Economía

La patronal catalana “dice basta”: exige al Govern no dar “ni un paso más” hacia la independencia

Foment del Treball Nacional ha expresado su “máxima preocupación” por el éxodo de empresas de Cataluña, que es un reflejo de la situación de incertidumbre que vive esta comunidad autónoma. “El incierto camino elegido por fuerzas políticas con una estrecha mayoría en el Parlamento durante el mes de septiembre ha traspasado fronteras de ilegalidad llevando al país hacia el descrédito nacional e internacional, y quién sabe si hacia la insolvencia económica”, ha manifestado.

Sede de CaixaBank en Barcelona.
Sede de CaixaBank en Barcelona. EFE

La prudencia que hasta ahora había empleado la patronal catalana para referirse a la crisis política que vive esta comunidad autónoma ha desaparecido este lunes. El Comité Ejecutivo de Foment del Treball Nacional se ha reunido esta tarde y ha elaborado un comunicado en el que ha dicho “basta” a la Generalitat. En el texto, exige que sus dirigentes no den “ni un paso más” hacia la independencia y pide que reflexionen sobre la situación de incertidumbre que ha creado el proceso soberanista, que está detrás de la marcha a otros puntos de España de varias de las principales multinacionales radicadas en Barcelona y de una parte de sus pymes.

La organización empresarial asegura que el incierto camino enfilado por las fuerzas políticas “con una estrecha mayoría en el Parlamento” ha traspasado la frontera de la ilegalidad y ha llevado al país hacia el “descrédito nacional e internacional” y “quién sabe si hacia la insolvencia económica”.

Desde el punto de vista de esta asociación -presidida por Joaquim Gay de Montellà- la decisión de Caixabank, Gas Natural o Abertis de trasladar su sede social fuera de Cataluña es una consecuencia de la “incertidumbre” y el “riesgo político” que han contaminado la atmósfera de esta región. “Foment del Treball ha estado, está y estará siempre al servicio de las empresas de Cataluña, con el convencimiento de que sin empresas no hay país y perderlas nos empobrece. De ahí la máxima preocupación por lo que está sucediendo”, ha precisado.

La asociación ha recordado que, además de las entidades financieras, hay cientos de empresas de menor tamaño que han tomado la decisión de trasladar su sede social fuera de Cataluña, que podrían ser “miles” si se prolonga la situación actual, de conflicto político y social. “Sectores industriales importantes han renunciado a realizar nuevas inversiones y las reservas turísticas en Cataluña se han hundido un 50% respecto a sus niveles habituales de empleo. En este entorno, numerosos clientes de fondos de ahorro y de inversión han trasladado sus cuentas fuera de Cataluña”, han añadido.

“Sectores industriales importantes han renunciado a realizar nuevas inversiones y las reservas turísticas en Cataluña se han hundido un 50% respecto a sus niveles habituales de empleo", critica Foment.

Para Foment, no hay que avanzar ni un paso más en el incierto camino iniciado desde el Parlamento porque tendría unas consecuencias irreparables para Cataluña y España. En este sentido, ha reclamado "responsabilidad y diálogo" a los dirigentes a fin de evitar los enormes daños que está provocando esta deriva y reconducir cuando antes la situación desde el respeto a la legalidad”, ha incidido.

El escueto comunidado de la CEOE

El comunicado emitido este lunes por la asociación es el más duro de todos los que ha difundido hasta el momento. Es más incisivo que el que difundió la CEOE el pasado 13 de septiembre, en el que reclamaba a la Generalitat -con tibieza, según denunciaron algunos de sus socios- que respetara las leyes y la Constitución. ”Existe un problema político de gran envergadura que debe afrontarse con la mayor urgencia posible y sentido constructivo para que no afecte a la convivencia social y prosperidad económica. La no resolución afectaría negativamente a todos los ámbitos”, precisaba el texto.

El Círculo de Economía de Cataluña se pronunció la pasada semana sobre este tema y lo hizo en la misma línea que Foment. A juicio de esta asociación, una Declaración Unilateral de Independencia (DUI)  sumiría a Cataluña “en una situación extraordinariamente compleja y de consecuencias desconocidas pero, en cualquier caso, muy graves”. En su opinión, no sólo perjudicaría a todas las opciones políticas sino que, “lo más preocupante”, sometería a la ciudadanía catalana, sea cual sea su sensibilidad política, “a una tensión de difícil control”.

Según precisó La Vanguardia, el presidente del Círculo, Juan José Brugera (Colonial) transmitió a Carles Puigdemont hace unos días que una DUI caería como “una bomba” sobre la economía de esta región.

El vicepresidente de la CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi, ha explicado hace unas horas, en Televisión Española, que con la independencia Cataluña abandonaría el circuito económico europeo y pagaría aranceles que le restarían competitividad. En este sentido, ha recordado que esta comunidad autónoma vende al resto de España productos y servicios por valor de 46.000 millones de euros y a Europa, por 37.000. "Vende mucho más a Aragón que Francia, a Murcia que a China y parecido o más a Cantabria que a Estados Unidos", ha manifestado, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Pese a la situación actual, Garamendi se ha mostrado en contra de que los ciudadanos realicen un boicot contra los productos de empresas catalanas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba