LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

El juez Andreu tumba de nuevo la treta de UPyD para llevar la 'mordida' de Rato al 'caso Bankia'

El abogado del partido había presentado en septiembre un escrito para que obrasen en la causa por la salida a Bolsa de la entidad el análisis de la ONIF que destapó la supuesta 'mordida' a cuenta de los contratos de publicidad al considerar que aquellas comisiones ayudaron "a la despatrimonialización de la propia entidad" y que, por tanto, "tienen una indudable relación". El magistrado lo rechaza al considerar que es el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid el que ya investiga estos hechos.

Imagen de archivo del juez Fernando Andreu, instructor del 'caso Bankia'.
Imagen de archivo del juez Fernando Andreu, instructor del 'caso Bankia'. EFE

De nuevo, "no". Esa ha sido la respuesta que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, ha dado a la petición de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) de incorporar al sumario del 'caso Bankia' diversos documentos sobre la 'mordida' supuestamente recibida por Rodrigo Rato de los contratos publicitarios de la entidad financiera. Así consta en un auto dictado este martes por el magistrado por el que rechaza el recurso que había presentado la formación política a la primera negativa de Andreu a practicar las diligencias que el pasado septiembre pidió la formación magenta. Entre ellos, se encontraban reclamar el informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) que destapó el supuesto amaño del contrato publicitario y los posibles 'emails' que intercambiaron el que fuera presidente de Bankia y su asesor, Alberto Portuondo. También pedía que declarasen ambos.

El juez acusa a UPyD de querer incorporar "de manera subrepticia" al 'caso Bankia' documentación sobre la 'mordida' recibida por Rato de los contratos publicitarios

El escrito del magistrado, de sólo folio y medio de extensión y al que ha tenido acceso Vozpópuli, incide en el argumento con el que ya rechazó el pasado 22 de septiembre por primera vez incorporar los documentos de la 'mordida': que ya existe un colega, en este caso el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, "investigando los hechos que, a través de las diligencias interesadas, pretende incorporar ahora, de manera subrepticia" el partido. Éste, que ejerce la acusación popular en el caso Bankia, no está personada en el sumario que indaga sobre el origen supuestamente irregular de la fortuna del que fuera exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar.

En el auto, Andreu incide en que UPyD asegura que con sus diligencias sólo pretende "determinar la posible vinculación con Rodrigo Rato de las mercantiles Publicis y Zenith", supuestas pagadoras de la comisión millonaria de la que el político presuntamente recibió 835.000 euros. Sin embargo, el juez recuerda que precisamente "éste, y no otro, es el objeto de la investigación" que dirige su compañero de los Juzgados de Plaza de Castilla. Por ello, concluye que aceptar la petición del partido magenta es una "duplicidad de actuaciones", algo vedado por la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que establece que "cada delito dará lugar a la formación de una única causa". Por ello, desestima el recurso de reforma de la formación política, que ya ha interpuesto el recurso de apelación para que sea la Sala de la Audiencia Nacional quien decida finalmente.

En plena inhibición del juez Serrano-Arnal

UPyD presentó el escrito el pasado mes de septiembre, cuando el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid ya había aceptado la petición de la Fiscalía Anticorrupción de inhibirse en la Audiencia Nacional, pero su colega Andreu aún no había tomado una decisión sobre si aceptaba la misma. Finalmente lo rechazó, pero el recurso de Anticorrupción ha llevado el asunto al Tribunal Supremo, que será finalmente el que decida que juez se hace cargo de la causa. En aquel escrito, el partido planteaba diversos argumentos para justificar la incorporación a la causa de la documentación sobre la mordida. El primero era que los contratos de publicidad sospechosos de haber servido para que Rato y su asesor Portuondo se embolsaran una comisión de 2 millones de euros ya obraban en la causa junto a la abundante documentación de Bankia que se ha incorporado en estos años. También recalcaba  que las actas de los consejos de la entidad financiera en los que se adjudicaron los mismos a Zenith Media SLU y Publicis Comunicación España SL también estaban "unidas a las presentes actuaciones" desde hace tiempo.

En este sentido, recordaba que el sumario de Bankia figuraba el acta del 24 de febrero de 2012 en cuyo punto sexto del orden del día se decidió adjudicar a ambas empresas el contrato por importe de 8,5 millones de euros que tenía por objeto "dar a conocer los valores sobre los que se asienta la marca Bankia en los meses de febrero-marzo 2012". UPyD también esgrimía una segunda acta, en este caso la de la reunión del Consejo de Administración celebrado el 15 de junio de 2011, en el que se recogía que una semana antes se había aprobado "por unanimidad" que Publicis y Zenith se iban a encargar de la campaña de publicidad de la salida a Bolsa por un importe de 15,3 millones.

Publicado "profusamente"

A partir de aquí, la acusación ejercida por el partido magenta recordaba lo que diversos medios de comunicación "han publicado profusamente" sobre el informe de la ONIF que destapó los supuestos pagos fraudulentos de las dos empresas de publicidad a Rodrigo Rato a través de una empresa del señalado como su asesor. En concreto, el escrito recalcaba que esos hechos "tienen una indudable relación con la presente causa" ya que, en su opinión, las mordidas que se embolsó el expresidente de la entidad "para su beneficio personal" habían colaborado "a la despatrimonialización de la propia entidad que presidía".

UPyD argumentaba que las 'mordidas' que cobró Rato "para su beneficio personal" colaboraron "a la despatrimonialización de la propia entidad que presidía"

Por ello, reclamaba que Rato volviera a ser citado  para declarar de nuevo como imputado, pero también que se interrogara a Alberto Portuondo, actualmente encarcelado. Incluso planteaba que acudiese a la Audiencia Nacional Juan Chozas, el directivo de Bankia que se encargaba de Medios y Recursos Humanos y "que figura en las actas de las reuniones del Consejo de Administración como la persona encargada del proceso de adjudicación de dichos contratos publicitarios". También reclamaba que acudan los representante legales Publicis y Zenith. Para preparar dichos interrogatorios, UPyD destacaba que era "necesario disponer de toda la información relativa a la contratación de las referidas empresas de publicidad".

En este sentido, pedía al juez que requiriese a Bankia "toda la documentación obrante en la entidad relativa a la contratación" de las dos empresas de publicidad, así como "copia de los correos electrónicos intercambiados desde la cuenta corporativa de Rodrigo Rato en BFA-Bankia con don Alberto Portuondo". También quería que se buscasen los email "relativos a la contratación de Publicis y Zenith" sin especificar emisor y destinatario. Finalmente, UPyD reclamaba que se librase un exhorto al Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid para que remitiera a la Audiencia Nacional el informe de la ONIF que destapó el supuesto pago de la comisión "así como cuanta documentación obre en la citada causa referida a dicha cuestión". De este modo, buena parte del sumario del 'caso Rato' se hubiera incorporado al sumario de Bankia aunque el juez Andreu finalmente no asuma su instrucción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba