Gente

Nada mejor que desnudarse para llamar la atención en la alfombra roja

La elección del vestido para acudir a una alfombra roja siempre es controvertida. ¿Será demasiado elegante? ¿Demasiado poco? ¿Me quedará bien? ¿Repetiré modelito? ¿Terminaré en la lista de las peor vestidas? Así que, para evitarse problemas, algunas famosas deciden ir directamente desnudas. Bueno, con un poco de tela a modo de decoración, aunque nada verdaderamente relevante. ¿Error o acierto? ¿Comodidad o provocación? Repasemos algunos de los looks más impactantes.

Los recientes American Music Awards nos dejaban una imagen para la posteridad -y no, no se trata de las lágrimas de Selena Gomez ni del eterno pelucón de Diana Ross-. La cantante albanesa Bleona Qereti decidía acudir a la gala con un vestido totalmente transparente, acompañado de unas pezoneras y un tanga de pedrería para darle un poco de brillo al asunto -y para evitar la detención de la policía por escándalo público-. La cantante, que hubiese pasado totalmente desapercibida en una ceremonia plagada de estrellas, se las ingenió para protagonizar todas las crónicas gracias a un vestido de lo más fresquito. ¿Ven qué fácil es convertirse en el centro de atención? Pero no crean que ha sido la primera en desnudarse para acudir a una alfombra roja. La tradición de los naked dresses -vestidos desnudos- es larga, nutrida y, para qué negarlo, excitante.

Rihanna

A Rihanna la hemos visto más veces desnuda que vestida. En la playa, en el escenario, en las sesiones de fotos y hasta en portada de revistas eróticas, cualquier excusa es buena para que la de Barbados se quite toda la ropa. En la entrega de premios de los iconos de la moda del Council of Fashion Designers of America (CFDA), la cantante apareció con un vestido brillante y totalmente transparente, adornado con un gorrito de la misma tela y una boa de pelo para resguardarse del dichoso aire acondicionado. Todo muy discreto.

Coco Austin

Para los que no conozcan a Nicole Coco Austin, les diremos que es la mujer del rapero Ice-T, que es modelo, que trabajó para Playboy y que tiene unas curvas que ya las quisiera Kim Kardashian. Claro, con semejante cuerpo, Coco acude desnuda a casi todos sus eventos -incluso en los casos en que aparece vestida, termina yendo prácticamente desnuda-. Para los Video Music Awards de 2005, la modelo se enfundó en un ajustadísimo vestido de rejilla de color negro que a punto estuvo de explotarle en mitad de la ceremonia.

Rose McGowan

Pocas personas han acudido a una alfombra roja con menos ropa que Rose McGowan. La actriz, cuando todavía era novia de Marilyn Manson, se presentó en la edición de 1998 los Video Music Awards de la cadena MTV con un vestidito comodísimo. Se trataba de una especia de rejilla que dejaba al descubierto toda la anatomía de la actriz -exceptuando la zona púbica, tapada con un tanga negro-. El modelito de Rose recorrió el mundo entero y se convirtió en uno de los clásicos de la historia de las alfombras rojas.

Amber Rose

A la actriz y modelo Amber Rose le dio mucha envidia el vestido de Rose McGowan de 1998 y decidió repetirlo para la gala de los Video Music Awards de la MTV de este mismo año, pero claro, para que no fuera idéntico, lo encargó en plateado. Mucho brillo, muchas cintitas y, al final, una mujer acudiendo desnuda a la alfombra roja. Como se nota que los premios no se entregan en Minnesota. Allí querríamos ver a Amber, a -27º en pleno invierno.

Melody Thornton

'¿Para qué están los encantos si no es para lucirlos?'. Suponemos que esto se preguntó la cantante Melody Thornton, ex integrante del grupo The Pussycat Dolls, cuando encargó su estilismo 'revelador' para la gala Women in Music Awards de la revista Elle. Thornton vistió un conjunto de encaje de efecto nude que dejaba al aire los pechos de la cantante. Pero tampoco le importó mucho. Tal vez pensó que nadie se fijaría, o que se trataba de un efecto óptico de las luces de su casa.

Cher

Si hay una pionera en esto de vestirse para desnudarse, esa es Cher. La cantante, que lleva décadas sorprendiendo con sus estilismos, eligió un vestido semitransparente -resguardaba las zonas más críticas- para un evento tan poco importante como la ceremonia de los Oscar de 1987, en el que la cantante se llevó la estatuilla a mejor actriz por Hechizo de luna. Aun así, a nadie le sorprendió. ¡Si Cher siempre ha ido semidesnuda a todo! Incluso ahora, con 68 años.

Miley Cyrus

La transformación de Hannah Montana a Miley Cyrus se ha basado en dos premisas: desnudarse y enseñar mucho la lengua. La ex chica Disney le ha cogido el gusto a esto de enseñarlo todo y se pasa el día desnuda -y da buena cuenta de ello en las redes sociales-. Para la gala del MET de 2013 se plantó un vestido largo y transparente, aunque incluyó un forro color carne para que pareciese que iba totalmente desnuda. Un recato nada propiode la cantante, que no duda en enseñar pechos en cualquier ocasión.

Uma Thurman

Hay desnudos en la alfombra roja más impactantes que otros. Es el caso de las actrices Gwyneth Paltrow y Uma Thurman. Ambas se han dejado tentar por diseños que dejan poco a la imaginación -en el caso de Paltrow por delante, y en el de Thurman por detrás-, y eso que pertenecen a la jet set de Hollywood. La protagonista de Kill Bill eligió un vestido transparente para acudir a la Swarovski Fashion Rocks de 2007, que dejaba demasiado al aire el culo -aunque tampoco es que le cubriera mucho más-.

Jaimie Alexander

La actriz Jaimie Alexander quería llamar la atención en la première de Thor: The Dark World y lo consiguió. ¡Y tanto que lo consiguió! La intérprete apareció con un vestido negro con transparencias perfectamente diseñadas para insinuar pero no enseñar. O eso es lo que ella pensaba, ya que las potentes cámaras de los fotógrafos captaron los detalles más íntimos de su esbelto cuerpo. Eso sí, iba monísima y muy elegante. Y un descuido lo tiene cualquiera...

Jennifer Lopez

La elección de vestuario de Jennifer Lopez no destaca precisamente por su elegancia y recato -y, de hecho, cuando se empeña en ser elegante, el resultado acaba siendo peor-. Y como muestra, el estilismo que lució en la ceremonia de los Oscar de 2001. La actriz se decantó por un vestido con cuerpo de gasa que dejaba entrever más de lo que ella -posiblemente- esperaba. Y es que J.Lo. sabe cómo captar la atención de los focos, y sin necesidad ni de estar nominada. Son las maravillas de desnudarse en público.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba