España

Carmena retira a Mayer la responsabilidad del plan de memoria histórica pero no la destituye

La portavoz de Cultura del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Isabel Rosell, consideró este lunes que la alcaldesa no cesa a la delegada de Cultura, Celia Mayer, aunque "no se fía" de ella para "evitar una revuelta del ala radical de su equipo".

La concejal Celia Mayer.
La concejal Celia Mayer. EFE

La concejal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ha sido retirada de la aplicación del plan de memoria histórica de Madrid, después de los últimos escándalos sucedidos en el Consistorio, como la detención de dos titiriteros por presunto enaltecimiento del terrotismo ante niños y el derribo sin avisar de varios monumentos considerados "franquistas". La responsabilidades de Mayer pasarán al coordinador de Alcaldía, Luis Cueto, si bien la actual concejal de Cultura no será destituida y continuará en su puesto. Esta es una de las conclusiones contenidas en el informe del área de Gobierno de Cultura y Deportes para los grupos municipales, al que ha tenido acceso Efe, que justifica el cambio en el objetivo de "involucrar más intensamente a las diferentes áreas del Ayuntamiento" en la aplicación del plan.

En este informe, el Ayuntamiento de Madrid avanza además que se ha formalizado la contratación de Paula Foulkes (directora adjunta del Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid) como vocal asesora de la Alcaldía para el área de Gobierno de Cultura y Deportes. El Ayuntamiento, tal y como avanzó la alcaldesa, Manuela Carmena, nombrará un comisionado para la aplicación del plan de memoria, que estará adscrito a la coordinación general de la Alcaldía y que rendirá cuentas y dará información a los grupos municipales a través de la Presidencia del Pleno, dependiente de Mauricio Valiente, quien también coordina el plan de derechos humanos del Ayuntamiento.

En un primer momento, la delegada del área, Celia Mayer, anunció que ese plan correría a cargo de la cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense, pero, según indica el Ayuntamiento en el informe, los contactos para que esos trabajos pudieran ser objeto de un contrato menor "no han llegado a buen puerto" y esa entidad, "ante la polémica habida sobre la existencia y autoría de distintas listas de calles cuya eliminación parecía proponerse, renunció a la firma del contrato". El Ayuntamiento de Madrid tuvo que reponer tres vestigios franquistas que ordenó retirar Celia Mayer, entre ellos el de ocho frailes carmelitas, al asumir que los hitos se retiraron de su emplazamiento sin mediar el necesario acto administrativo, después de las críticas del PP, Ciudadanos y el PSOE por los errores de Mayer por la aplicación de la memoria histórica.

Madrid tuvo que reponer tres vestigios franquistas que ordenó retirar Celia Mayer al asumir que los hitos se retiraron de su emplazamiento sin mediar el necesario acto administrativo

Este informe, que se abordará en una reunión esta tarde con los grupos municipales, contiene otros cambios en el área que dirige Celia Mayer como la creación de la figura del director general de Programación en Madrid Destino "que mejore las capacidades de la empresa". Estas modificaciones están relacionadas con la remodelación del área que anunció la alcaldesa, Manuela Carmena, cuando todos los grupos municipales, incluido el PSOE -que apoyó su investidura- solicitaron la dimisión de Celia Mayer por sus errores en la programación del Carnaval, que se sumaron a los cometidos en la retirada de los vestigios franquistas.

El espectáculo de Carnaval, programado en horario infantil, escenificaba acciones violentas como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía o la violación de una monja y se exhibió una pancarta con el lema "Gora Alka-Eta", por la que dos titiriteros permanecieron encarcelados por supuesto enaltecimiento del terrorismo. El Pleno municipal del mes de febrero estaba llamado a votar una proposición del PP que solicitaba el "cese inmediato" de la delegada de Cultura que finalmente se aplazó -con los votos a favor del PSOE y Ahora Madrid- para, antes de tomar en consideración esa propuesta, elaborar informes sobre la gestión de Celia Mayer y plantear cambios en el área.

La portavoz de Cultura del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Isabel Rosell, consideró este lunes que la alcaldesa no cesa a la delegada de Cultura, Celia Mayer, aunque "no se fía" de ella para "evitar una revuelta del ala radical de su equipo". Ahora Madrid consiguió sacar adelante en el último pleno que se dejara para la siguiente sesión la cuestión de la contratación en el área para debatirlo "con una base informada". El PP tildó de "cacicada antidemocrática" la decisión de posponer un mes la propuesta de reprobación a la delegada Mayer.

La edil del PP Isabel Rosell ha criticado que las medidas de Carmena para resolver los "errores" del área de Cultura son "un asalto a las competencias" de Mayer y que no la cesa, aunque "no se fía" de ella, porque abriría "una guerra en el equipo de Gobierno", "una revuelta del ala radical de su equipo". El PP lamenta que Carmena "anteponga los intereses políticos de Ahora Madrid a la cultura de la ciudad porque no quiere o no puede cesar a Mayer, para evitar así una revuelta interna del ala más radical de su equipo de gobierno". Rosell cree, por otro lado, que la alcaldesa "sí ha desautorizado a Mayer".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba