Mercados

Desastre bajista en los mercados: el Ibex pierde los 8.000 y España se olvida del eufórico inicio de año

Los mercados también están hartos de los políticos, en España y también en Italia. Jornada negra, en la que la prima de riesgo se ha ensanchado hasta 380 puntos. Italia también sufre un día negro por Berlusconi. Los inicios eufóricos de enero  se han diluido por completo. La palabra rescate se desempolva. 

Los mercados han vivido una sesión muy negativa, en la que cualquier dato conocido ha servido para inducir al pesimismo. El Ibex ha sufrido fuertes pérdidas al cierre, diciendo adiós a la cota de los 8.000 puntos, algo que parecía impensable tan sólo la semana pasada, aunque también los principales índices internacionales han caído y cerraron en mínimos del día. En deuda, el 10 años español se ha colocado por encima del 5,40% y olvida totalmente esos inicios de enero en los que se colocó por debajo del 4,90%, lo cual permitía decir al Gobierno que no se solicitaría rescate. Esta vez, la mala apertura de Wall Street no servía de colchón.

Los escándalos de corrupción en España son vistos en el extranjero como el estallido de una crisis política de alcances insostenibles. Aunque poca gente sabe quién es Bárcenas, los principales medios económicos destacan que el primer ministro, Mariano Rajoy, está presuntamente implicado en una trama corrupta, al igual que miembros de su Gobierno y su partido.

A eso hay que sumarle los datos de paro conocidos recientementey hoy, así como la presentación de resultados bancarios, que no por esperados han dejado de llamar la atención y el levantamiento del veto a las posiciones cortas, que ha facilitado que los especuladores se lancen por las compañías que más atacaron en el pasado.

Por si fuera poco, entre los analistas comienza a detectarse el temor a que los bancos españoles hayan devuelto demasiado LTRO al Banco Central Europeo (BCE). Con la inyección extraordinaria de liquidez, las entidades financieras domésticas tenían sus necesidades totalmente cubiertas y además, munición sobrante para cubrir las subastas del Tesoro.

Intentaron, de esta manera, dar el mensaje de no dependencia del banco central, pero entre después de haber efectuado la devolución, los mercados se han cerrado y la prima de riesgo se ha ensanchado.

Al cierre, el Ibex finalizó en 7.919,60 puntos, mínimo del día, con un 3,77% a la baja. Las compañías más penalizadas fueron Mapfre, FCC, Santander, Indra y Banco Popular, todas con más del 5% a la baja.

El Ibex se deja ya un 3% anual, después de un inicio más que prometedor, en el que llegó a superar los 8.750 puntos. Desde los máximos anuales, la caída es del 10%. Casi todos los grandes valores están en terreno negativo en el acumulado anual y los que mostraron enormes avances, como Bankinter o Popular, han visto recortada su revalorización anual.

Milán, peor

En Europa, la peor plaza fue Italia, mercado que también está siendo presionado ante la cercanía de las elecciones generales y el repunte de Silvio Berlusconi en las encuestas. En anterior mandatario es un personaje muy temido en los mercados de capitales por su populismo y falta de predisposición a los recortes.

El FT Mib se hundió un 4,50%, mientras otros índices como el Cac 40 parisino se dejó un 2,72% y el Dax alemán el 2,14%. Ningún índice europeo acabó en positivo.

Prima de riesgo

En deuda pública, el bono a 10 años sufría un castigo de los que parecían ya olvidados, con un repunte de rentabilidad de más de 20 puntos básicos, colocando al cierre su tipo de interés en el 5,43%. La prima de riesgo quedaba en 380 puntos básicos.

En los plazos cortos, también se están superando cotas psicológicas. El 5 años se colocaba por encima del 4% y el 3 años superaba el 3,20%. Esta semana hay subasta del Tesoro. Habrá que ver a qué tipos puede colocar y qué firmeza tiene la demanda.

Italia, Irlanda y Portugal también sufrían fuertes subidas de rentabilidad, por lo que el castigo era generalizado contra los países periféricos.

En definitiva, el mercado evoluciona en los últimos días como si hubiera despertado de un sueño y volviera a la realidad. Los primeros 20 días de enero fueron positivos y la toma de beneficios parece indicar que se magnificaron las expectativas. Habrá que ver si los índices de la Eurozona y en especial España saben sacudirse de encima esta nueva espiral bajista. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba