España

La conexión de Matilla con Moncloa le blinda en su puesto en la CNMC

El mandato del consejero finalizó a principios de septiembre, pero Moncloa ha decidido mantenerle en su cargo, a pesar de que desde la CNMC se sospecha de que su antigua vinculación con Telefónica, aireada por 'Vozpópuli', puede haber afectado a su independencia en la toma de decisiones. García Matilla ha sido asesor durante su carrera de varios altos cargos del PP.

El consejero de la CNMC, Eduardo García Matilla
El consejero de la CNMC, Eduardo García Matilla Vozpópuli

El mandato de Eduardo García Matilla en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia finalizó el pasado septiembre, pero el Gobierno ha decidido mantenerle de forma provisional en el cargo a pesar de las dudas existentes en el seno del organismo regulador sobre si su antiguo vínculo profesional con Telefónica ha podido condicionar su toma de decisiones sobre el sector de las telecomunicaciones. Fuentes conocedoras de la trayectoria profesional de García Matilla inciden en que el consejero ha ejercido de asesor de forma continuada de varios altos cargos del Partido Popular, algunos con un gran peso específico en Moncloa. Esto benefició su llegada a Competencia, a pesar de su reconocido desconocimiento sobre alguno de los campos sobre los que tiene que actuar. Y esto explica, en buena parte, que el Ejecutivo no se haya pronunciado sobre la situación que se ha creado en la CNMC a consecuencia de la revelación de las líneas más polémicas del currículum de García Matilla.

García Matilla dio cursos a dirigentes y exaltos cargos con gran influencia en el Partido Popular

Vozpópuli reveló el pasado julio que García Matilla ocultó a la CNMC y al Parlamento que entre 2005 y 2009 cobró más de un millón de euros de Telefónica a través de Corporación Multimedia S.A., la empresa que dirigió durante casi dos décadas. Este medio también detalló su antiguo vínculo empresarial con uno de los presuntos conseguidores de la Trama Púnica, José Antonio Alonso Conesa. Tras la publicación de estas informaciones, el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, inició una ronda de consultas -que sigue en curso- para determinar el daño a la independencia del organismo que ha podido causar el que hayan trascendido estas polémicas líneas del currículum del consejero.

Este periódico ha podido saber, a través de sus antiguos socios, que una de las actividades que realizó García Matilla durante su permanencia en Corporación Multimedia es la de formación de portavoces y que en esos cursos participaron algunos de los dirigentes y exaltos cargos con más influencia en el Partido Popular. En las clases, a las que acudieron algunos miembros del actual Gobierno y que estuvieron dirigidas por varias personas vinculadas a la empresa de García Matilla, se adiestraba a los asistentes sobre las mejores formas de hacer llegar sus mensajes a los ciudadanos. En ese periodo, entabló una estrecha relación con rostros tan influyentes en el gabinete de Mariano Rajoy como Pedro Arriola, señalan estos informantes, que añaden que entre las personas que han recibido este tipo de asesoramiento se encuentra Soraya Sáenz de Santamaría.

Corporación Multimedia en las cuentas del Partido Popular

El nombre de Corporación Multimedia S.A. también aparece en la contabilidad del Partido Popular, al menos, entre los años 2000 y 2009. La cuenta en la que figuraban las operaciones entre esta empresa y el partido (la 410.074) presentó su mayor saldo en 2004 (56.998.90 euros), cuando Álvaro Lapuerta ejercía de tesorero del partido. Vozpópuli se ha puesto en contacto en varias ocasiones con el consejero para tratar de aclarar este vínculo, pero ha rehusado atender a este medio.

Esta empresa se extinguió oficialmente el 1 de abril de 2014, después de que sus administradores decidieran iniciar en 2010 un concurso voluntario de acreedores que culminó con su cierre, tal y como figura en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Hasta entonces, prestó servicio a diversas compañías y Administraciones públicas de "investigación de audiencias y modelos de negocio audiovisual". García Matilla y sus socios también organizaron los citados cursos de formación de portavoces en los que, además de altos cargos políticos, también participaron algunos conocidos empresarios.

Una empresa del consejero de la CNMC aparece en la contabilidad Popular entre los años 2000 y 2009

La llegada de García Matilla a la CNMC se produjó, por tanto, con su antigua empresa en fase de liquidación. Su estancia en el regulador debió terminar en septiembre, junto a la de los consejeros María Ortiz y Diego Rodríguez. Pero el Gobierno aún no ha tomado una decisión sobre su futuro y todo apunta a que su relevo o renovación no se oficializará hasta principios de 2016, tras las elecciones generales.

En este contexto, se mantiene abierta en el seno de Competencia el análisis sobre el efecto que pueden haber causado en sus decisiones las antiguas actividades profesionales de García Matilla, si bien se ha descartado que haya incumplido la normativa que regula este organismo.

El Ministerio de Economía no se ha pronunciado sobre este asunto. Tampoco lo ha hecho de forma explícita Marín Quemada. Ahora bien, el pasado 8 de octubre aseguró que las personas que forman parte de este organismo deben ser "capaces y del máximo nivel", lo que fue interpretado como un dardo hacia algunos consejeros cuyas actuaciones han sido puestas en tela de juicio en los últimos meses en la propia CNMC. Y entre los miembros sobre los que existen dudas se encuentra García Matilla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba