Destinos

Como en casa y más barato que un hotel

Los hoteleros deben que estar que trinan porque la fórmula les está robando clientes a puñados. Se trata de instalarse como en casa en viviendas privadas del lugar elegido. Las hay por España o en la otra punta del mundo, más o menos lujosas, tanto con bicho como totalmente independientes y, además del ahorro durante las vacaciones, le permite también ganarse unos dineros a quienes disponen de una casa vacía o una habitación libre en la que alojar visitantes. Unas cuantas agencias facilitan la gestión online.

Desde un cuarto en casa de una familia de Atenas por 17 € la noche hasta un chalet de uso exclusivo en una estación de esquí suiza por 11.000 €. Ante semejante horquilla de modalidades y precios será raro no encontrar algo que encaje para la próxima escapada. Si reservar sólo una habitación en una casa habitada por sus ocupantes habituales resulta idóneo para los presupuestos más ajustados, elegir una vivienda totalmente independiente lo es más para quienes priorizan la intimidad a la economía. E igualmente, claro, para grupos de amigos o familias sobre todo con niños, que podrán utilizar todos los servicios de la casa para no andar comiendo y cenando obligatoriamente en un restaurante y dispondrán de mucho más espacio del que proporcionaría un anodino e impersonal hotel al uso.

Amén del muy probable y sustancial ahorro, la fórmula permite jugar a parecer más un local que un turista, ya que a menudo los propietarios surten a sus huéspedes con una lista de recomendaciones de primera mano, como harían con unos amigos de visita a su ciudad. Desde cómo llegar fácilmente a la casa desde el aeropuerto hasta qué hacer y qué evitar en la ciudad, dónde encontrar los mejores restaurantes del barrio o esa pastelería artesana a la que salir a comprar los croissants del desayuno.

A través de las siguientes agencias no será difícil elegir la próxima escapada y hasta anunciar la propia vivienda –o la que tiene vacía la abuela– para sacarse un dinerillo extra abriéndosela a los visitantes. Y todo –el pago, contratar un seguro de cancelación anticipada, solicitar una factura o alguna necesidad especial– puede hacerse cómodamente online. Basta entrar en sus web, seleccionar el destino al que se quiere viajar, decidirse entre los alojamientos que estén disponibles en las fechas que se precisen y contactar con el propietario. En cuanto éste confirme la reserva se podrá abonar con tarjeta y ultimar directamente con él cualquier detalle.

HouseTrip

Fundada en Suiza en 2009, tiene en cartera más de 230.000 viviendas en 15.000 lugares, incluyendo todas las grandes capitales europeas, que es de momento su principal radio de acción, aunque también proponen alojamientos desde China o Armenia hasta Suráfrica o la India, amén de unas 25.000 casas de vacaciones por toda España. Están más especializados que otros en Europa y en alojamientos totalmente independientes, a pesar de que también suman muchos que se alquilan por habitaciones.

Airbnb 

A punto de cumplir un lustro desde que fuera creada en San Francisco –de ahí que sobretodo en Estados Unidos sean imbatibles–, esta agencia propone alojamientos para todos los bolsillos en 33.000 lugares repartidos por 192 países. Tienen sede en una decena de ciudades, incluída Barcelona.

Homelidays

Sus destinos top 3 son Francia –donde nació la empresa–, Italia y España, aunque cuentan con más de 87.000 viviendas, tanto de alquiler completo como por habitaciones, en más de un centenar de países.

Wimdu

Con sede en Berlín, esta empresa nacida hace poco más de dos años bajo el lema 'Travel like a local' conecta a huéspedes y propietarios de unos 235.000 apartamentos, casas vacacionales y B&B de un centenar de países.

Más opciones

Only-Apartments, 9Flats, Homeaway, Flat-Club, Localo, Roomorama, OneFineStay (sólo en Londres y NY) o PandaBed (sólo en Asia).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba