Mercados

César Alierta unifica sus tres sicav familiares en la firma M&G Valores

Suman un patrimonio algo superior a los 30 millones de euros y en la CNMV señalan que son instrumentos de inversión de riesgo muy elevado. 

El presidente de Telefónica, César Alierta.
El presidente de Telefónica, César Alierta. GTres

Las tres sicavs que pertenecen al entorno de César Alierta, presidente de Telefónica, han sido unificadas en una única firma: Mercado y Gestión de Valores (M&G). Conforme puede verse en los archivos de la CNMV, las sociedades Trend Inversiones y Grupo Arce de Inversiones serán absorbidas por Lierde, esta última gestionada por (M&G). En estas firmas figuró en su día Alierta como responsable y ahora están en su consejo familiares o personas cercanas.

Estas sicavs han estado anteriormente en manos de entidades con las que Alierta ha tenido relación: Urquijo, Beta Capital (de la que fue fundador) o incluso Ibercaja, caja con la que el presidente de Telefónica tiene vínculos afectivos, ya que siempre ha hecho gala de su condición de zaragozano.

A su vez, M&G es una firma de la total confianza de César Alierta, no en vano su máximo ejecutivo, Rafael Collada, procede de Beta Capital donde trabajó muchos años a las órdenes del ahora máximo responsable de la operadora.

El patrimonio de las tres sociedades en conjunto supera los 30 millones de euros y todas tienen entre sus posiciones más relevantes acciones de Telefónica. Como dato anecdótico, cabe reseñar que en los folletos de la CNMV, señalan a las sicav Arce y Trend firmas con carteras de “riesgo muy elevado”, mientras que Grupo Arce directamente reconoce ser un instrumento de inversión de “riesgo máximo”.

Promotor de sicavs

Alierta es un personaje relevante dentro del mundo de las sicav. Él fue el impulsor de una de las más importantes a finales de los años 80, llamada Mackerel o Bargain anteriormente. Esta sociedad, promovida desde la extinta Beta Capital, concentró patrimonios relevantes como la familia Del Pino, Lladró, Serratosa, Ibercaja o la Mutua Madrileña, para invertir de manera activa en valores de pequeña capitalización.

Fue un éxito en su tiempo y llegó a superar ampliamente los 100 millones de euros. Hoy, Mackerel languidece, con apenas 11 millones de euros. La sociedad está en manos de BNP Paribas, después de haber pasado por Mees Pearson, entidad que entró como accionista de Beta en los 90. Posteriormente, Mees Pearson fue adquirida por Fortis quien, a su vez, fue ‘rescatada’ por BNP. Por lo tanto, Mackerel ha pasado por muchas manos, tal vez demasiadas. 

Las sicav tienen una excesiva mala fama por ser instrumentos para patrimonios elevados, lo que les hace fácil objeto de críticas o inspecciones fiscales. Se dice de ellas que tienen una fiscalidad ventajosa, pero poseen la misma que la de un fondo de inversión ordinario y, a cambio, mucha más transparencia. De hecho, no hay ningún producto financiero con una transparencia tal que se pueda conocer a sus titulares. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba