España

Podemos cree que Susana Díaz al frente del PSOE sería un obstáculo para un gobierno del cambio

Podemos no quiere a Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía y líder de los socialistas andaluces, al frente del PSOE porque cree que con ella sería imposible llegar a un acuerdo para configurar un Gobierno del cambio.

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez durante su anterior encuentro en el Congreso el pasado 5 de febrero.
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez durante su anterior encuentro en el Congreso el pasado 5 de febrero. EFE

Si el acuerdo entre el PSOE y Podemos se presenta complicado a la vista de las imposiciones de unos y otros, mucho más lo sería con Susana Díaz al frente de los socialistas. Así lo sostiene la Secretaría Política de la formación morada, que dirige Íñigo Errejón, para la que “si (la lideresa andaluza) nos preocupa no es por el cargo orgánico que tenga o que aspire a tener, sino porque suponga un obstáculo para el Gobierno del cambio por ejercer presiones en el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso de los Diputados”. Los socialistas andaluces tienen 22 diputados en la Cámara Baja del total de 90 escaños que consiguió el PSOE el 20-D y Díaz se ha mostrado muy crítica con la posibilidad de alcanzar un acuerdo con Podemos desde el día después de los comicios.

El PSOE insiste en que su pacto con Ciudadanos sigue vigente y Podemos reitera que la única opción es un gobierno del cambio con IU y Compromís

La advertencia de Podemos se produce a dos semanas de que los aspirantes a la secretaría general del PSOE presenten sus candidaturas (11-14 abril) con la mirada puesta en el Congreso Federal previsto inicialmente para los días 21 y 22 de mayo, que la Ejecutiva pretende ahora posponer para no interferir en la constitución de un nuevo gobierno, y a un día de que su secretario general, Pablo Iglesias, se reúna con el de los socialistas, Pedro Sánchez, para intentar avanzar en la constitución de un gobierno del cambio.

La reunión se celebra cuando han transcurrido ya cien días desde los comicios del 20-D y la situación de bloqueo institucional hace prever la celebración de nuevas elecciones el próximo 26 de junio. El presidente en funciones, Mariano Rajoy, carece de respaldo para intentar siquiera sacar adelante su candidatura y el pacto entre PSOE y Ciudadanos no ha conseguido concitar nuevos apoyos para superar la frustrada investidura de Pedro Sánchez. Así las cosas, la entrevista entre el líder de los socialistas e Iglesias se antoja como la última oportunidad de superar el actual escenario político.

Diferencias insalvables.

El problema es que ninguno de los dos se mueve en las mismas claves que su interlocutor. Sánchez ya ha dicho que considera plenamente vigente su pacto con la formación de Albert Rivera y que su objetivo es sumar nuevas adhesiones o, en su defecto, conseguir la abstención de sus detractores, y ni lo uno ni lo otro parece sencillo de alcanzar. Antonio Hernando, portavoz parlamentario de los socialistas, ahondó ayer en esta idea en declaraciones a TVE. “Las coincidencias son muchas más que las diferencias”, señaló antes de reiterar que el acuerdo con Ciudadanos está vigente, aunque “se puede enriquecer y ampliar”. Para Hernando “las cesiones no son rendiciones. Si todos cedemos un poco y hacemos un esfuerzo por encima de nuestros egos y nuestras expectativas será posible llegar a un acuerdo, que es lo que está esperando todo el mundo”.

Pablo Iglesias, por su parte, reivindicará una vez más el gobierno de coalición con Compromís e IU, y pedirá a su interlocutor que aproveche sus buenas relaciones con Ciudadanos para pedirle que se abstenga. La formación morada descalifica el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos (“no hay ningún acuerdo que incluya recetas diferentes a las de Mariano Rajoy”, señala su Secretaría Política) y descarta la abstención si no fuera posible llegar a un gobierno de coalición. “No contemplamos la abstención. Sería una irresponsabilidad que cinco millones de votos por un cambio real en el país acabaran en una abstención a un acuerdo que reproduce las políticas de Rajoy (en alusión al pacto PSOE-Ciudadanos)”.

Que uno y otro hagan de la necesidad virtud dependerá que el encuentro  de ambos líderes mañana miércoles tenga continuidad con otras reuniones de los equipos negociadores de ambas formaciones. Sánchez e Iglesias conversaron por teléfono el pasado día 23 y acordaron verse este miércoles, ante la imposibilidad de hacerlo antes de las fiestas de Semana Santa. En su intercambio de pareceres ambos estuvieron de acuerdo en la necesidad de desalojar al PP del poder y se emplazaron para evitar una repetición de los comicios. A la vista de las posiciones de uno y otro, no parece fácil.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba