Estilo

¡Qué desilusión! El estilismo de ABBA solo era por dinero

Los míticos ABBA son de nuevo noticia por confesar que sus estilismos no eran obra de la imaginación de su peor enemigo, ni de sus madres, ni de sus suegras… Era una válvula de escape para pagar menos impuestos. ¡Y luego dicen de los catalanes! Hasta este extremo llegan los suecos para evitar su fisco. ¿Lerdos? ¿Horteras? Para nada, sólo tacaños.

Siempre soñé con disfrazarme alguna vez con esos monos blancos de raso con gomas en la cintura y esas botas de drag queen que lucían AgnethaAnni-Frid en el vídeo musical de Mamma mía. En realidad, con lo que soñaba en secreto era con disfrazar a mi chico con alguno de esos monos de raso con los que… (Oh la la, al final vi mi deseo cumplido y mejorado en la gran pantalla) Pierce Brosnan surgió antes de los créditos en la peli homónima.

Es genial que en realidad siempre hayamos pensado que existía un  visionario creador de estos estilismos imposibles. Que había una mente entusiasta, super creativa, sin ningún pudor ni miedo al ridículo que daba en el blanco siempre para sorprender a los fans del acróstico capicúa (A-gnetha; B-enny; B-jörn y A-nni-Frid).

Parece que su ministerio de hacienda les permite desgravar la ropa de trabajo y si se demuestra que lo que llevas en tu actuación es simplemente eso: ropa que nadie se pondría si no fuera porque actúa en un grupo como ABBA. La ley sueca dice: Tienen que ser trajes fantasiosos, para el escenario, ropa con el logo de su empleador u otros atributos que los distingan completamente de la ropa del día a día.

La revelación está hecha dentro  del libro The Official Photobook que acaba de publicar Björn Ulvaeus. Por lo visto él mismo afirma que parecían unos tarados pero que era la única manera que tenían para desgravar. El estilismo debió de rechinar tanto a los inspectores suecos que se olieron la tostada y denunciaron a Björn de la Virgen del Puño acusándole de no declarar 10 millones de euros entre los años 1999 y 2005. ¡Infelices! Björn es mucho Björn… ¿No han visto cómo ha sido capaz de salir a cantar al escenario? Apeló y ganó y además les espetó en la cara: “Siempre he hecho lo correcto en cuanto a mis impuestos”. Que otra cosa sería “en cuanto a valorar la opinión de mis compañeros antes de salir al escenario…”

Han vendido más de 400 millones de discos y llevan disueltos más de 30 años y sin embargo Björn todavía no ha pedido perdón públicamente a las otras tres letras del grupo, A, A y B, por fingir que estaban estupendos con semejante vestuario. Ahora y a toro pasado se confiesa: “Honestamente, creo que durante aquellos años teníamos pinta de locos. No creo que nadie vistiera tan mal sobre un escenario como nosotros”.

Tampoco era tan horrible, Björn, algunos teníamos incluso fantasías y ahora… nos has disuelto el morbo con un golpe de impuestos. ¡Arggg!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba