Gente

Borja, Blanca y sus estrategias para pagar menos impuestos

La familia Thyssen acarrea problemas con Hacienda desde hace tiempo, lo que les llevó a vender su mansión de Suiza a comienzos de 2015 por 60 millones de euros. Ahora, a fin de evitar nuevos incidentes y pagar menos impuestos, Borja se trasladará a vivir a Andorra.

Tras el expediente que la ONIF (Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria) le abrió a Borja Thyssen para comprobar si éste realmente no debía tributar en España por poseer su residencia en Suiza, y otro posterior relativo a los ejercicios que tuvieron lugar entre 2011 y 2013, Tita accedió finalmente a entregarle dos cuadros que su hijo llevaba tiempo reclamando de un valor de alrededor de los 7 millones de euros. Pronto, la pareja formada por Blanca Cuesta y el heredero pensó en mudarse a Andorra, para pagar menos impuestos.

Sin embargo, las cosas cambiaron durante Semana Santa. Según informa El Mundo, la decisión parecía ser firme, porque incluso habían estado ojeando escuelas a las que poder llevar a sus niños allí, como El Sant Emergol o el Internacional del Pirineo, pero ninguna acababa de convencerles. También barajaron la posibilidad de trasladarse a Barcelona, que está geográficamente más cerca del Principado. No obstante, han optado por quedarse en Madrid Blanca y los niños, que ya han sido matriculados, como hasta ahora, el Colegio Americano de Madrid, de alto standing.

Borja Thyssen vivirá en Andorra en calidad de ‘residente sin actividad lucrativa’.

El que residirá en Andorra será su pareja sentimental, Borja, dado que de este modo, únicamente tendrá que pagar un 10% de IRPF frente al 44,5% madrileño o el 49% de Cataluña. Aunque siempre es duro separarse de la familia, Thyssen sólo tendrá que pasar 90 días (y no tienen por qué ser continuos) en Andorra para justificar su modalidad de estancia, la de ‘residente sin actividad lucrativa’, es decir, que su figura será la de aquel que realiza su actividad económica fuera del país a pesar de vivir en el Principado. Sumará parte de esa temporalidad de 90 jornadas a las vacaciones, ya que Cuesta y sus hijos irán a visitar a su padre con frecuencia y pasarán allí parte del verano.

A las ventajas hemos de añadir que para la obtención del título de ‘residente no lucrativo’, el individuo ha de asumir una inversión de al menos 400.000 euros en bienes inmuebles o en una sociedad andorrana, lo cual el heredero ya tiene remediado. A finales de febrero su madre compró dos propiedades en Andorra, concretamente en la lujosa urbanización de Can Diumenge por más de un millón de euros cada una, según figura en los portales inmobiliarios. Aun así, Borja tendrá que depositar 50.000 euros no remunerados en el INAF (Instituto Nacional Andorrano de Finanzas) y 10.000 por cada sujeto que esté a su cargo. Unas sumas de dinero que le compensan a la familia Thyssen con tal de obtener ventajas como pagar cinco veces menos de impuestos que lo que habrían de pagar si residieran en nuestro país.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba