero, claro, queda más chic llamarlas de otras formas…). Finalmente, de momento, la Cakepop&Co, con el que preparar 14 suculentos y divertidos cakepops, es cuestión de cinco minutos y al alcance de cualquier niño (siempre bajo supervisión de un adulto, a ser posible, responsable). Como puedes comprobar, se tarda más tiempo en preparar la masa, para lo cual los respectivos libros de instrucciones echan una mano.

¿Más americano que un donut? Es una de las máquinas reposteras que propone la marca Nostalgia Electrics, cuyo catálogo es un auténtico paraíso de la pastelería. Así es, la Cake Pop & Donut Hole Bakery anima a atiborrarse del tentenpié favorito de los polis estadounidenses (ojo, en este caso sin agujero, que por lo visto el genuino carece de él), pero también puedes hacer panqueques, cakepops y cualquier tipo de bollo. Por su parte, la Soft Pretzel Maker cocina pretzels, un tipo de galletas en forma de lazo muy popular en Alemania, que pueden ser dulces o salados. La Bakery Bites Express (seguimos con  la marca Nostalgia)es multi-bollo, ya que se ofrece para preparar brownies, galletas, bundts, pasteles de cabello de ángel o cupcakes, todo un sustituto del horno tradicional. Asegura que en no más de 7 minutos, los tienes listos. Regresando al apartado dónut, no podemos dejar pasar esta otra máquina de la misma compañía, cuyo nombre lo dice todo: Mini Donut Factory. Efectivamente, es un completo gadget para producir en serie las famosas rosquillas (en formato mini) y que se ocupa de todo el proceso, desde mezclar y amasar hasta dar la particular forma con agujero incluido.

Con aroma a Francia, la crepera eléctrica de Lacor. Presenta un diametro de 30 centímetros y es capaz de alcanzar una temperatura de 200 grados gracias a su potencia de 1.000 w. Por lo visto, uno de los secretos del crepe reside en conocer el momento exacto en el que debe abandonar la bandeja de cocción y pasar al plato. También de tierras galas es el gofre, tan habitual ya en las ferias como la noria o el tiovivo. Si deseas degustarlo tranquilamente en tu casa, aquí tienes la gofrera de Clatronic. Con termostato ajustable y sistema de seguridad anticalentamiento, genera hasta seis gofres por entrega y, atención, con delicada forma de corazón.

En el mundo de la cocina en general y de la repostería en particular, tanta importancia tienen los ingredientes y su procesado como la imaginación que eches para ‘animar’ los pasteles o bollos, así como para decorarlos. Con todas estas máquinas, es posible generar repostería personalizada, para lo cual ya sabes que toda la verdad está en Google...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba