Referéndum en Cataluña La Generalitat cambia de planes y permite votar en cualquier colegio y sin sobre

El Gobierno catalán ha cambiado las reglas de juego a 45 minutos del inicio del referéndum y permitirá votar en cualquier colegio electoral sin necesidad de utilizar sobres. Los Mossos d'Esquadra mantienen una actitud pasiva y no clausuran los centros ni retiran las urnas. 

El Govern implanta un censo universal para poder votar en cualquier colegio
El Govern implanta un censo universal para poder votar en cualquier colegio EFE

La Generalitat ha implantado por sorpresa un sistema electrónico de censo universal para que los 5.343.358 catalanes convocados al referéndum ilegal de este domingo puedan votar en cualquier colegio electoral. Así lo ha anunciado en rueda de prensa el consejero de Interior, Jordi Turull

Dado que parte de los locales electorales no están abiertos, la Generalitat permitirá votar sin necesidad de emplear un sobre y con la papeleta doblada -que puede haber sido imprimida en casa-. "Habrá un doble check de comprobación para asegurar que nadie vota dos veces, lo que hará el proceso más largo", ha puntualizado Turull.

Bastará con acudir a cualquiera de los centros de votación que estén abiertos con el DNI o el Pasaporte para poder ejercer el sufragio. "Hemos podido superar los obstáculos y fabricar de nuevo el material incautado, pero no hemos podido fabricar nuevos sobres", ha justificado después el portavoz de Interior del Govern. "Podremos celebrar el referéndum; no como hubiéramos querido, pero podremos celebrar el referéndum con garantías", ha concluido.

Por su parte, las patrullas de los Mossos d'Esquadra que debían comprobar por orden judicial que los colegios estaban cerrados y desalojados a las 6 de la mañana, están limitándose a dejar constancia de que hay concentraciones de personas para, posteriormente, abandonar el lugar sin retirar las urnas.

En las actas que elaboran los agentes especifican los motivos para no cerrar los colegios: negativa a desocuparlos de los allí presentes; presencia de personas vulnerables; posibilidad de alteración del orden público; e imposibilidad de entrar al centro.

El colegio electoral donde debía votar el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha tenido que ser trasladado a otro local de la localidad barcelonesa de Sant Vicenç dels Horts dado que sus puertas han amanecido selladas con silicona.

La reacción del Gobierno no se ha hecho esperar. "Por primera vez en la historia mundial de las elecciones se cambian las normas de votación a 45 minutos de que esta comience, con el único objetivo del forzar el resultado de la misma. Si el 6 y 7 fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral", apuntan fuentes de Moncloa. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba