Estilo

Los 10 bikinis más míticos del cine

Cualquier cinéfilo que se precie, con la llegada del calor y los baños en playas y piscinas, recuerda determinadas escenas en las que el bikini se convirtió en protagonista de la película. Aunque solo fuera un segundo, en algunos casos, o aunque la película se titulara precisamente así, el bikini ha servido a muchos diseñadores de vestuario para pasar a la historia con muy poca tela. Una buena elección de traje de baño de dos piezas puede convertir a la actriz en un mito erótico en un instante. Con las sufridas altas temperaturas que nos acompañan repasamos los diferentes tipos de bikinis que algunas de las actrices más deseadas y seguidas por su estilo han llevado en la gran pantalla.

Una de surferas, ¿cómo no? 

Kate Bosworth, Michelle Rodríguez y Sanoe Lake se pasaron casi toda la peli –que se estrenó en 2002, en bikini, así lo exigía el guión. Una historia de surferas que se enamoran, que superan sus miedos, que compiten… ¿Qué sería del verano sin ver una de estas? Sus bikinis eran de lo más normal, los que llevan las chicas de playa, combinados entre sí con o sin sentido, de aspecto gastado, con los que se sienten como si llevaran una segunda piel.

Orange is the new Black

Ese bikini naranja ha quedado grabado en las retinas de todo el que ha visto 007, Muere otro día. Cuando se estrenó la película en 2002, el bikini de la marca Eres que lució Halle Berry se vendía en establecimientos debido al éxito que había vivido en la pantalla. Desde luego, no llevaba el cinturón blanco con el cuchillo. La inspiración de la firma a la hora de crear este bikini naranja no es otra que el diseño que lució Ursula Andress en Dr. No (1962).

El eterno bikini blanco

El personaje Honey Ryder salió del agua del mar sin imaginarse que aquel instante del filme Dr. No pasaría por siempre a formar parte de la historia del cine –por ser un momento tremendamente sexy- y de la moda –por la revolución de este tipo de traje de baño-. No hay bikini más famoso que el que lleva esta chica Bond, la actriz Ursula Andress, acompañado del cinturón del que cuelga un cuchillo. “Este bikini me llevó al éxito. Como resultado de haber aparecido en Dr. No como la primera chica Bond conseguí la libertad para elegir mis personajes en el futuro y me independicé económicamente. Mi entrada en la película llevando ese bikini en una playa preciosa parece que se ha convertido en un momento clásico del cine y eso me convierte en una famosa chica Bond”, dijo Andress.

Cameron vs Demi

Los ángeles de Charlie, ál limite (2003) no será recordada por un gran guión o unas actuaciones de Oscar. Pero hay una escena en la que la batalla de bikinis (y cuerpazos) sigue siendo recordada aún doce años después. En un lado del ring, Cameron Díaz con sencillo bikini blanco de triángulos; al otro, Demi Moore con un modelo de encaje negro minúsculo.

Lara Croft

En 2001 Angelina Jolie pasó a ser Lara Croft para el universo. Y aunque pensar en esa película es recordar su larga trenza, los shorts, el ajustado top negro y las botas, hubo un momento sobre moto de agua en el que la mujer de Brad Pitt se pasa al bikini. No sorprende con el color, en negro, ni con el diseño (muy muy soso), pero es Angelina en bikini. No añado más. Solo podría superarla Brigitte Bardot. Oh, sigue leyendo.

The Girl in the Bikini

Brigitte Bardot en The Girl in the Bikini (1952) se enfrentó a las críticas feroces por aparecer en el cine luciendo tan poca ropa. En uno de sus primeros papeles, no contaba con más de 17 años, la francesa potenció la expansión mundial del bikini pese a los gustos, disgustos y religiones que se enfrentaban.  

El diario de Noah

Aunque el personaje de Rachel McAdams resultara irritante por momentos, en esta película que adaptó al cine una de las novelas de Nicholas Sparks en 2004, la moda de los cuarenta reclama su sitio. La época permite lucirse con vestidos ajustados en la cintura, sombreros, peinados muy favorecedores y bikinis como el blanco, rojo y gris de estampado geométrico de la escena de la playa, que conjunta con una diadema flor. Muestra las tendencias de las braguitas de talle alto de entonces, una que hoy en día ha regresado con fuerza.

Marilyn siempre tiene que estar, eso es así  

¿Crees que las instabloggers de moda son las primeras en llevar el bañador como si fuera lo más in? Busca Cómo casarse con un millonario (1953) en la que la gran Marilyn Monroe aparece con un bañador rojo con unas piedras preciosas en un lateral y también en el escote. No tenía tirantes y el escote llamaba la atención por las joyas, pero era más recatado –siguiendo las tendencias de la época- por su largo, casi de minifalda.

Un bikini para Lolita

Sue Lyon se convirtió en la Lolita Haze de la película Lolita dirigida por Stanley Kubrick.  La imagen en la que aparece con una pamela, gafas eyecat y un bikini de estampado tropical naranja es un clásico. Irresistible para el pobre Humbert Humbert de Nabokov. Elsa Fennel fue la supervisora del vestuario de Miss Winter by Gene Coffin en esta  película que le valió el Globo de Oro de1962 a Sue Lyon como la mejor actriz revelación. 

Y para cerrar los 10… 

Solo me queda un puesto, pero hay muchas candidatas… Podríamos citar a Selena Gómez y cía en Spring Breakers (más millenials, del 2012), a Jessica Alba con su bikini turquesa desparejado en Into the Blue (2005), o a Virginie Ledoyen en La Playa (2000), y muchísimas otras, pero llega Bo Derek y las deja sin su puesto. En el filme 10 (1979), la actriz luce un sencillo bañador en color nude de profundo escote que le sienta como un guante. Y que también se ha quedado como un momento inolvidable en lo que a escenas de playa en cine se refiere.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba