Estilo

7 pasos para conseguir unos pies perfectos este verano

Si hay una parte de nuestro cuerpo que merece una atención especial en verano son los pies. Cualquier ‘outfit’ puede brillar o parecer de mercadillo según lo acompañemos de unos pies bien cuidados o del más ingrato abandono. Para empezar con buen pie por estas tempranas  y altas temperaturas elegimos los 10 pasos imprescindibles para que luzca con glamour tan ilustre parte de nuestra anatomía.

Primer paso: la hidratación diaria

Más que una rutina es casi una obligación. Los pies en verano sufren todo tipo de maltratos, asfaltos al rojo vivo, flipflops que torturan, sol, agua, cloro... todos nos llevan a un mismo destino, la deshidratación. El remedio, mantener los niveles de humedad y nutrición todas las noches con cremas específicas o bálsamos a base de aceites esenciales como el Révérence del gurú de la pedicura Bastien González, que combina aceites de salvia, lavanda y tomillo. Y si sois de los que preferís los remedios caseros, agua de rosas con un poco de glicerina y los talones quedarán como el culete de un bebé.

Segundo paso: la exfoliación

Tres veces por semana es necesario deshacernos de las células muertas que se acumulan en la piel de nuestros pies. La mejor manera de hacerlo es siempre después de un baño caliente y mejor con un scrub que no con una lima, es mucho menos agresivo y además el masaje para aplicarlo ayuda a restaurar la elasticidad de la piel.  Los productos con complejos marinos suelen ser los que más suavidad aportan. Nuestro favorito, el Sea Scrub Exfoliante para Pies de CND con cristales de cuarzo.

Tercer paso: un buen masaje

Aprovechando la hidratación, la exfoliación o el chantaje a tu churri, el masaje podal es uno de los mayores placeres que existe. Aparte de placentero el masaje nocturno es fundamental para recuperar el volumen en la planta de los pies después de todo un día con tacones, para calmar las zonas más conflictivas donde anidan las durezas y los callos, y de paso, para aliviar el estrés.

Cuarto paso: las uñas

Y ¿por dónde empezamos? Por las cutículas, siempre. Y sin miedo, aunque muchos crean que cortar las cúticulas es una atrocidad porque son defensas para nuestra piel, es leyenda urbana. Las cutículas se pueden cortar perfectamente,  y si se aplica un ungüento para uñas y cutículas que las hidrate, la eliminación será mucho más suave y sencilla. Una buena opción es la Lemon Butter Cuticle Cream de la marca Burt’s Bees, que además de cuidar la cutícula hidrata y saca brillo a las uñas.

Quinto paso: el nail art

Si sois de las que no pueden salir a la calle sin las uñas pintadas hay que estar muy al día con  las tendencias de la temporada. Un flúor a destiempo o un nude pasado de rosca puede acabar con nuestro fashion apparel. El rouge es una elección con la que nunca fallaremos y este verano, si va acompañado de unos taconazos animal print, el éxito está asegurado.

Sexto paso: una buena sandalia plana

Para trotar todo el día son un complemento que no puede faltar. Además de comodidad aportan un plus a ese estilo casual que tan socorrido es para el verano. Las sandalias joya son una buena opción y  dan un toque chic a nuestro atuendo. Nuestra elección siempre son las planas de Alma en Pena, esta marca 100 por 100 española es ya un referente cada verano con sus colecciones de calzado joya.

Séptimo paso: sigue la tendencia

Un poco de sacrificio siempre hay que hacer para ir monas y este verano, más que sufrir nuestro talón van a sufrir nuestros gemelos. Las lace up flats han llegado a nuestras vidas. Sandalias y bailarinas con cordones que se han convertido en el it shoe del momento. El modelo Leo de Isabel Marant será un must.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba