Cultura

Los trapos sucios del Greco

En plena celebración, queda espacio también para la revisión. La experta y conservadora Carmen Garrido concluye en un amplio estudio sobre la obra de El Greco que al menos 70 de las 140 obras que se le atribuyen las habrían pintado sus aprendices y colaboradores y no él mismo

Los trapos sucios del Greco
Los trapos sucios del Greco

En 2014 se cumple el sexto centenario de la muerte de El Greco, el artista más singular de los reinados de Felipe II y Felipe III. El programa incluye homenajes, pero también relecturas, como la que ha hecho Carmen Garrido, conservadora y directora emérita del gabinete de documentación técnica del Museo de Prado, quien prepara un amplio estudio sobre la obra del pintor. Según Garrido, al menos 70 de las 140 obras que se le atribuyen las habrían pintado sus aprendices y colaboradores y no él mismo.

Garrido presentará las conclusiones de su estudio en el Congreso Internacional de Historia de la Pintura de Época Moderna, que arranca en Lleida el próximo lunes 18 de noviembre en la Universitat de Lleida (UdL). Durante el encuentro, en el que Garrido impartirá la conferenciaLa materialidad plástica de El Greco, la conservadora presentará los resultados de su estudio sobre la técnica pictórica de Doménikos Theotokópoulos (1541-1614).

Este estudio se convertirá en un libro que llevará el título El Greco pintor, que el Museo del Prado editará con motivo del cuarto centenario de la muerte el artista. Se prevé que este estudio sirva, tras su presentación, como punto de referencia para poder discernir entre originales, réplicas, copias y falsificaciones del pintor.

El Greco... ¿o sus aprendices?

En el estudio, la investigadora fija un canon de 70 obras, entre las 140 catalogadas, que habrían salido directamente del pincel del maestro cretense. El resto serían obras de sus aprendices y colaboradores, como su hijo, Luis Tristán o Pedro de Orrente.

De la treintena de obras que cuelgan en el Prado, Garrido ha incluido en su estudio 20. Diez de ellas pueden atribuirse a El Greco.

Según ha comentado anteriormente Garrido, El Greco ejecutaba personalmente los grandes encargos mientras que sus ayudantes y su escuela se ocupaban de losmenos relevantes y de las múltiples versiones que le pedían. "Las telas son de la misma época. Los materiales son idénticos a los que él usaba: ¿Dónde está la diferencia?. En su talento único. Y ahí es donde hay que dar un diagnóstico”, explicó Garrido el diario El País. “El Greco pintó mucho. Más de un centenar de obras desaparecieron o están perdidas. Pero hay 140 de las que puedo decir que solo 70 han salido completamente de su mano. Las otras no son falsas, ojo. Son de su escuela, de su hijo, de sus aprendices... ".

De la treintena de obras que cuelgan en el Prado, ha incluido en su estudio una veintena. Diez de ellas -no ha especificado cuáles- pueden atribuirse a El Greco, pero no reúnen el grado de excelencia característico de su pintura. Al margen de las atribuciones totales o parciales, la investigadora ha asegurado que existen falsoss grecos, pero no en los grandes museos. “Se han movido en colecciones privadas. pero ese es un asunto que si siquiera ha traspasado el umbral de la puerta de un museo como el Prado”, declaró a la periodista Ángeles García.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba