Gente

Parejas de antaño que hoy no nos creeríamos ni locos

El amor es ciego. Pero ciego, ciego. Tanto que incluso cuando ha conseguido triunfar, no nos lo hemos creído. ¿Son de los que ponen en duda todas las parejas que forman los famosos? Pues les traemos unas cuantas de las que posiblemente no se acuerden -afortunados- y que ahora mismo no nos creeríamos ni locos. Así de desconfiados somos en Marabilias.

Los personajes de la crónica social son especialistas en conseguir lo imposible. Tan pronto ganan miles de euros simplemente por acudir a fiestas o enviar unos tweets, como resurgen de sus cenizas tras una cadena de proyectos fracasados, y claro, en el amor no iban a ser menos. Los famosos son de los que donde ponen el ojo, ponen también la bala, por muy extraño que sea el objetivo. A lo largo de la historia, muchas han sido las parejas de celebrities que han desafiado toda lógica posible. ¿Que no pegan ni con cola? No pasa nada. ¿Que no hay ser humano que se crea la relación? Es su problema. ¿Que el amor no puede ser tan ciego como parece? Aquí estamos nosotros para demostrarlo. ¡Así se las gastan el show bizz

Seguro que cada uno tiene su extraña pareja favorita de los últimos años, pero por si la memoria les falla, les traemos algunos de los romances de antaño a los que hoy no daríamos ninguna credibilidad. ¿Creen que somos muy malas personas? 

Mar Flores y Fernando Fernández Tapias

La modelo y el empresario protagonizaron una de las historias de amor más sonadas del momento. Mar Flores se convertía en una habitual de la jet set gracias a su romance con el naviero Fernando Fernández Tapias. Juntos acudían a las mejores fiestas, frecuentaban las mejores compañías y se codeaban con los más ricos y poderosos. Lástima que la relación duró menos que nada. Flores prefería la popularidad y el físico de Alessandro Lecquio y se dejaba tentar por el Conde italiano, antes de caer en los brazos de Cayetano Martínez de Irujo. Al final, unas fotografías de la modelo con el italiano en la cama rompieron la relación con el hijo de la Duquesa de Alba. Los rumores apuntaron a la mano de Fernández Tapias detrás de todo, pero no hay que darle pie a las conspiraciones sin fundamento. 

Susana Uribarri y Darek

Ana Obregón siempre ha tenido un gusto exquisito para los hombres. Gracias a su vista de lince, descubrimos a Darek, un modelo polaco que aterrizó en España para conquistarnos a todos. Y así lo hizo. El problema es que su relación con la bióloga no terminó de funcionar y prefirió probar suerte con una amiga de ésta, Susana Uribarri. La representante y el modelo comenzaron una relación que nadie se creyó, pero aguantaron unos cuantos años, con rumores de boda incluidos. Susana se puso en forma para su hombre, le buscó trabajo y le paseó por las fiestas más punteras, pero ni así consiguió mantenerle a su lado. Darek buscaba otras cosas y así se lo hizo saber. Al final, la Obregón fue la más lista de todos. 

Isabel Preysler y Miguel Boyer

Que la reina de corazones comenzase una relación con el ministro de Economía fue algo que revolucionó a España en los 80 y que lo volvería a hacer ahora -¿se imaginan a Belén Esteban saliendo con Luis de Guindos? Pues algo parecido-. Los rumores del romance entre Isabel Preysler y Miguel Boyer comenzaron incluso antes de la separación de la socialité de Carlos Falcó. En un primer momento lo negaron todo, hasta que ya fue demasiado evidente. Se casaron cuando Boyer ya había dejado su puesto en el ministerio y se convirtieron en una de las parejas más estables del panorama social. ¿Quién lo iba a decir? De hecho, incluso ahora, tras el fallecimiento del político, no nos lo acabamos de creer. ¿Y si fue un sueño como el de Resines en Los Serrano

Tom Cruise y Cher

Puede que hayan olvidado que hubo un tiempo en que Cher y Tom Cruise compartían cama. Sí, la cantante y el actor fueron algo más que amigos durante unos meses. Y la cosa funcionó tanto que Cher le sitúa entre los cinco mejores amantes que ha tenido a lo largo de su vida. Claro que él era un jovencito inexperto que acababa de llegar a Hollywood y ella ya era una mujer experimentada dispuesta a compartir sus técnicas. Como era de esperar, el romance duró poco, pero quedó como una de las grandes curiosidades del lado más frívolo de Hollywood. 

José Coronado y Paula Echevarría

¿Las it-girls nacen o se hacen? En el caso de Paula Echevarría, claramente, es la segunda opción. Si observamos la evolución de la actriz desde sus primeras apariciones públicas hasta la actualidad, entenderemos que su estilo no es natural, sino muy estudiado. Lejos de aparecer siempre perfecta, Echevarría era capaz de utilizar la ropa del gimnasio para emprender unas románticas vacaciones con el que era su amante en aquel momento, el actor José Coronado. No podemos asegurar que la relación durara más de medio día, pero los paparazzis les pillaron juntos y de lo más cómplices. Debía ser amor, ¿no? ¿Qué opinan?

Jesús Vázquez y Marlene Morreau

De acuerdo, esta pareja no se la creyeron ni sus propios protagonistas. Marlene Morreau era una explosiva vedette francesa que quería abrirse camino en España y Jesús Vázquez un joven que quería acallar rumores. No podían partir de una situación mejor. Gracias a un reportaje sin demasiada ropa, la pareja anunció su romance a bombo y platillo y España les miró con ojos incrédulos. Eran guapos, jóvenes e inconscientes -¿quién no ha tenido un amorío de juventud del que se arrepiente?-, pero aquello olía a montaje desde el primer minuto. ¡Cuántas locuras se comenten por amor! 

Ana Obregón y Miguel Bosé

Si pensamos en las versiones actuales de Ana Obregón y Miguel Bosé nos resulta imposible imaginarles juntos. ¿Pero cómo pudo surgir el amor entre ellos? ¿Cómo pudieron convertirse en una de las parejas más envidiadas del momento? Pues así fue. Ana y Miguel protagonizaron portadas, compartieron su amor con el mundo y se dejaron fotografiar guapos, jóvenes y felices. Ellos aseguran que se quisieron mucho y nosotros nos lo tendremos que creer. Ahora, la vida les llevó por derroteros muy diferentes y, mientras Ana Obregón continúa fantaseando como si no hubiese un mañana, Miguel Bosé vive preso de un recelo que le aleja de todo, incluso de sus fans. Igual deberían volver. 

Rainiero de Mónaco y Grace Kelly

¿Un príncipe europeo y una actriz de Hollywood? ¿Pero dónde se ha visto esto? Incluso ahora nos cuesta creer que Grace Kelly decidiera dejar su exitosa carrera como actriz para mudarse a un pequeño país europeo y casarse con el príncipe regente. ¡Pero si tenía hasta un Oscar! ¿Se imaginan a Angelina Jolie dejando su mansión de Los Ángeles para convertirse en la reina de, por ejemplo, España? Pues así de increíble es todo. Grace ejerció de princesa tan bien como de actriz y creó una dinastía que continúa copando la crónica social internacional. 

Claudia Schiffer y David Copperfield

Hasta que alguien no nos lo desmienta, continuaremos pensando que el romance entre la modelo Claudia Schiffer y el ilusionista David Copperfield fue cosa de magia. Una de las mujeres más poderosas de la década, y también de las más deseadas, comenzaba una relación con un profesional especializado en hacer desaparecer grandes edificios. Si, nosotros tampoco nos lo creemos. Tal vez Claudia estuviese hipnotizada durante los seis años que estuvieron juntos. ¡Imaginen el susto cuando salió del trance! 

Sara Montiel y Anthony Mann

En el currículum sentimental de la desaparecida Sara Montiel figuran unos cuantos romances inverosímiles, desde su último matrimonio con el fan Tony Hernández hasta su supuesta relación con Severo Ochoa. No obstante, ni siquiera los que fueron reales acaban de cuadrar desde la perspectiva actual. Sara cruzó el charco para triunfar en Estados Unidos y acabó casándose con el directorAnthony Mann. Y no es que Sara no fuese la mujer más guapa del momento, que lo era, pero, ¿cómo se entendían? ¿Por señas? Ni siquiera el amor puede salvar las barreras del idioma.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba