Una calle estrecha y alargada, prototípica de esta zona del centro de Madrid, alberga a ambos lados algunas de las cervecerías con más renombre de la capital. Cervezas tiradas por expertos y con precios razonables para que nuestra experiencia no se quede en una ruta de cañas mediocre. La oferta de bares es tan amplia que en un solo día no nos da tiempo a probarlo todo, aunque hay algunos que son de visita obligada

Además de por la cerveza, Fide también es muy conocido por su especialidad en marisco

Una de las paradas obligatorias en nuestro recorrido es Fide (Bretón de Herreros,17, esquina con Ponzano). De aspecto moderno y decorado con buen gusto, Fide, además de por la cerveza, también es muy conocido por su especialidad en marisco fresco. Por 1,2 euros la caña o 2,2 la doble podemos degustar su suave cerveza acompañada de alguna de sus conservas o mariscos: nécoras, camarón, ostras, percebes, gambas de Huelva… el que prueba repite.

El Doble es una de esas tabernas que nos entran por los ojos. Nada más pisar el local número 58 de la calle Ponzano nuestra vista no puede quedarse quieta. Las fotos de las celebridades que han pasado por aquí cubren la totalidad de las paredes del local: Gonzalo Higuaín, Amaya Salamanca, Pedja Mijatovic o Santiago Segura entre otros muchos famosos adornan el bar, a parte de las torres de latas de conserva. Por fuera, los baldosines que decoran los muros nos recuerdan que aquí se sirve “Cerveza tirada con sistema antiguo”. Como sugerencia, los boquerones en vinagre con patatas fritas (de las de verdad, que cada vez escasean más) y una caña fría (1,5 euros - 2,5 doble) satisfarán a los más exigentes.

Otra parada forzosa por sus productos, además de por sus magníficas cañas, es la Cervecería Ponzano (Ponzano, 12). Buenas raciones y una exquisita selección de embutidos. Los precios están en línea con el del resto de bares de la zona y a parte de una barra para tomar el aperitivo, podemos disfrutar sentados de sus platos caseros. Callos, morcillas y mollejas son platos de referencias. Las cañas tienen ese sabor suave que caracteriza la cerveza bien tirada y la doble se sirve en vaso grande y helado para disfrutar al máximo de una espumosa inmejorable.

Dos o tres cañas, en El Escudo, a un precio muy moderado, y habremos cenado 'de gorra'

Si vamos justos de dinero y pretendemos cenar ‘de gorra’ la opción más aconsejable es hacer una visita a El Escudo (Ponzano, 49), donde por el precio de la caña nos dan una tapa consistente. Dos o tres cañas a un precio muy moderado y habremos cenado. Un bar de barrio con un aspecto no demasiado sofisticado por fuera pero que suele tener bastante clientela. Por algo será.

No podemos irnos de esta zona sin pasar por la Taberna de Alipio Ramos (Ponzano, 30), todo un clásico entre las cervecerías de la zona. Se inauguró en 1916 y desde entonces ha conservado ese aspecto de típica taberna madrileña. Pinchos y cañas, raciones de croquetas, morcilla, cecina y su conocida tortilla española. Por 1,4 euros nos tomamos una cerveza que irá siempre acompañada de una buena tapa.

Cervezas tiradas a la antigua usanza, conservas de primera calidad y embutidos bien seleccionados… no se puede pedir nada más para pasar una mañana de domingo de tapeo y cañas. Es recomendable no ir demasiado tarde, ¡Estas cervecerías se llenan los fines de semana!

Ver Ponzano: la calle que sabe mucho de cerveza en un mapa más grande


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba