EL PSOE ABOGA POR SUBIR LA PRESIÓN FISCAL EN ESPAÑA 4 PUNTOS EN 5 AÑOS

El PSOE propone una subida de impuestos para las grandes empresas que pagarían un mínimo del 15%

Alfredo Pérez Rubalcaba presentará este sábado el nuevo programa fiscal  La propuesta del PSOE aboga por aumentar la presión fiscal en España cuatro puntos a lo largo de los próximos cinco años. Los socialistas pretenden aumentar la recaudación en 40.000 millones antes de 2018.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso
El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso EFE

Alfredo Pérez Rubalcaba presentará este sábado las nuevas directrices que el partido pretende seguir en materia fiscal. La propuesta del PSOE aboga por aumentar la presión fiscal en España cuatro puntos a lo largo de los próximos cinco años, lo que supondría que la presión fiscal en España saltaría del 32,4% al 36,4% en 2018, aunque todavía por debajo de la media europea que se sitúa en el 40,1%. La subida será general, tal y como publicó Vozpópuli el 2 de abril pero pretende descansar sobre las rentas más altas. Para ello, los socialistas pretenden introducir tres grandes cambios al sistema tributario si llega al gobierno que supondrían tres duros golpes a las grandes empresas, las grandes fortunas y los grandes bancos. 

Las grandes empresas pagarán un mínimo de impuestos del 15%. Eso pondrá un suelo al actual sistema de deducciones de las empresas. El objetivo es que los tipos fiscales de sociedades se acerquen a los que pagan los ciudadanos.

Para ello, los socialistas pretenden eliminar buena parte de las actuales deducciones fiscales existentes, con lo que los tipos nominal, en la actualidad cercano al 30%, se acerque al tipo efectivo, actualmente el 7%. En España eso significaría que algunas de las grandes empresas del IBEX Para llegarían a duplicar como mínimo su carga tributaria.

Los socialistas defienden coordinar sus tipos fiscales con los del resto de la Unión Europea pero defiende implantar un mínimo impositivo para las grandes empresas incluso sin el consenso de la Unión Europea. “Queremos capital extranjero pero no especulativo. No queremos a los que vienen aquí para pagar allí”, asegura la coordinadora de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero.

La subida de impuestos corporativa penalizaría doblemente a las entidades bancarias porque el PSOE aboga por tres nuevas cargas al sector financiero:

  • Eliminando la desgravación fiscal de la que gozan a día de hoy al endeudarse
  • Creando una tasa sobre los bonus de los ejecutivos y de los beneficios extraordinarios de las entidades
  • Fijando un impuesto a las transacciones financieras (la llamada tasa Tobin), algo que en España y en otros 11 países de la Unión Europea esa nueva carga entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2014

Cambios también para los ciudadanos

El nuevo sistema fiscal que defiende el PSOE aboga por la fusión de impuestos de Renta y Patrimonio para que paguen por sus bienes quienes tienen propiedades inmobiliarias, carteras de valores, etc. El objetivo del Partido Socialista es ampliar las llamadas “bases imponibles” para que paguen impuestos los ciudadanos cuya riqueza supere un mínimo exento que el nuevo modelo no ha concretado todavía. El objetivo a la hora de fijar ese mínimo exento es que no tributen más las llamadas “clases medias”.

“España no puede dar servicios como Dinamarca y cobrar impuestos como Bulgaria”, afirma el PSOE

Además, los socialistas plantean una reforma de la tributación del ahorro creando una figura novedosa: las cuentas de ahorro individualizadas. Quienes depositen sus fondos en ellas estarán exentos de pagar impuestos hasta que gasten esos ahorros. En el momento del gasto, la finalidad de la inversión determinará a qué tipo tributa. La figura, similar a la que Canadá utiliza con la llamada tax-free savings account, pretende evitar que todo el ahorro se desvíe hacia los fondos de pensiones hasta convertir el ahorro en algo “neutral en cuanto a los instrumentos financieros elegidos”. 

El PSOE cambiará también el IVA si gobierna

Además, los socialistas defienden una rebaja del IVA para productos culturales así como para los de primera necesidad y productos higiénicos. El PSOE no apuesta por tocar los tipos que coordina Bruselas sino por recalificar los productos que se incluyen en cada tramo.

Por el contrario, el PSOE promueve terminar con la exención del IVA en educación y sanidad privadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba