Banque de Luxembourg Investments

Desayuno de Banque de Luxembourg Investments y Vozpópuli: ¿Cuáles son los mejores activos para invertir en 2017?

Los responsables de prestigiosas firmas de inversión y asesoramiento patrimonial explican cuáles son los activos más recomendados para el próximo año.

Oportunidades pero con cautela. Ha sido el consejo más repetido por los profesionales de la industria de inversión que han participado en el desayuno organizado por Vozpópuli en colaboración con Banque de Luxembourg Investments (BLI). Pese a la incertidumbre provocada por los últimos eventos políticos, como la victoria del Brexit en el referéndum de Reino Unido o el sorpresivo triunfo de Donald Trump en las últimas elecciones presidenciales de EEUU, los expertos consideran que hay señales en la economía mundial que animan a pensar en un entorno positivo para los mercados de renta variable.

“Hay señales muy positivas. En general se está consolidando el crecimiento, aunque hay que acostumbrarse a la volatilidad del mercado, pero el entorno es bueno”, afirma David Córdoba, director de ventas de BLI España. Sectores como el financiero o el energético, pese a las presiones sufridas, comienzan a tener una mejor perspectiva. Y las revisiones de los beneficios de las compañías europeas, por ejemplo, podrían dar una buena noticia para el inversor, teniendo en cuenta que la renta fija se encuentra en un terreno poco propicio para dar muchas alegrías a los perfiles más conservadores.

“Las oportunidades de inversión con más sentido para el próximo año son probablemente en activos de riesgo, pero no todos los inversores están preparados para dar ese paso, por lo que el asesoramiento es fundamental”, señala Diego Fernández Elices, director general de inversiones de A&G Banca Privada. “Puede que ahora sea más importante que nunca contar con asesoramiento profesional para ser capaces de tener una cartera equilibrada entre activos muy seguros, de los que esperamos rentabilidad cero, y un porcentaje adecuado para cada cliente en activos de riesgo, principalmente en renta variable. Ha llegado el momento de dejar de buscar excusas políticas para no invertir”, subraya.

“Nos encontramos en un entorno de cierta estabilidad, muy importante para las inversiones a medio y largo plazo, estabilidad económica y crecimiento en general en todas las economías. Algunas incertidumbres, como el precio del petróleo, en niveles más estables, están pasando y otros eventos, como los políticos, se están despejando”, apunta Gema Martínez-Delgado, directora de Fondos de Fondos de Merchbanc.

Hay señales muy positivas. En general se está consolidando el crecimiento, aunque hay que acostumbrarse a la volatilidad del mercado, pero el entorno es bueno”

David Córdoba, director de ventas de BLI España.

Estas señales positivas, sin embargo, parece que no son percibidas en su totalidad por el inversor español, más acostumbrado a un perfil de ahorrador en activos de deuda considerados hasta ahora muy rentables pero de cuyo rendimiento ya no se puede esperar mucho más. “El sentimiento del inversor es de miedo al equity, pero los disgustos podrían venir en 2017 de la parte conservadora de la cartera, sobre todo en los tramos de duración más larga de los bonos, tanto en dólares como en euros. Por eso es fundamental una visión de cartera a largo plazo, incorporando activos de renta variable, muy diversificada tanto geográficamente como por estilos de inversión y con posiciones en renta fija en plazos cortos, mejor en euros”, aconseja Guillermo Santos, socio de iCapital.

Rafael López de Novales, responsable de Fondos de Fondos en Imantia Capital, también recomienda mayor exposición a bolsa de cara al próximo año. “El riesgo de la renta variable empieza a ser más atractivo, el ciclo de caídas de beneficios empresariales empieza a remitir en EEUU y Europa, por lo que pensamos que las carteras tienen que estar un poco más posicionadas en renta variable. No obstante, sí que volvemos a ver riesgo de subidas de tipos de interés, ejerciendo presión a la baja sobre los bonos, el crédito y el high yield”, advierte.

Luis Miguel Corral Pozuelo, analista de inversiones de Orienta Capital, remarca la necesidad de reajustar las expectativas de rentabilidad de los inversores porque “no van a poder obtener la misma rentabilidad de los últimos años”. “Una vez que este ejercicio se ha realizado, podemos entrar a analizar las oportunidades más adecuadas para cada cliente”, asegura.

Dónde invertir

¿Y cuáles son las oportunidades en general que puede esperar un inversor de cara al próximo año? Para Gema Martínez-Delgado, la renta variable global y en particular la de Estados Unidos. “Hay sectores que tienen potencial de crecimiento y de beneficios, y con unos tipos de interés algo más elevados pensamos que podemos esperar rentabilidades positivas”, señala.

“En renta variable, es tremendamente importante estar bien diversificado, por países, por sectores y por gestores. Y una de nuestras grandes apuestas es la bolsa española”, apunta Diego Fernández Elices. “Nuestra recomendación en renta fija son bonos a tipo flotante, de tal modo que si se da el escenario de un ligero incremento de la inflación, se beneficien de la subida de los tipos de interés”.

“En activos de renta fija es donde encontramos mayor problema porque un desplazamiento de los tipos de interés puede producir caídas de precios. Preferimos aconsejar plazos cortos aun a costa de esperar una rentabilidad muy bajita. Pero si se cumplen las expectativas de inflación, será el momento adecuado para tomar posiciones en tramos más largos de la curva”, asegura Guillermo Santos.

En Imantia recomiendan tener una parte de la cartera en productos alternativos para descorrelacionar las carteras, como el retorno absoluto, y el sector inmobiliarioa través de los Reits. “2017 va a permitir a los gestores más flexibles poder aprovecharse de precios más atractivos en muchos activos, como la renta fija emergente, los bonos corporativos o la renta variable”, señala López de Novales.

En Banque de Luxembourg Investments siguen apostando por empresas de calidad, con visibilidad de resultados a largo plazo y con poco endeudamiento. “Lo que no nos gusta en general es el crédito. Vemos que el activo que antes era la referencia sin riesgo, la renta fija, cada vez lo tiene más. Es un activo a vigilar, a minimizar y de hecho nosotros preferimos cubrir los mercados con futuros y quedarnos con los dividendos antes que invertir en renta fija”, subraya el director de ventas de la firma en España.

En Orienta Capital prefieren ser más cautos con la renta variable. “Necesitaríamos ver todavía una confirmación de los argumentos para entrar de lleno. Donde sí vemos cierto potencial de revalorización es en la gestión alternativa, como por ejemplo el private equity, para obtener un plus de rentabilidad”, afirma Luis Miguel Corral Pozuelo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba