Cultura

Ferran Adrià 'abre' otra vez ElBulli a las orillas del Támesis

Sorprendió en 2007, cuando fue invitado a participar en la Documenta Kassel. Entonces dejó a todo el mundo del arte boquiabierto –a unos del asombro, otros de indignación-. El cinco veces mejor cocinero del mundo repite, esta vez, con una exposición en la Somerset House londinense.

Exactamente 1.846 platos del cinco veces mejor cocinero del mundo se dan cita a orillas del Támesis; y no porque Ferran Adrià haya decidido reabrir El Bulli  justo cuando se cumplen dos años de su cierre, sino porque el centro cultural Somerset House, en Londres, le dedica -hasta el 29 de septiembre- una gran retrospectiva que lleva por nombre ElBulli: Ferran Adrià and The art of the Food.

Además de recorrer la historia del local desde su fundación en los años 60 hasta su cierre en 2011, la exposición - una adaptación de la muestra que acogió en 2012 el Palau Robert de Barcelona-  incluye un rincón dedicado al ya fallecido artista británico Richard Hamilton, fiel cliente y admirador del trabajo Adrià, con quien ya había trabajado en proyectos anteriores, como la edición monográfica que hizo la revista cultural Matador, en 2011.

Sobre El Bulli se han escrito 37 libros  y 200 documentales.  Es y ha sido uno de los grandes episodios gastronómicos –y culturales- de España. La pregunta sería, ¿se puede contar algo más? Pues así parece, o al menos así lo intenta esta exposición. Diseñada en una estructura de dos plantas, The art of the food empieza con un vídeo de los tres últimos minutos de El Bulli antes de su cierre. El audiovisual comparte espacio en la sala con  una reproducción gigante en merengue del "bulldog" de los propietarios de los años 60 que dio nombre al restaurante, realizada por el pastelero catalán Christian Escribà y su esposa Patricia Schmidt.

Sobre El Bulli se han escrito 37 libros y rodado 200 documentales. Ahora puede verse esta muestra, que viajará a Boston y Madrid en 2014.

En la otra sala, que alberga una selección de documentos y fotografías, la muestra da testimonio de la transformación de El Bulli: de sus inicios como un reputado restaurante de la costa catalana hasta sus tres estrellas Michelin y finalmente su culminación como centro mundial de la vanguardia culinaria, con Ferran Adrià a la cabeza.

El papel de la química como instrumento de precisión culinaria es explicado a través de distintos documentos aportados por el propio Adrià: bocetos dibujados a mano de los platos;  modelos a escala realizados en plastilina; los utensilios y herramientas empleados para desarrollar la "sferificación", la "encapsulación" o los "globos-nitro", y hasta el atuendo del personal. Incluso una cámara reproduce desde el techo la experiencia de sentarse en una de las mesas del restaurante para degustar una sucesión de platos.

Sin embargo, la mayor aportación de la exhibición es una  es una sala dedicada al que es el próximo proyecto del maestro gastronómico, la Fundación El Bulli, que a partir de 2015 se ubicará en Cala Montjoi en Roses (Girona), sede original del restaurante, una iniciativa que el propio Adrià se resiste a definir como un museo. Somerset House, uno de los más prestigiosos centros culturales londinenses, también aporta información sobre la Bullipèdia -el mayor archivo gastronómico por internet- así como detalles de lo que será el centro de experimentación de nuevos platos.

La mayor aportación de la exhibición es una  es una sala dedicada al que es el próximo proyecto del maestro gastronómico, la Fundación El Bulli.

En la exhibición aparece el testimonio de importantes  figuras de la gastronomía mundial como el danés René Redzepi, el italiano Massimo Bottura, el vasco Andoni Luis Aduriz y los tres hermanos artífices de El Celler de Can Roca, restaurante de Girona recién designado nuevo número uno del mundo. Sus voces arrojan luz sobre un personaje que ha sido, sin duda, alguien que se debate entre el arte a la cocina. No sólo porque sus creaciones supongan productos culturales, sino porque Adrià mismo se ha convertido en un icono del nuevo creador.  Ya ocurrió en 2007, con su invitación a participar en la edición de 2007 de la Documenta Kassel, una de las exhibiciones de arte contemporáneo más importantes del mundo. Muchos se llevaron las manos a la cabeza. ¿Un cocinero entre comisarios de exposiciones?

¿Quién es Ferran Adrià? Es la pregunta que queda tras esta exhibición. De momento, hay dos hechos irrebatibles que contestan esta pregunta: es el único español que figura en la lista de las cien personalidades del siglo XX elaborada por la revista Time y el cinco veces mejor chef del mundo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba