España

José Villarejo responde a Vozpópuli: "No soy un comisario que comete graves delitos"

     

Con fecha 23 de marzo, el comisario José Villarejo ha dirigido a este diario la siguiente carta en respuesta al artículo publicado por nuestro editor, Jesús Cacho, el domingo 20 de marzo titulado “Periodistas, policías, putas… y jueces”. He aquí el texto literal.

En virtud del derecho de rectificación que me asiste y sin prejuicio de las acciones legales que pudiera ejercer, respecto a la noticia “periodistas, policías, putas… y jueces”, que usted personalmente firma, desearía puntualizarle lo siguiente:

Usted no puede decir que soy un Comisario que comete graves delitos, que además los realizo con el agravante de precio, cobrando 2 millones y que quedo impune porque un fiscal corrupto me protege y una jueza asustada, prefiere sobreseer para evitar que todo un “malote”, como usted me define, no la persiga.

Dice que tengo un “equipo de policías y abogados a las órdenes de banqueros y de postín” y sin embargo se cree a pie juntillas que sea personalmente yo, quien pinche a una sicópata, en lugar de mandar a uno de ese numeroso equipo que alega que tengo.

Imagino que por eso se ha inventado la cifra de 2 millones, para así justificar que ante tal volumen de dinero, tenía que ser yo no un delegado el autor de la fechoría.

Sí coincido con usted, en que no estoy conforme, aunque lo tengo que acatar, el auto que usted define como “carpetazo” de la titular del juzgado de instrucción nº 39 de Madrid a la causa abierta contra el empresario López Madrid (LM), a resultas de una denuncia presentada contra él por la sicópata dermatóloga Pinto, por un imaginario, esto es, inventado acoso sexual, amenazas y agresiones.

Una vez que su Señoría ha conocido el riguroso trabajo realizado por Guardia Civil, Policía nacional y por supuesto por la Fiscalía, deberá haber deducido testimonio, tal y como el informe del Fiscal lo solicitaba, por todo el cúmulo de falsedades con que intentó engañar al Sistema Judicial y no sólo sobreseer sin más, definiendo como contradicciones, lo que era un cúmulo de fabulaciones, todas ellas demostradas de manera irrefutable y fehaciente.

Lo que está totalmente acreditado es que no conozco a esa fantoche. Y está acreditado, por todos los informes de los dos cuerpos de seguridad del Estado, de las grabaciones de las cámaras, de los análisis forenses y de todas y cada una de las comprobaciones que se hicieron a su relato. Que es lo único que aporta contra mí, que dice que me conoce y que le visité y luego le apuñalé… y lo dice maravillosamente porque sabe, que nuestro ordenamiento jurídico otorga veracidad al testimonio de una mujer que se dice agredida y el imaginario agresor tiene que demostrar que es falso.

Afortunadamente existe una Guardia Civil y una Policía Nacional eficiente, que con el propósito de demostrar la existencia del inventado ataque, ha terminado demostrando que nunca existió. La misma Guardia Civil y Policía que ha terminado con su trabajo abnegado e independiente auxiliando a la Justicia a sentar en un banquillo a una hija y hermana de Reyes. Crees que conmigo habrían tenido más benevolencia, si hubiera conseguido la más mínima prueba de las mentiras de esta dermatóloga farsante?

Y ni LM “contrató mis servicios”, ni me presentó Granados. Lo hizo un vecino y solo me pidió consejo ante una situación de acoso y me limité a recomendarle que por muy delicada que fuera la situación, debería denunciar y por supuesto no hizo caso, al menos en el tiempo que yo le conocí, esto es a finales de 2013. No volví a saber de dicho sujeto, aunque por la prensa conocí que al cabo de un año o así, sí denunció.

No puede afirmar que he cobrado 2 millones por cometer un delito y que no le pida que rectifique rotundamente, o diga dónde está ese dinero, que en un momento de crisis no vendría mal.

Cuando ha reproducido la comparecencia de los policías ante el imaginario ataque que fingió la sicópata, debería también, haber mencionado, que el pobre hijo no vio nada, porque su madre había abierto el maletero y solo dice que oyó. Y que esta indeseable, obligó a su hijo escribir los fingidos anónimos, tal y como ha quedado acreditado.

Un informe muy concienzudo desmonta el falso ataque, ya que dice que le abrieron la puerta trasera y tiene seguro que se cierra automáticamente y la cámara de esa calle, que certifica que a la hora que dijo no ocurrió nada.

Es también rigurosamente falso, que en la rueda de reconocimiento, la doctora y su hijo me habrían identificado. Solo hay un diligencia hecha por un comisario que siendo destituido, al pensar que era por mí, llamó a la dermatóloga y le enseño una antigua foto mía y le pidió que me identificara. Lo hizo él solo, sin nadie que diera fe de ello y por esa actuación ilegal ha sido expedientado.

Sabe perfectamente que es falso, que jamás he cobrado por mi actuación en mi condición de policía y por tanto, tendría que querellarme con todo el dolor de mi corazón, si no rectifica con total rotundidad esta gravísima acusación.

Respecto a mi supuesta fortuna, ya me gustaría que fuera tal y como comenta, no vale solo contar el valor de las empresas familiares, también hay que restar el sinfín de hipotecas que las atenazan. Y usted mejor que nadie, sabe que estuve diez años fuera y que jamás a mi vuelta ejercí como policía al uso, nunca nadie supo que yo había vuelto a estar en activo, status que se me dio solo para dar más valor a mis informes.

Nunca tuve destino abierto al público, nunca participé en concursos y/o adjudicaciones vinculadas con el M. Interior y por tanto, jamás existió relación entre actuaciones profesionales policiales con la gestión de mi patrimonio familiar.

Sobre el “informe PISA” que insinúa de mi autoría, me duele que algo que usted mismo describe como bodrio “plagado de recortes de prensa y falsamente atribuido a la UDEF”, pueda pensar que estoy detrás de su confección. No puede alabar mi alto nivel, capaz incluso de eludir la justicia en agresiones claras al tiempo de atribuirme algo que, por lo que he leído en prensa, no parece muy elaborado que digamos.

Coincido finalmente en que “hay una relación causa efecto existente entre la publicación de unos mensajes muy comprometedores de la reina Leticia en apoyo de LM y las denuncias entre este sujeto y la dermatóloga loca”. Debe saber, usted que está tan bien informado, que hay una denuncia por revelación de secretos, contra la tal Pinto, su abogada y creo que se extenderá a un antiguo Fiscal, ahora reconvertido en abofado, por haber filtrado ellos esos mensajes.

Quiero que sepa que se filtraron los SMS días después de que la jueza sobreseyera el tema. Posiblemente como maniobra de distracción para una noticia tan serie, se oscureciera con la bronca de los mensajes. Pero para su tranquilidad le diré que no es el único que ha picado con la maniobra.

Gracias por reproducir esta carta

José Villarejo. Comisario CNP

Nota de la redacción

Con fecha de 1 de abril de 2016, la abogada de Doña Elisa Pinto ha dirigido a este diario la siguiente carta en respuesta al artículo publicado por el día 25 de marzo titulado 'José Villarejo responde a Vozpópuli: "No soy un comisario que comete graves delitos'. He aquí el texto literal de la misma: 

Por medio de la presente carta, y sin prejuicio de ejercer las acciones legales que pudieran correspondernos, le solicito una rectificación a las informaciones que viene publicando el medio periodístico que usted dirige, con respecto a la carta publicada bajo el link http://vozpopuli.com/actualidad/78352-jose-villarejo-responde-a-vozpopuli- no-soy-un-comisario-que-comete-graves-delitos.

He tenido ocasión de leer la citada carta publicada el pasado día 25 de marzo, dirigida a su diario en fecha 23 de marzo por el comisario José Villarejo en respuesta al artículo titulado “Periodistas, policías, putas… y jueces”, publicado por su editor Jesús Cacho el domingo 20 de marzo.

Debo comunicarle que, como abogado de Dª ELISA en los procedimientos penales a los que hace referencia, que mi representada se siente enormemente disgustada por los términos e intención de la citada carta en la que se vierten adjetivos ofensivos hacia su persona que, amén de retratar a quien la suscribe, no aportan nada a su reclamación y atentan contra la fama y buen nombre de mi clienta tanto en el ámbito profesional como personal.

Dado que esta parte no ha tenido intervención, ni responde, de los artículos publicados por el sr Cacho u otros medios de comunicación, como tampoco hemos tenido intervención en el filtrado de información a los medios que se viene sucediendo, desde el mes de diciembre de 2014, en claro perjuicio de mi representada y beneficio de otras partes en el proceso.

Sin entrar a valorar la relación entre la evolución de la causa y los mensajes publicados con la reina, ni verter acusaciones falsas sin sentido, queremos dejar bien claro que la publicación de dichos mensajes sólo ha perjudicado a ésta parte a quien se ha negado el volcado del teléfono del señor Lopez Madrid que veníamos solicitando desde el mes de enero, en beneficio de otras partes implicadas que se habían negado a que nos entregaran dicho volcado.

Exigimos una rectificación pública, clara y contundente mediante la retirada de su publicación de la carta de referencia, que en su caso deberá ser corregida eliminando los insultos hacia la persona de Dª ELISA y, nos permitimos recordarle que al margen de las reclamaciones que pueda hacer el Sr Villarejo al sr Cacho, es dentro del procedimiento penal donde el sr Villarejo deberá defender sus intereses, respetando en todo caso las formas y la dignidad de cualquiera que sea parte en él, bien sea en el ejercicio de su profesión de abogado o en el ejercicio de cuantas acciones le correspondan legalmente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba