Fondos

“A los clientes españoles les está sorprendiendo conocer toda la gama de Aberdeen”

Álvaro Antón y Ana Guzmán, responsables de desarrollo de negocio de la gestora británica en España, repasan las claves de su primer año desde la apertura de la oficina.

Aberdeen Asset Management ya era una firma conocida en España gracias a sus fondos centrados en mercados emergentes, que suelen aparecer en los primeros puestos de rentabilidad a largo plazo.

Pero el objetivo de sus responsables a la hora de abrir oficina en España el año pasado, aparte de dar un servicio más cercano al inversor español, era mostrar todo el potencial de una gestora que, por volumen de activos bajo gestión en el mundo (superior a los 400.000 millones de euros), se equipara a las grandes firmas internacionales, además de ser la primera gestora europea independiente cotizada en el FTSE de Londres. Algo que en España, con cerca de 700 millones de euros captados, no se corresponde aún con esta realidad.

Álvaro Antón, responsable de desarrollo de negocio de Aberdeen AM en España, afirma que el principal reto que han debido afrontar este año, que continuará durante los próximos ejercicios, es precisamente cambiar la percepción de los inversores españoles. “A los clientes les está sorprendiendo conocer Aberdeen AM, su capacidad global de gestión, con una gama amplísima de productos que abarca todo tipo de activos y todas las regiones”, señala.

“Es una de nuestras apuestas”, corrobora Ana Guzmán, corresponsable del desarrollo de negocio de la firma en España. “Hemos pasado de ser conocidos por nuestros fondos de renta variable emergente a ser conocidos también por nuestros fondos de renta variable global, europea, de Estados Unidos, y nuestros fondos de renta fija y fondos monetarios”.

Aunque gran parte del éxito de ventas de Aberdeen en España se debe sobre todo a los fondos emergentes, la crisis que padecieron algunos mercados de países en desarrollo a principios de este año provocó el repliegue de numerosos inversores hacia otros activos menos volátiles. Esta circunstancia obligó a los responsables de la firma en España a trabajar duro para convencerles de su regreso y a diversificar la gama comercializada.

Y esto ha dado sus frutos, si no en captaciones netas, sí en ampliar su base de clientes y el conocimiento de la firma. “Somos una firma global. No tenemos los mejores productos en todas las categorías de activos, pero sí en áreas que nuestros clientes no sabían. Y siempre es más fácil vender por los productos por los que te conocen que por capacidades nuevas. Ahora estamos mucho más diversificados en productos y en clientes. Ha sido volver a crecer de manera sostenida, con calidad”, subraya Guzmán.

El fondo de renta variable de mercados emergentes sigue siendo el más demandando por los inversores en España, al igual que los enfocados en Asia, Latinoamérica y Japón. Pero durante este año también se ha visto el interés de los inversores por la renta fija emergente, la renta variable global y la europea.

Precisamente el éxito de Aberdeen AM en la gestión de activos del mundo emergente se debe a que fue el primer mercado geográfico donde se especializó hace ya 30 años. De hecho, el estilo de inversión que surgió esa experiencia fue el que posteriormente se fue implantando en el resto de áreas. “Seguimos los principios básicos de la inversión a largo plazo: conocer las compañías, entender los negocios. Una vez que decidimos entrar en el accionariado de una empresa, participamos en las juntas generales y exigimos cambios en aspectos de gobierno corporativo que no nos gustan”, apunta Guzmán.

Este bagaje de la firma, que cuenta con su propio equipo de análisis, les permite tener una visión global de los mercados, que aplican en sus fondos de renta variable. “No vemos tan claro que vaya a haber un área geográfica dominante el próximo año, pero sí que va a haber búsqueda de valor en compañías de todo el mundo. No se trata de elegir entre Europa y Estados Unidos o mercados desarrollados y mercados emergentes, sino de buscar aquellas empresas de mayor calidad y que puedan ser más resistentes”, señala Ana Guzmán.

“En Europa hay grandes compañías completamente diversificadas mundialmente que se están beneficiando del crecimiento de las economías emergentes. De hecho, han terminado por adquirir negocios donde se encontraban en situación de joint venture o con participaciones elevadas”, explica Álvaro Antón. “Aunque pensamos que las economías europeas deben dar sorpresas positivas, no acaban de hacerlo. Los últimos datos de producción y crecimiento hacen volver a pensar en una recesión. La fragmentación política, económica y cultural sigue siendo patente. El endeudamiento sigue siendo elevado y no para de crecer”.

Respecto a los mercados emergentes, la responsable de desarrollo de negocio en España de Aberdeen asegura que la renta fija sigue teniendo recorrido, considerando que la mayoría de países han pasado ya el período de elecciones, se han realizado reformas estructurales en algunos considerados 'frágiles' y se encuentran mejor preparados. Además, “las compañías de países en desarrollo han llevado a cabo un proceso de ajuste muy fuerte de sus balances y de reducción de márgenes. Les sobra liquidez, tienen muy poco apalancamiento y mejor nota de calificación crediticia”, señala. Razones de peso, a su juicio, para que los inversores sigan apostando por esta clase de activo de cara al próximo año, donde no prevén una subida de tipos por parte de la Reserva Federal norteamericana hasta casi el tercer trimestre.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba