Gourmet

Barrio de Tetuán: tapas con DNI

Imprime carácter el barrio madrileño de Tetuán. Como un acorazado que quiere preservar su identidad sin pedir nada a cambio, este distrito de Madrid se resiste con decidido arrojo a que la globalización no le disemine su castiza fachada. No le resulta sencilla tanta resistencia. La multiculturalidad se abre camino por sus calles con tanta naturalidad como diligencia. Por esa razón tiene su encanto ver cómo, acodados en una barra de bar, conviven en un mismo metro cuadrado el clon de Manu Chao con un chulapo de pura cepa. El barrio de Tetuán es toda una metáfora de lo que representa Madrid: cosmopolita y local, intransitable y cercano, heterogéneo y hospitalario…Sus bares de toda la vida conviven en impecable armonía y dignidad con las distintas franquicias que multiplican el paisaje urbano. Un dique de contención constituido de cañas y vermú…

Bar Los Morales (Calle Francos Rodríguez, 66. Teléfono: 91 459 4775)

No es raro ver dentro de este local ubicado muy cerquita de la Dehesa de la Villa a clientes de distintas zonas de Madrid. La razón es bastante sencilla. El género de Los Morales, sobre todo en lo que se refiere al marisco, es de primera clase. Marisco de todo tipo: berberechos al vapor, gambas a la plancha, percebes gallegos, almejas salteadas, pulpo, nécoras, ostras, carabineros…este establecimiento de la calle Francos Rodríguez podría perfectamente encontrarse en Galicia. Punto de referencia en el distrito ganado a pulso con los años…

La Pampa (Calle Francos Rodríguez, 40 y Villaamil, 1.  Teléfono: 91 3112328)

Uno de los bares favoritos de Torrente, el mismo donde encontramos a Candela Peña ahogando sus penas a base de cortados en la película ‘Princesas’ de Fernando León de Aranoa. Su fachada resulta emblemática, tres generaciones la contemplan. La Pampa lleva más de setenta años siendo testigo de los cambios sufridos en Tetuán. ¿La especialidad de la casa? No podía ser de otra manera. El pincho de tortilla española. Como se hacían antes, con el huevo cuajado y con un grosor que invita a acompañarlo con una caña bien tirada. Un bar que trasciende al barrio…

La Ochava (Calle Capitán Blanco Argibay, 39.  Teléfono: 91 5791103)

Típico bar que emplearía José Luis Garci para rodar la tercera parte de El Crack. Añejo, con camarero de camisa blanca y pantalón negro, vecinos que celebrarían allí sus bodas de plata y máquinas tragaperras que le dan el toque costumbrista. Un buen sitio para degustar un bocadillo como Dios manda, ya sea de tortilla, queso, bonito o calamares. Los caracoles en salsa picante deslumbran, así como los huevos rellenos, la ensaladilla rusa y las almejas a la marinera. Abierto desde la lejana década de los cuarenta del siglo pasado, no se concibe La Remonta sin su presencia…

Casa Sotero (Calle Bravo Murillo, 337. Teléfono: 915 70 64 81)

No tiene pérdida. Te bajas en la estación de Valdeacederas y te das de bruces con este establecimiento de azulejos en la fachada, alguna que otra mesa en su interior y fotografías taurinas customizando sus paredes. Casa Sotero es uno de esos bares de barrio que se encuentran en grave peligro de extinción. Abierto desde las 7.00 de la mañana hasta las 0.00 horas, se fundó en 1934 y ganó el Plato de Oro de la Gastronomía Española en 2000/01. Borda todo lo que sea a la plancha, desde las mollejas, pasando por los riñones o el conejo al ajillo con tomate. En el pizarrín figuran varios vinos de Rioja y Ribera del Duero aunque el Valdepeñas (Señorío de Los Llanos) tampoco falta. Los grifos son irreprochables: Mahou y vermut Yzaguirre.

Cafetería Gago III (Bravo Murillo, 365.  Teléfono: 91 571 1649)

Lleva más de 25 años abierta esta cafetería emplazada a dos pasos de la mítica plaza de Castilla madrileña. Bar de barrio y de paso, su signo de distinción son las orejas y su excelente jamón ibérico de bellota. Respira madrileñismo por todos sus poros y conserva, en su puesta en escena, ese aire de las cafeterías de principios de los años ochenta. Magnífico lugar también para desayunar, son muy afamadas sus porras y churros. Se configura también como uno de los mejores sitios para almorzar sin complicaciones. Muy dignos sus platos combinados…

Bar Brasilia (Lope de Haro, 13.  Teléfono: 91 570 3128)

Te das cuenta de que estás en un sitio que va más allá de la solera cuando ves la tipografía que anuncia al Bar Brasilia, muy característica de la década de los setenta. Es el local más antiguo de la calle López de Haro. Se nota que el tiempo ha pasado inexorablemente por sus dependencias pero el Brasilia lo lleva con naturalidad, por eso su clientela es siempre fiel. El personal que visita a Pedro Román, así se llama el encargado, sabe lo que quiere. Cañas bien servidas, patatas bravas que piquen lo justo y tapas de queso curado. Lo demás es superfluo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba