Fondos

Comienza otra vez la cuenta atrás: ¿será diciembre el mes de la subida de tipos en EEUU?

La decisión de la Reserva Federal de no subir los tipos de interés en su última reunión no ha sido ninguna sorpresa para las gestoras, que consideran bastante probable que se produzca a finales de año si los datos macroeconómicos no se deterioran ni las elecciones presidenciales de EEUU muestran alguna sorpresa.

Comienza otra vez la cuenta atrás: ¿será diciembre el mes de la subida de tipos en EEUU?
Comienza otra vez la cuenta atrás: ¿será diciembre el mes de la subida de tipos en EEUU? Pexels

Sin sorpresa. Esta ha sido la reacción de las gestoras internacionales de fondos ante la decisión de la Reserva Federal norteamericana de no modificar los actuales niveles de los tipos de interés. Pese a que algunos analistas habían especulado con la posibilidad de que la institución presidida por Janet Yellen pudiera haber ‘asustado’ a los mercados ahora, aprovechando la relativa calma de los últimos meses tras el Brexit y antes de las elecciones presidenciales de noviembre, lo cierto es que la prudencia se ha mantenido de nuevo como emblema de la FED, pese a que tres de sus miembros votaron a favor de seguir incrementando los tipos.

La caída de los índices ISM manufacturero y no manufacturero en agosto, la debilidad de las ventas minoristas y las dudas que generan sobre el consumo de los hogares, además de la cercanía de las elecciones han sido factores que han influido en la decisión de la FED para no tocar la política monetaria ahora, a juicio de Anna Stupnystka, economista global de Fidelity International, aunque considera probable que se produzca en diciembre.

“La decisión de subir los tipos o no se ha convertido ya en una cuestión de credibilidad para la FED: los inversores se han sentido decepcionados con la confusa comunicación de la institución en fechas recientes y su aparente despreocupación ante las posibles consecuencias para la estabilidad financiera que se derivarían de mantener los tipos bajos durante tanto tiempo. Una subida claramente telegrafiada en diciembre serviría para apaciguar en parte estas inquietudes”, sostiene Stupnystka.

“Los mercados financieros temían una sorpresa negativa y ha habido alivio, pero la posibilidad de que no haya subida de tipos en diciembre es muy baja”, apunta Bernard Lambert, economista de Pictet Wealth Management. “La trayectoria de política monetaria de la Reserva Federal depende de los datos económicos y acturará con mucha prudencia, tratando de evitar un ajuste no deseado”, subaya.

“Lo que resulta más interesante del discurso de Yellen es constatar que a pesar de que los riesgos de la economía americana están más equilibrados y de que la economía en general está en la senda correcta, la FED necesitará tener más evidencias para acometer una subida de tipos. Aunque resulta realista pensar que podríamos ver una subida de tipos en diciembre, es igualmente impredecible, lo que llevará al mercado a estar muy pendiente de la evolución de la situación en los próximos meses”, asegura Christian Hantel, gestor de carteras senior de Vontobel Asset Management.

Pero esta ‘patada hacia delante’ de la FED no implica tampoco que la subida se vaya a producir finalmente. “Con los riesgos políticos que suponen las elecciones y con una economía todavía relativamente frágil, la Reserva Federal mantendrá una postura prudente y no subirá los tipos a menos que el motivo para hacerlo sea convincente”, afirma Mitul Patel, responsable de tipos de interés de Henderson Global Investors.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba