España

Los 'pinchazos' destapan que el PP de Rita destruyó documentación 20 días antes de su derrota electoral

Un informe de la Guardia Civil sobre las intervenciones telefónicas recoge cómo la entonces concejal María José Alcón explica a su marido, Alfonso Grau, que ha visto en el Ayuntamiento a miembros del partido destruir expedientes ante los malos resultados electorales que auguraban las encuestas y que ella quiere ir a hacer lo mismo.

  • La ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.
    La ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. EP
  • La ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.
    La ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. EP

Algo más que blanqueo. El resumen de las conversaciones telefónicas intervenidas por orden judicial en la 'Operación Taula' a la exconcejal del PP en Valencia María José Alcón apunta a que miembros del grupo municipal destruyeron "mogollón de documentación" los días previos a las elecciones del pasado 24 de mayo en el que los 'populares' perdieron la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Valencia. En varias llamadas entre la entonces aún edil y su marido, Alfonso Grau, quien fuera vicealcalde y actualmente imputado en el 'caso Nóos', la mujer asegura que ha acudido a la sede del Consistorio y "ha cogido un montón de expedientes y cosas personales". Sólo faltaban diez días para las citas con las urnas y los cargos municipales del partido ya comentaban que "las encuestas no son favorables".

La entonces concejal María José Alcón aseguró a su marido, Alfonso Grau, que un compañero de partido le había dicho que "estaba destruyendo mogollón de documentación"

Dicho documento policial, incorporado a la pieza separada del sumario del 'caso Imelsa' que investiga el blanqueo de 50.000 euros para financiar la campaña electoral de Rita Barberá en aquellos comicios, detalla el contenido de media docena de conversaciones telefónicas que Alcón y Grau mantuvieron el 4 de mayo de 2014. La primera se registra a las 14:22 y en ella, la entonces edil asegura a su marido que está en la puerta del despacho en el Ayuntamiento de Valencia de un compañero "y que va a entrar para hacer el paripé y que la vean un poco". En aquel momento, el matrimonio se encontraba enfrentado a la líder del partido en la ciudad, que había colocado a María José Alcón en el puesto 16 de la lista a las municipales, muy lejos de los que tenían asegurado salir elegidos. De hecho, la mujer se encontraba de baja por depresión y estaba medicada, según se refleja en varios momentos de las llamadas de aquellos días.

Media hora después se produce una segunda conversación teléfonica. En este caso, Alcón le asegura a Grau que ya está saliendo de la sede municipal y que "ha cogido un montón de documentación que era suya privada de... cosas". También le informa de que la va a llevar a casa. En el transcurso de la misma indica a su marido que ha saludado en su despacho a Alfonso Novo, portavoz 'popular' en el Ayuntamiento y ahora imputado por el supuesto blanqueo, al que le ha dicho una "bola" [mentira] referida a su estado de saludo. "Que está operativa y que va a trabajar, porque las encuestas no son favorables", recoge a modo de resumen el informe policial. También en esa conversación la mujer le asegura a Grau que quiere dar documentación a un tal Jesús –persona a la que no se identifica en el documento- "porque él lo tritura" y hace referencia a "cosas personales del préstamo de Cullera".

"Montón" y "mogollón"

Poco antes de las cuatro menos cuarto de la tarde, ambos vuelven a hablar por tercera vez por teléfono. Alcón le dice a su esposo de nuevo que está saliendo del Consistorio con "un montón de documentación". Grau la recrimina y la conversación se interrumpe poco después. No obstante, no pasan ni tres cuartos de hora cuando vuelven a hablar. De nuevo el tema es la documentación "privada", a lo que Grau le invita a ir al día siguiente a las nueve de la mañana "cuándo él va" para que "recoja lo que quiera de su despacho". En este caso, la entonces edil en funciones "le explica que ha estado en el despacho de Jesús y le ha dicho que estaba destruyendo mogollón de documentación". La Guardia Civil recoge que entonces María José le dice a su marido que le dijo a este compañero de partido que "también ella tiene que destruir" y recalca que "ha cogido un montón de expedientes y cosas personales". María José Alcón llega incluso a hablar de que "ha empezado a enredar más y a enredar más con papeles".

Alfonso Grau recogió a su mujer aquel 4 de mayo después de que ésta acudiera al Ayuntamiento de Valencia a recoger documentación "privada" y expedientes

La última conversación sobre este tema aquel día se produce a las 16:46. El que efectúa la llamada es Alfonso Grau, que ha quedado en ir a recoger a su esposa. Ésta, que se encuentra con una amiga, le pide que se encuentren a la puerta de un colegio. "María José balbucea y dice que se le ha dilatado el tema porque ha querido distinguir unos expedientes de otros", recoge textualmente el informe de la UCO. En ese momento, los agentes destacan que "se corta la comunicación". La última conversación que mantienen ambos ese día es ya a las 22:39. Sin embargo, en esa ocasión no hacen referencia en ningún momento a nada referente a documentación, expedientes o su supuesta destrucción. Veinte días después el PP perdía las elecciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba