Gourmet

Crumb: los mejores sándwiches de Madrid, en Conde Duque

Todas las ciudades en las que Madrid querría verse reflejada cuentan en su oferta gastronómica con bares de sándwiches que dignifican los emparedados, comida hasta ahora considerada como rápida y que se engullía más que se saboreaba. Crumb, abierto hace bien poco en Madrid, viene a cubrir este hueco. Estamos en un local de decoración cercana y amable, ubicado en una zona en pleno auge y que sirve un producto auténtico, diferente y artesanal.

Crumb es un sueño cumplido en Conde Duque, área que se confirma como la nueva zona hip donde comer e ir de compras al otro lado de ese río de asfalto que divide en dos Malasaña y que los humanos conocemos como calle de San Bernardo. Raúl dejó su carrera como publicista y se unió a su esposa Isabel para poner en marcha el proyecto. Junto al chef Itamar Taub (ex Coque) han puesto en marcha un establecimiento que tiene a la calidad de la materia prima como razón de ser y que es el más reciente referente de la slow food en el distrito Centro de Madrid.

El secreto de sus sándwiches está en el pan casero y la materia prima

Ese punto artesanal, de pasión y entrega por un proyecto original, es lo que diferencia a los sándwiches de Crumb de los de cualquier otro establecimiento. Todo en sus elaboraciones tiene un poso casero: los panes son preparados en su propio obrador (“Nuestro pan es casero, pero de verdad, y 100% masa madre”, recuerda un cartel en el interior del establecimiento) y los ingredientes del relleno son de origen local o ecológico. A partir de esas materias primas se elaboran delicias como su sándwich de roastbeef oriental con rúcula, cherry, pepinillos y diyonesa o el de sardinas al sumak con tapenade, ensalada de cherry a las hierbas y mayorisa.

Una de las grandes ventajas de Crumb es que ofrece un menú del día a un precio más ajustado que la media de la zona: desde 9,90 euros es posible pedir un primero, un sandwich, guarnición, postre y bebida, ascendiendo el precio hasta 10,90 euros dependiendo del tipo de emparedado que elijamos. Cuenta también con servicio de take away, pero lo acogedor de la decoración invita a comer allí: uno se siente cómodo, casi como en casa.

¿Queda hueco para el postre? Claro que sí. Con la misma dedicación que sus sándwiches, la parte dulce de la carta está elaborada artesanalmente en forma de jugosas tartas y cupcakes, sobre todo durante los fines de semana. Entre ellas nos quedamos con la esponjosidad de la red velvet, aunque aquellos que prefieran algo más tradicional siempre pueden optar por un mousse de chocolate o un contundente arroz con leche que elabora el propio Raúl. 

FICHA

Categoría: bar-restaurante

Nombre: Crumb

Dirección: C/ Conde Duque, 8

Código postal: 28015

Ubicación: Madrid

Web: perfil de Crumb en Facebook

Precio: menú del día, entre 9,90€ y 10,90€, precio medio por cena alrededor de 15€.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba