Empresas

Un exejecutivo de McKinsey idea un algoritmo para competir con la banca desde la sombra

Aitor Chinchetru ha fundado Wanna, una plataforma que ofrece préstamos de entre 1.000 y 6.000 euros en dos minutos a través del móvil.

Aitor Chinchetru, fundador de Wanna.
Aitor Chinchetru, fundador de Wanna. Wanna.

Tras ocho años trabajando en la consultora McKinsey, Aitor Chinchetru decidió a principios de este año dar forma a una idea que le venía rondando la cabeza desde hace unos meses, la creación de una plataforma tecnológica financiera. "Un día estaba en Bogotá y al día siguiente tenía que ir a Buenos Aires... pasaba 200 días al año fuera de España... Siempre me han gustado las nuevas tecnologías y pensé que era el momento de pasar a ser emprendedor", comenta este ingeniero de Telecomunicaciones por la Escuela de Ingenieros de Bilbao. "En el mundo de las finanzas está sucediendo una transformación tremenda, y quiero participar de esa transformación desde dentro, unas finanzas más transparentes, más ágiles, y más asequibles", dice.

Durante 2015 Chinchetru ha convencido a socios e inversores para poner en marcha Wanna, una empresa de préstamos al consumo, de entre 1.000 y 6.000 euros, que facilita los créditos a través del móvil, sin emplear un solo papel, a devolver en 24 meses, TAE desde el 14,93%: por 1.000 euros se devuelven 1.095; por 2.000 euros, 2.190; por 3.000 euros, 3.286... La compañía entregó su primer préstamo en octubre, y hasta diciembre ha dado menos de un millón de euros. En 2016 Wanna pretende alcanzar los 10 millones de euros en préstamos entregados.

Wanna simboliza los temores de la banca tradicional hechos realidad, la banca en la sombra. Los principales ejecutivos de los bancos españoles o la patronal, AEB, hablan de la banca en la sombra utilizando términos similares a los que emplearían para referirse a competidores alegales que pueden poner en jaque el sistema financiero. Son entidades "que no tienen las garantías que ofrece la regulación bancaria o la capacidad de un banco solvente que atraviesa dificultades temporales de liquidez de acudir al banco central para recibir financiación de emergencia", explicó José María Roldán, presidente de AEB, en unas conferencias celebradas el pasado mes de mayo. A nivel global, la proliferación de este tipo de banca supone caer en el riesgo de que se forme "un sector financiero en la sombra de gran dimensión, creciente, opaco y potencialmente inestable que será, sin duda, el causante de la siguiente crisis financiera", advirtió Roldán.

Entre los socios que participan en Wanna se encuentra Jesús de la Fuente Cosío, fundador de Graphenea

La empresa creada por Chinchetru no pasa de aportar préstamos de hasta 6.000 euros. La banca en la sombra a la que posiblemente se refiriera el presidente de la AEB son fondos, hedge funds capaces de aportar financiación por millones de euros. Pero Wanna también compite con la banca tradicional en ese segmento de pequeños préstamos. "Ocupamos un espacio al que ahora creo no llegan muchos", opina el fundador de Wanna. "Para préstamos de entre 1.000 y 6.000 euros la banca tradicional suele ofrecer una tarjeta de crédito, y otros prestamistas no bancarios ofrecen préstamos menores", indica. "En dos minutos nuestros clientes pueden tener su préstamo, el tipo de interés que ofrecemos es más alto que el de la banca tradicional, y menor que el de un prestamista no bancario", afirma.

El secreto mejor guardado de Wanna, la clave de su negocio, son los algoritmos desarrollados para medir la fiabilidad del que pide un préstamo. Chinchetru explica que una empresa de Barcelona ideó varios algoritmos que calculan en unos segundos las probabilidades de que una persona que solicita un préstamo pueda devolverlo. Matemáticos y estadísticos contratados por Wanna han ido desarrollando esos algoritmos que estiman la capacidad real de devolución de un préstamo por parte de un cliente en particular.

Inversores que por ahora prefieren ocultar su identidad han aportado tres millones de euros de financiación a Wanna. Entre los socios de Chinchetru se encuentra Jesús de la Fuente Cosío, fundador y consejero delegado de Graphenea, compañía creada en 2010 y que en la actualidad es una de las mayores productora de grafeno -un material compuesto de carbono- del mundo, y que en 2013 recibió un millón de euros de Repsol y el CDTI. También forma parte del consejo de Wanna Sergio Chalbaud, consejero delegado de Fintonic (aplicación móvil para la gestión de las finanzas personales). El próximo año Wanna solicitará licencia de entidad financiera de crédito al Banco de España. "Nos permite estar bajo regulación del Banco de España y eso aporta mayor confianza a nuestros inversores", apunta Aitor Chinchetru.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba