Empresas Cataluña Applus, con uno de los cocineros del 'procés' como asesor, titubea con el cambio de sede

La Generalitat concedió a Applus, uno de los líderes mundiales en la inspección técnica de vehículos, la gestión de un lote de las ITV del territorio hasta el año 2035. El Gobierno catalán es accionista junto con Applus de la empresa Idiada.

El consejero delegado de Applus, Fernando Basabe, durante la salida a Bolsa de la compañía.
El consejero delegado de Applus, Fernando Basabe, durante la salida a Bolsa de la compañía. EFE

La multinacional Applus, con sede en Barcelona, no ha tomado todavía ninguna decisión sobre un eventual cambio de domicilio social. Mientras que la mayoría de las grandes compañías catalanas cotizadas han anunciado en los últimos días el cambio de sus sedes fuera de Cataluña, el grupo de inspección técnica se lo está pensando. El hecho de contar como asesor con David Madí, uno de los cocineros del proceso independentista, y de mantener una estrecha relación de negocio con la Generalitat, posiblemente pesen sobre la decisión.

"El Consejo de Administración está informado y está analizando la información pero todavía no ha tomado una decisión al respecto", ha indicado Applus a través de un portavoz a este diario cuando se le ha preguntado si la empresa sopesa seguir el mismo camino que han tomado Caixabank, Sabadell, Gas Natural, Abertis y otras tantas empresas con sede en Cataluña. El grupo, uno de los líderes mundiales en la certificación de calidad de automóviles, de momento tampoco ha convocado un consejo de administración extraordinario para considerar el movimiento. 

El valor en Bolsa de Applus, cuyo domicilio social se encuentra en Bellaterra-Cerdanyola del Vallés (Barcelona), no se ha resentido especialmente en los últimos días como consecuencia del proceso independentista y el aumento de la tensión. La acción del grupo cayó de los 11,10 euros a los que cotizaba el pasado día 27 de septiembre hasta los 10,50 euros el 2 de octubre. Desde entonces ha tenido una progresión ascendente cerrando ayer lunes a 10,88 euros por título tras subir un 1,12%. El valor total en Bolsa de Applus es cercano a los 1.415 millones de euros.

En 2010 la Generalitat otorgó a Applus la gestión de las ITV hasta el año 2035; y el pasado año amplió hasta 2024 la explotación de Idiada

Fuentes cercanas a la compañía esgrimen el escaso castigo en Bolsa sufrido y el tener más del 80% de su negocio fuera de España como razones que explicarían que Applus no haya tomado todavía la decisión de mudarse, al no estar sometida a la misma presión que otras empresas catalanas. No obstante, otras empresas con sede en Cataluña y que también han anunciado el cambio de sede lo hacen, según han informado, principalmente por la "inseguridad jurídica" existente en la actualidad en la comunidad autónoma.

Madí, asesor

¿Está asesorando David Madí a Applus sobre la conveniencia o no de trasladarse fuera de Cataluña? La compañía no ha respondido a esta cuestión. El grupo solo señala que Madí es asesor, y no precisa si ha aportado alguna idea sobre la posición que debería tomar al respecto de un posible cambio de domicilio social. "Sin comentarios", expresó Madí cuando ayer lunes este diario trató de recabar su opinión.

David Madí i Cendrós (Barcelona, febrero de 1971), fue jefe de gabinete de Artur Mas. Inventor de la expresión “derecho a decidir”, se le tiene como el artífice de que Mas alcanzara la presidencia de la Generalitat en las autonómicas de 2010. Una vez nombrado president Artur Mas, Madí abandonó la política y se centró en la empresa privada, siendo nombrado consejero y asesor de Telefónica, Deloitte, y Endesa, además de Applus. Aunque Madí insiste en asegurar que ya hace siete años que dejó la política, son muchos los que le continúan asignando el papel de valedor del proceso independentista ante las grandes compañías.

David Madí i Cendrós junto al expresidente de la Generalitat, Artur Mas, en una foto de archivo.
David Madí i Cendrós junto al expresidente de la Generalitat, Artur Mas, en una foto de archivo. Efe.

Más allá del papel de Madí como asesor de Applus, la vinculación de la compañía con la Generalitat es estrecha. El grupo se juega con el Gobierno catalán la posibilidad de gestionar la prestación del servicio de inspección técnica de los vehículos, las ITV, del territorio. En el año 2010 la Generalitat otorgó a Applus la gestión de un lote de las ITV hasta el año 2035, decisión que han tratado de impugnar otros operadores.

Applus defiende -así lo hizo en las cuentas presentadas del primer semestre de este año- que sentencias del Tribunal Superior de Justicia Europeo, así como del Tribunal Supremo, vienen a confirmar que las autorizaciones otorgadas por la Generalitat en el año 2010 "eran conformes a derecho (...)". Sin embargo, el grupo añade que a pesar de las sentencias que considera favorables, "la Generalitat de Cataluña deberá implementar las medidas oportunas para dar cumplimiento a los pronunciamientos del Tribunal Supremo". 

La compañía participa junto con la Generalitat en el capital de una empresa, Idiada. Dicha sociedad presta servicios a los mayores fabricantes de vehículos del mundo, ofrece ensayos de seguridad y servicios de ingeniería y homologación, y cuenta cerca de Barcelona con una pista de pruebas considerada una de las más avanzadas del mundo. 

La Generalitat participa en un 20% en el capital de Idiada, y Applus controla el 80% restante. De acuerdo al informe financiero anual de 2016 de Applus, Idiada ingresó el pasado año 179,6 millones de euros. En las mismas cuentas, Applus declara que recientemente "se ha llegado a un acuerdo con el Gobierno de Cataluña para la extensión del contrato de explotación del negocio de Idiada hasta 2024". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba