España

Pedraz imputa a la cúpula de ETA de los años 90 por el asesinato de Gregorio Ordóñez

Para admitir a trámite la denuncia presentada por Consuelo Ordóñez, el juez se ha basado en un informe de la Jefatura de Información de la Guardia Civil que aporta, según el instructor, fiables y verosímiles indicios de la participación de los imputados en la decisión de matar a Gregorio Ordóñez. 

Consuelo Ordóñez, víctima del terrorismo.
Consuelo Ordóñez, víctima del terrorismo. EFE.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha admitido este martes a trámite la denuncia que presentó la víctima del terrorismo Consuelo Ordóñez, hermana del teniente de alcalde del PP Gregorio Ordóñez asesinado a manos de ETA en 1995 en San Sebastián, contra los etarras Ignacio Gracia Arregui, José Javier Arizcuren Ruiz, Mikel Albisu Iriarte, Julian Achurra Egurola y Juan Luis Aguirre Lete como integrantes del "comité ejecutivo" de  la banda terrorista en la época en que tomó la decisión de asesinar al entonces líder del PP en Guipúzcoa.

En un auto notificado este martes, el juez Pedraz ordena dar traslado de la denuncia a los imputados para que se personen en la causa y conozcan los hechos que se les atribuyen. Para admitir a trámite la denuncia, el juez se ha basado en un informe de la Jefatura de Información de la Guardia Civil que aporta, según el instructor, fiables y verosímiles indicios de la participación de los imputados en la decisión de matar a Gregorio Ordóñez.

En la resolución, el magistrado describe el funcionamiento piramidal y jerárquico de la banda terrorista ETA, en donde su cúpula o comité directivo asume todas las funciones directivas "de forma que no hay nada que esa cúpula no controle, impulse o dirija, como órgano encargado de que se cumplan las líneas estratégicas de la banda criminal", ostentando así mismo sus miembros la categoría de dirigentes y responsables de los principales "aparatos" del grupo, incluido el militar".

Lograr una negociación

En el caso concreto del asesinato de Goyo Ordóñez, como lo llamaban sus seres queridos, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 1 de la Audiencia Nacional recuerda que tras la caída de la cúpula de ETA en Bidart (en el País Vasco francés) la banda necesitaba recuperarse del aquel éxito policial, iniciando una nueva estrategia que pasaba por atentar contra militantes y dirigentes del PP y del PSOE "tratando así de desestabilizar al Estado y lograr una hipotética negociación". 

El auto del juez relata cómo fue Arizcuren Ruiz, alías Kantauri, quien se reunió en octubre o noviembre de 1994 en La localidad francesa de Bayona con el etarra Valentín Lasarte (condenado ya por estos hechos) para  ordenarle el asesinato del popular Gregorio Ordóñez.

En esa "estrategia de desestabilización" por parte de ETA los ahora imputados formaron parte del "comité ejecutivo" de la banda desde mediados del año 1992, tras la caída de Bidart y seguían integrando la cúpula cuando fue asesinado el entonces teniente de alcalde de San Sebastián y, por tanto, habrían participado en la toma de aquella decisión, " el comité ejecutivo decide, coordina, selecciona los objetivos, envía la información, entrega el material necesario para atentar, designa genéricamente el objetivo y ordena expresamente llevar a cabo el atentado". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba