Gente

Actores que cambian de peso por exigencias del guion

Algunos actores hacen de todo para conseguir un papel; se maquillan, se travisten y modifican cualquier detalle de su aspecto para meterse en el personaje y hacerlo lo más creíble posible. Halle Berry estuvo dos meses sin ducharse durante el rodaje de Fiebre Salvaje, para sentirse más identificada con su papel. Otros actores han subido o bajado kilos según las exigencias del guion. 

Chris Pratt

El último en sacrificarse por un papel ha sido Chris Pratt en Guardianesde la Galaxia. El actor es el nuevo superhéroe de Marvel y, para ello, hay que estar en forma. En cinco meses perdió 30 kilos, a base de mucho gimnasio y dejar de beber cerveza. Además, para el actor la pérdida de peso ha supuesto algo más que el papel en Guardianesde la Galaxia: “Estoy realmente orgulloso de haber perdido peso desde entonces para poder ser una elección. Ahora estoy compitiendo para papeles que nadie habría considerado para mí antes”.

Matthew McConaughey

DallasBuyers Club fue uno de los grandes estrenos cinematográficos del año pasado. A Matthew McConaughey su papel en la película le valió los premios más importantes y prestigiosos para un actor; un Oscar, un Globo de Oro, un premio del Sindicato de Actores y un premio de la Asociación de Críticos de Retransmisiones Cinematográficas. Perder más de 20 kilos para interpretar a un enfermo de sida le dio sus frutos.

Jared Leto

Jared Leto ha subido y bajado drásticamente de peso por exigencias del guion en varias ocasiones. La primera fue en Requiem por un sueño, donde perdió 25 kilos para interpretar a un adicto a las drogas. En 2007, siete años más tarde, llegó a engordar hasta 30 kilos para encarnar a Mark David Chapman en Chapter 27. El año pasado estrenó Dallas Buyers Club, para la cual perdió más de 20 kilos para interpretar a un transexual con sida. Al igual que Matthew McConaughey, el hambre pasada se recompensó a base de premios, alzándose con un Oscar y un Globo de Oro.

Christian Bale

El actor es el experto en Hollywood en transformaciones para adaptarse a un papel. En 2004 perdió 28 kilos -comiendo sólo una manzana y una lata de atún diarias- para El maquinista. Al año siguiente estrenó Batman, un papel para el que subió 45 kilosde masa muscular. En 2010 llegó The Fighter, una película que requería una gran pérdida de peso. Perder la figura que Batman le había dejado se compensó cuando ganó el Oscar, el Globo de Oro, el premio del Sindicato de Actores y de la Asociación de Críticos de Retransmisiones Cinematográficas al mejor actor de reparto.

Pero para Christian Bale no era suficiente. Volvió a recuperar musculatura para filmar la última película de la saga de El Caballero Oscuro para volver a perderla llegando a pesar más de 100 kilos en La gran estafa americana.

Gerard Butler

Para interpretar al espartano Leónidas en 300, Gerard Butler necesitaba la musculatura más trabajada que pudiese tener. Para conseguirla se machacó en el gimnasio durante cuatro meses. De sus músculos de espartano se ha rumoreado que están retocados por ordenador.

Jake Gyllenhaal

Brokeback Mountain es la película con la que Jake Gyllenhaal se dio a conocer -en ella tiene una figura normal-. En 2010 ganó 10 kilos para protagonizar la adaptación del videojuego Prince of Persia, un físico que consiguió a base de ejercicios acrobáticos, artes marciales y mucho trabajo físico. Después de ‘desinflarse’ y volver a su peso medio perdió más de 10 kilos para el thriller Nightcrawler.

Matt Damon

Matt Damon es otro de los actores que ha experimentado tanto subidas como bajadas radicales de peso por exigencias del guion. En 1996 perdió casi 20 kilos para interpretar a un médico del ejército en un pequeño papel en En honor de la verdad. En cambio, el papel en El soplón hizo que ganase 15 kilos de grasa. Para películas de acción como Invictus o Elysium engordó y definió su musculatura a base de mucho gimnasio.

Antonio de la Torre

En España también tenemos actores que se sacrifican por conseguir interpretar lo mejor posible sus papeles. Antonio de la Torre engordó más de 20 kilos para protagonizar a un gay que hace unos años gozaba de una forma física envidiable -convirtiéndose en estrella publicitaria de unas pastillas para adelgazar- y luego engordar. Su papel en Gordos dio como resultado una nominación al Goya.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba