Cultura

Cuatro voces femeninas actuales para revitalizar el rock

Siempre conviene dar breves repasos a novedades recientes o tendencias apuntadas o intuidas para tratar de ser conscientes de por dónde van los actuales tiros musicales. Y uno no puede dejar de observar el natural asentamiento de nuevas, o al menos jóvenes, voces femeninas que, partiendo del folk, amplían sus miras musicales hasta desparramar toda su sabiduría emocional en el rock, el blues, el soul… Apuntemos cuatro propuestas internacionales que merecen todos nuestros parabienes.

Courtney Barnett

Walter Salas-Humara, el líder de los americanos The Silos, compartía hace unos días un Twit en el que afirmaba que, tras haber visto en directo a Courtney Barnett, reconocía sentirse como un nuevo creyente. Y es que eso es lo que está consiguiendo esta joven de Melbourne, toda una legión de creyentes en ese rock de raíz puramente tradicional y al mismo tiempo lleno de rupturas propias del underground, con poso en las actitudes que el garaje-rock y el punk suponen a la hora de energizar unos sonidos eléctricos. Tras una serie de EP’s, desembarca ahora con su esperadísimo primer larga duración, Sometimes I sit and think, and sometimes I just sit, una directa patada a la primera línea del rock.

Laura Marling

La otra cara de la moneda, para hacer que la moneda esté en el centro de todos los comentarios y redacciones. Si Barnett supone la novedad rompedora, Laura Marling y su nuevo disco, Short Movie, se convierte en la confirmación del espléndido momento y valor de una cantautora como las de antes. Tanto, que en los últimos tiempos había dejado su Inglaterra natal para trasladarse a Los Ángeles y empaparse así de toda la tradición del folk-pop que prácticamente allí nació, a la vez que se acercaba a un espíritu más rock. Todo ello podemos disfrutarlo en un disco llamado a convertirse en una de las piedras angulares del rock, femenino o no, del presente año.

Natalie Prass

Como si cerráramos el triángulo abierto por una australiana y una inglesa, la norteamericana Natalie Prass acaba de debutar, tras algunos singles anteriores, con un disco homónimo grabado en 2012 pero publicado ahora. Y la verdad, no ha podido caer en mejores manos para destacar su melancólico sonido, entre el soul de ojos azules (música negra cantada por blancos) y el pop de melodías orquestadas, que en las de Matthew E. White y su estudio de grabación Spacebomb Records. Viejos amigos desde el colegio, White debutó hace tres años con un disco, Big Inner, abrumadoramente orgánico, rítmico y sensible, lleno de blues, gospel, funk y emoción. Y es ese mismo espíritu con el que ha tratado de acunar la preciosa voz de Natalie Prass.

Jolie Holland

La tejana Jolie Holland lleva a sus espaldas una carrea bastante más larga que las anteriores y su último trabajo, Wine dark sea, que fue publicado a mediados del año pasado, bien merece la pena aparecer en este somero listado como contrapunto a las otras tres voces. Siempre paseando entre la tradición musical de su país (blues, gospel, jazz, folk…) y de su Estado (ha homenajeado al inmenso trovador, ya desaparecido, Townes Van Zandt), pareciera que en este disco ha querido fundir su propio bagaje con la tradición de un rock más urbano, que lo mismo da cabida a la distorsión que ha ritmos de funk de garito humeante, para alcanzar un resultado magnético.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba