Independencia de Cataluña Trapero tendrá que justificar su actuación contra la Guardia Civil y la Policía durante todo el 'procés'

Un nuevo informe policial de más 300 páginas, que incluye nuevos datos "relevantes", amplía la investigación contra el 'major' de los Mossos, que también tendrá que explicar sus decisiones al frente de la policía catalana el 1 de octubre.

Trapero entra a declarar a la Audiencia Nacional.
Trapero entra a declarar a la Audiencia Nacional. EFE

Un informe de la Guardia Civil de más de 300 folios, que en una "multitud" de carpetas incluye numeroso material de vídeo de la actuación de los Mossos d'Esquadra, aporta nueva información "relevante" de la actuación del major(jefe) de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, y de los otros tres imputados por sedición en la Audiencia Nacional, según informan fuentes jurídicas, que explican que también podría haber nuevos imputados.

Las mismas fuentes aseguran que el ministerio público, después de leer este viernes el documento de la Guardia Civil, se ha convencido de que la investigación contra Trapero no debe circunscribirse únicamente a los hechos que sucedieron el 20 de septiembre, frente a la Conselleria de Economía, sino que también se debería ampliar a los sucesos anteriores y posteriores que se han vivido en Cataluña.

Como por ejemplo, la Fiscalía considera que también deberían ser examinadas las directrices ordenadas por Josep Lluís Trapero a los mossos durante el 1 de octubre. En este sentido, los sindicatos de Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil denunciaron que el máximo responsable de la policía catalana había engañado a sus compañeros, al mismo tiempo que no habría cumplido las órdenes de la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

De esta forma, las organizaciones de los agentes consideran que Josep Lluís Trapero podría haber cometido, promoviendo la inacción de los Mossos d'Esquadra durante el referéndum del 1-O, un delito de desobediencia, además del mencionado de secesión, que prevé una pena de hasta 15 años de cárcel para los dirigentes que encabecen las protestas "tumultuarias".

Sin embargo, la decisión de ampliar el procedimiento la deberá adoptar la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, que este viernes rechazó suspender la declaración de Trapero y de presidentes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, pese a que el teniente fiscal, Miguel Ángel Carballo, le advirtió de que su testimonio, sin que los imputados dispusieran de todos los informes de la Guardia Civil, les podría provocar indefensión.

14 detenidos

Hasta el momento, Trapero y los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, están imputados por un delito de sedición únicamente por los hechos del 20 de septiembre, día en el que el juez de Barcelona Juan Antonio Ramírez Sunyer ordenó el registro de varias dependencias de la Generalitat de Cataluña, entre ellas la Conselleria de Economía. El magistrado también ordenó la detención de 14 personas, entre las que se encontraban los más estrechos colaboradores Oriol Junqueras, el consejero de Economía y Hacienda catalán.

Precisamente, la existencia de este nuevo informe de la Guardia Civil ha marcado la declaración de este viernes de Trapero en la Audiencia Nacional, pero también del resto de imputados. El ministerio público ha rechazado realizar preguntas vinculadas a estos nuevos datos, por lo que ha anunciado su intención de volver a reclamar a la jueza Lamela que cite a declarar a los cuatro imputados.

El ministerio público, siempre según fuentes jurídicas, considera que el testimonio de Trapero está "inconcluso", y eso ha motivado que el fiscal Miguel Ángel Carballo no reclamara a la jueza Lamela medidas cautelares para los investigados en el procedimiento. La Fiscalía se reserva la posibilidad de solicitarlas tras la nueva declaración.

En una nota de prensa, la Fiscalía ha advertido a los imputados que "velará porque en la nueva citación se aperciba a los investigados de que, en caso de no comparecer el día y hora señalados sin causa justificada, serán conducidos por la fuerza pública a presencia del juzgado".

No les avisaron

Por su parte, el major de los Mossos, Josep Lluís Trapero, defendió el viernes ante la jueza de la Audiencia Nacional que la actuación del cuerpo en el asedio a la Guardia Civil durante el registro a la Conselleria de Economía fue "correcta y necesaria" y denunciado que no se les avisó "con suficiente antelación".

Según afirma un comunicado de los Mossos d'Esquadra difundido tras su declaración, Trapero trasladó a la magistrada Carmen Lamela que, como no se les avisó con tiempo del registro del pasado 20 de septiembre, el dispositivo no se pudo planificar y eso "obligó a irlo adaptando en función de las circunstancias".

"La primera noticia que tuvieron los Mossos sobre la actuación policial de la Guardia Civil llegó a través de los medios de comunicación", afirma la nota en referencia al registro, que provocó protestas en la puerta de la Conselleria que no fueron contenidas, según la Fiscalía, con la diligencia necesaria.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba