Para la práctica de muchos deportes es recomendable el uso de unas gafas apropiadas. En los que hay una pelota pequeña en juego, como el tenis, pádel o squash, un golpe de raqueta mal dirigido puede originar mucho daño, lesiones graves e incluso pérdidas oculares. En los relacionados con la bicicleta, el viento, el polvo del ambiente, la lluvia o un simple mosquito son motivos suficientes para que nuestros ojos se vean lastimados. Y en los que, en general, se practican al aire libre, como el running o trekking, las gafas son un cómodo accesorio, además de los citados, contra los deslumbramientos, sin olvidar la protección necesaria de nuestros ojos frente a los perjudiciales rayos solares.

Bollé Sport Protective: protección

Bollé es una marca de gran prestigio en el mundo de la óptica. Acaba de presentar una gama de gafas cuyo motivo es la máxima protección ocular para los practicantes de cualquier deporte. Diseñadas tanto para niños como para jóvenes y adultos, la montura ofrece una protección completa y una visión nítida gracias a la lente de alta calidad Platinum. Ésta dispone de tratamientos anti empañamiento y es resistente contra las ralladuras. Además de proteger totalmente de los rayos UVA y UVB, las Sport Protective son resistentes a los impactos frontales y poseen una protección lateral que absorbe los golpes.

En el baloncesto profesional no es habitual ver jugadores con gafas protectoras, sin embargo, en el amateur son bastante recomendables: los ojos son imanes para los dedos ajenos. En este sentido, Tony Parker -tan conocido por ser jugador de baloncesto de los San Antonio Spurs como por ser el ex de Eva Longoria- es la imagen de esta colección de Bollé. Precisamente, el francés sufrió una lesión ocular a las puertas de los Juegos Olímpicos de Londres que hizo peligrar su participación. Bollé adaptó su modelo Cobra para que pudiera disputar los JJ.OO. Las Bollé Sport Protective comprenden cinco modelos y doce monturas, algunas de ellas con cinta elástica para la nuca. 

Oakley Crosslink: lentes correctoras

Estamos hablando de usar gafas como medio de protección, pero esta posibilidad se vuelve necesidad si el deportista necesita, en su vida cotidiana, gafas correctoras. La marca Oakley acaba de lanzar un nuevo modelo dentro de su gama Active que, son precisamente, gafas especiales para practicar deporte y a las que se les pueden aplicar lentes correctoras.

Además, como puedes ver en las imágenes, también pueden servir perfectamente para llevarlas por la calle, a la universidad o al trabajo, porque no ‘cantan’. Es ésa su filosofía: unas gafas multiuso, polivalentes. Para ello, Oakley (que como seguro sabes, cuenta también con un enorme escaparate de gafas deportivas con lentes no correctoras), propone cambiar las varillas de modo que instales las que son de colorines cuando vayas a practicar deporte, por aquello de presentar un look consecuente con la actividad, y cuando regreses a casa o tengas una reunión, cambies las varillas al modelo más serio (de un color discreto). La dinámica de reemplazar unas varillas por otras es tan sencilla como apretar un botón interior en cada una de ellas. Cuestión de 10 segundos para ambas varillas.

Las alternativas Oakley Crosslink son cuatro: las básicas, las Pitch (recién lanzadas, algo más estilosas), Sweep (de diseño una pizca más arriesgado) y las Switch (en las que además de las varillas, puedes intercambiar sus cristales). En todos los casos, hay un gran catálogo de colores y varillas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba