Gente

La reina Letizia no ve ‘Sálvame’, pero es obvio que se lo cuentan

Parecía mentira, pero el encuentro más esperado por fin se ha producido. ‘El rey’ de Mediaset y la reina de España se vieron las caras, hablaron, acercaron posiciones y se fotografiaron juntos. ¿Cuántos meses llevaba Jorge Javier Vázquez esperando una visita real a su programa? No fue en ‘Sálvame’ -una lástima-, sino en el acto conmemorativo del vigésimo aniversario de Telecinco. ¿Qué se dijeron? ¿De qué hablaron? Hoy lo sabemos todo.

Semana tras semana seguimos con atención las aventuras y desventuras de Jorge Javier Vázquez a través del blog que escribe en Lecturas. Un espacio que el presentador aprovecha para desnudarse emocionalmente, hablar de política, arremeter contra los personas que le despiertan menos interés y ensalzar los que más le gustan y analizar los cambios que se están produciendo en España.

Es cosa de tiempo que acabe teniendo una columna en la sección nacional de un periódico donde desgrane la actualidad con su particular punto de vista -quédense con lo que les decimos-. Entre los anhelos que el presentador había manifestado en diversas ocasiones se encontraba su fanatismo por la reina Letizia. No es que Jorge Javier sea uno de esos cortesanos devotos, robándole el término a Peñafiel, pero sí siente gran simpatía por la reina y cree que es una profesional como la copa de un pino. ¿Artimañas para un hipotético Deluxe? Eso no lo verán nuestros ojos...

El presentador había deseado en muchas ocasiones encontrarse con la reina y, por fin, la providencia se puso de su lado. El motivo fue el acto conmemorativo del veinte aniversario de Telecinco, con la presencia de los reyes y de los presentadores más relevantes de la cadena -Paz Padilla también estaba, sí, que se lo están preguntando-.

Jorge Javier aprovechó su entrevista de fin de temporada del pasado Deluxe para narrar con detalle los hechos, con la consiguiente envidia de los presentes, claro. Y por si alguien se había confundido con la nocturnidad, repite historia esta semana en su diario. Total, ¿cuántas veces más va a encontrarse con la reina? Lo suyo es que le saque todo el jugo posible. Y eso que el encuentro en sí tampoco dio para tanto.

Los reyes hicieron su aparición en el plató de Supervivientes mientras de fondo sonaba la banda sonora de Leyendas de pasión -¿no había algo más cañí para el momento? ¿O el 'Mama, Chicho me toca'?-. Todos aplaudieron, posaron sonrientes y procedieron a saludar a los monarcas.

Una historia ‘realmente’ agridulce

“El rey me estrechó la mano y me dijo: “Me alegro de verte”, pero creo que esa misma frase se la dijo a todo el mundo. Me acerqué a Letizia y había cola para saludarla. Esperé con la misma ilusión de quien le va a entregar su carta a los Reyes (Magos) pero cuando me vio me regaló dos besos, una sonrisa y un “hasta luego”. Y ya”, narra el presentador. ¡Tanto tiempo para esto! Jorge Javier, cabizbajo, decidió acercarse a la barra y ponerse a comer jamón para paliar su decepción por el breve encuentro. Pero, entonces, llegó el momento.

Con la mano todavía manchada de grasa, se acercó a hablar con la reina, ya que ésta quería conocerle. “Ahí ya sí que pasamos un ratito charlando. Me hizo gracia la escena. Letizia es una chica de mi edad que por circunstancias de la vida es reina y tiene que comportarse como tal. Presta atención a lo que le cuentas, parece que está al tanto de tu vida y pregunta, pregunta sin parar. Como en Navidad voy a estar en un teatro de la Gran Vía de Madrid aproveché para invitarla a que viniera a verme”.

Letizia Ortiz acuesta a sus hijas a la hora a la que emiten Sálvame.

La reina no quiso pronunciarse -igual lo de ver una obra musical basada en la vida del propio presentador no es el plan que más le apetece-, pero seguro que asintió con educación. Jorge Javier, ya en faena, le dijo que le encantaba como ejercía su cargo y que en su programa la había defendido mucho. A lo que la reina respondió: “Yo no lo veo porque a esa hora estoy acostando a las niñas, pero me lo cuentan”. Un momento. Analicemos la respuesta:

Está claro que Letizia no quiso reconocer en público que veía o había visto Sálvame en alguna ocasiones, pero ¿y esa excusa? Contando que Sálvame es un programa que se emite de 16 a 20 horas cada tarde, ¿la reina tarda cuatro horas en acostar a las niñas? ¿Qué hacen las pequeñas yéndose a dormir a las cuatro de la tarde? Suponemos que se refiere que se pierde el final del programa porque ya tiene a las niñas en modo 'venga pa’ la cama', pero sonar, suena raro. ¿Y el Deluxe? Los viernes a las diez de la noche esas niñas deberían estar ya en la cama, dejando tiempo libre para que sus padres puedan ver el PoliDeluxe de Suhaila y Lucía de Supervivientes. ¿Irían con Nacho Vidal o con Christopher? Eso es lo que le hubiésemos preguntado nosotros a la reina. Así de frívolos somos.

Jorge Javier no quiso insistir ya mucho más. Dejó que fuesen los demás los que hablasen con los reyes -Ana Rosa había interrumpido sus vacaciones a propósito y Mercedes Milá tenía cuerda para rato- y se quedó en un segundo plano. ¿La sensación que transmitió el viernes pasado? Agridulce. El presentador se quedó contento, le hizo ilusión, pero tal vez esperaba algún guiño de mayor complicidad. Un 'dile a Lydia que no llore tanto' o '¿y Rosa Benito? ¿De verdad la habéis echado?'. Que la reina está al tanto, lo sabemos. Ahora solo nos queda que se siente en Ana Rosa para contarlo todo. Porque, sí, en caso de elegir a alguien, sería Ana Rosa. Queda claro, ¿no?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba