Estilo

En noviembre sé solidario, déjate bigote

Bigotes: largos, cortos, perfilados, salvajes, rococós, robustos… hay tantos estilos de bigote como hombres pueblan el planeta, pero durante el mes de noviembre que está a punto de comenzar esa línea de vello facial que nos crece sobre los labios se convierte, además, en un símbolo solidario en la lucha contra el cáncer de próstata y testicular. ¿Cómo? A través del movimiento Movember, que se celebra un año más para concienciar sobre estos problemas de salud masculina y ponernos a todos más guapos. Convertirse en un Mo Bro y ayudar a concienciar es muy fácil.

Si, como se dice, ya ha llegado el fin de las barbas, puede que este sea un buen momento para rescatar el bigote y darle un sentido más allá de la simple estética. Como cada año llega noviember y con él Movember, un movimiento que busca concienciar y recaudar fondos para ayudar a la lucha contra varios tipos de cáncer que afectan a los hombres. Para participar sólo hace falta dejarse crecer bigote, registrarse en la página del evento y recaudar dinero entre familiares y amigos. Los Mo Bros deben tener la cara perfectamente afeitada el 1 de noviembre. A partir de entonces, y durante todo el mes, se dejarán crecer “un acicalado bigote” con estilo libre, aunque ¡ojo! como recuerdan las normas, bigote y patillas no deben unirse porque eso se considera una barba. Asimismo, el bigote no puede bajar hasta la barbilla (o se convertiría en una perilla). La norma fundamental para los Mo Bros, más allá del bigote, es que “todos los Mo Bros deben comportarse como verdaderos caballeros” (aunque estamos seguros de que esto ya pasa durante todo el año, ¿verdad?).

De todos modos, las mujeres tienen mucho que decir sobre el bigote, y es que Movember no es un evento exclusivamente masculino (que nadie lea esta frase con maldad). Las Mo Sistas son mujeres que adoran los bigotes y se comprometen a aumentar la concienciación sobre la salud masculina. Vosotras podéis involucrar a vuestros amigos y familia creando un equipo Movember con el que participar, difundiendo el conocimiento sobre el evento y su relevancia, incluso celebrando una fiesta Movember para recaudar fondos.

No hay que olvidar una cosa: por mucho que sea divertido, por mucho que el bigote nos haga sentirnos como el nuevo Burt Reynolds… lo importante en Movember es aumentar la conciencia social sobre varios asuntos que afectan a la salud masculina y la visibilización de este asunto es fundamental. Un buen método para hacer de esta una acción exitosa es compartiéndola con el mayor número posible de personas: coméntalo en tu oficina, compártelo en redes sociales… cuanto más público sea tu ‘orgullo bigotil’, mayor será la recaudación.

Las donaciones a Movember pueden ser pequeñas, incluso de 5 euros, y con cada ayuda uno sabe que está destinando el dinero a programas que sirven no sólo para aumentar la conciencia, sino también para ayudar a hombres que han pasado por la experiencia de un cáncer testicular o de próstata. Además, la organización ofrece información detallada sobre cada uno de los proyectos financiados por Movember, por lo que los participantes saben a qué se dedica hasta el último de los céntimos por ellos recargados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba