Estilo

Cómo lucir unos glúteos de infarto en 5 sencillos pasos

Cada vez tenemos la temporada de bikini más cerca, acechándonos con nuestro miedo a la celulitis y a unos glúteos flácidos. Pero este año nos hemos propuesto lucir un culo de infarto en la piscina y en la playa, porque vamos a empezar ya a prepararnos para el verano. ¿Te apuntas?

  • Cómo lucir unos glúteos de infarto en cinco sencillos pasos (Gtres).
    Cómo lucir unos glúteos de infarto en cinco sencillos pasos (Gtres).
  • Cómo lucir unos glúteos de infarto en cinco sencillos pasos: el trasero de Kim Kardashian (Gtres).
    Cómo lucir unos glúteos de infarto en cinco sencillos pasos: el trasero de Kim Kardashian (Gtres).
  • Cómo lucir unos glúteos de infarto en cinco sencillos pasos: el culo de Candice Swanepoel (Gtres).
    Cómo lucir unos glúteos de infarto en cinco sencillos pasos: el culo de Candice Swanepoel (Gtres).
  • Cómo lucir unos glúteos de infarto en cinco sencillos pasos: el mítico trasero de Jennifer López (Gtres).
    Cómo lucir unos glúteos de infarto en cinco sencillos pasos: el mítico trasero de Jennifer López (Gtres).

Las clínicas de cirugía estética lo han confirmado: cada vez hay más demanda de prótesis de glúteos. Pero no sólo se trata de aumentar la talla, sino también de levantar el culete, ¡lo queremos firme y en su sitio! Vamos, como el de Candice Swanepoel, Jennifer López, Beyoncé, Rachel Sanders o el de Kim Kardashian. Bueno, quizá el de ésta última es pasarse un poco, pero nos queda clara una cosa: tener culo mola.

Otra evidencia de que la moda de los glúteos enormes y firmes se ha afianzado en España son las medias y leggins push up. Para el invierno es un truco que está bien, pero en verano, con el bikini puesto, no se puede hacer trampa. Y como no tenemos el presupuesto de las celebrities para permitirnos unas prótesis discretas y bonitas, vamos a ponernos culo con estos cinco sencillos ejercicios. ¿Un trasero espectacular dentro de tres meses? ¡Allá vamos! Realiza cada día estos cinco ejercicios y tendrás el culo que siempre has soñado:

Sentadillas

Es el ejercicio que más odiábamos cuando nos hacían repetirlo hasta la saciedad en el instituto. ¿Por qué? Está claro: por el dolor. Todos hemos sufrido de agujetas alguna vez por culpa de las sentadillas, pero para tener un culo firme son imprescindibles.

Pero no vale hacerlas de cualquier forma: corres el riesgo de dañarte la espalda y que no te sirvan para nada. La forma correcta de hacerlas es con las piernas ligeramente separadas (al ancho de tus hombros) y desciende con la espalda recta, como si te fueras a sentar. 

Lo ideal es que te agaches hasta que tus muslos hagan una línea recta con el suelo, pero para aprender, enfócate en hacer bien el ejercicio antes que en llegar hasta abajo. Para no perder el equilibrio, puedes apoyar las manos en una silla o sujetar un par de pesas al frente.

Puntillas

Con un par de minutos al día andando por casa de puntillas notaremos una mejora considerable en nuestros glúteos. Andar como una bailarina los fortalecerá y los elevará. Pero no sólo eso: al caminar en esta posición también se fortalecen nuestros muslos y gemelos. 

Y si te cuesta caminar así, te proponemos otro ejercicio: separa los pies a la altura de los hombros, ponte de puntillas apretando los glúteos durante 30 segundos y baja los talones. ¡Repite el ejercicio en tres series de 30 repeticiones y verás qué culo!

Zancadas

Junto con las sentadillas, este es uno de los ejercicios elementales para darle fuerza a tu pompis. ¿Cómo hacerlo? Ponte de pie con las piernas juntas y las manos en las caderas. Adelanta uno de los pies a un metro más o menos (lo que viene siendo una zancada) y flexiona la rodilla en un ángulo de 90 grados. Mantén esta posición durante cinco segundos y vuelve a la posición original.

Para que las zancadas hagan su efecto, realiza cuatro series de unas diez repeticiones con cada pie.

Escaleras

Ya sabemos lo cómodo que es el ascensor, pero de cara al verano, si quieres lucir tu trasero de infarto tendrás que subir por las escaleras al menos una vez al día. Si vives en un bajo o en una casa sin escaleras, da igual, seguro que a diario te encuentras con alguna en el trabajo, en el metro o en casa de un amiga.

Y si te parece un ejercicio aburrido o le tienes demasiado odio a las escaleras, hazte con un step y móntate tu sesión de aerobic en casa. Tan solo tienes que guardarlo debajo de la cama o encima del armario cuando acabes. ¡No nos valen las excusas!

Perrito y puente

Además de las pautas que te hemos dado hasta ahora, para tonificar tus glúteos y darles fuerza, hay otros dos ejercicios básicos que no puedes dejar de hacer: levantar las piernas hacia atrás, en la posición del perrito (recuerda mantener la cabeza entre los hombros mirando al suelo, para colocar bien la espalda y no hacerte daño), y realizar el puente de cadera.

La posición del perrito es un clásico para fortalecer el culete. Nosotros te recomendamos que hagas cuatro series de diez repeticiones con cada pierna.

¿Cómo se hace el puente de cadera? Túmbate boca arriba con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies rectas a la altura de los hombros. Extiende los brazos a ambos lados del cuerpo con las palmas hacia abajo… ¡y arriba el culo! Levanta las caderas hasta que tu tronco forme una diagonal recta. Repite el ejercicio unas 30 veces.

Otros trucos

La sesión diaria de glúteos no te llevará más de 15 o 20 minutos. Pero para tenerlos bonitos además de fuertes, te revelamos dos trucos que harán de tu trasero un ‘culo 10’.  El primero de ellos es la exfoliación en la ducha y la crema hidratante después: queremos un culo bonito, suave y sin impurezas. El otro truco es que alternes el agua fría y el agua caliente con la finalidad de darle firmeza a tu piel.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba