CRISIS DE YPF

YPF dará hoy una salida al dividendo frente a las presiones de reinvertirlo

Antonio Brufau, que se encuentra en Argentina, podría poner sobre la mesa del consejo de hoy otras opciones para que la filial argentina de Repsol logre luz verde al polémico dividendo.

Antonio Brufau, presidente de Repsol.
Antonio Brufau, presidente de Repsol. EFE

En medio de la tensión de los gobernadores en Argentina, que están retirando licencias a YPF ante el supuesto incumplimiento de las inversiones, la petrolera argentina celebra hoy un decisivo consejo de administración. La empresa que preside Antonio Brufau retomará el polémico asunto del dividendo con cargo a 2011. Esta decisión quedó en el aire hace un par de semanas, en el consejo del pasado 9 de marzo, ante el choque de intereses entre los accionistas (Repsol y grupo Petersen) y los representantes del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Argentina quiere que Repsol reinvierta el dividendo en el país. Pero Repsol dejaría de ingresar entre 600 millones y 700 millones de dólares y, además, arrastraría otras implicaciones de mayor índole. Su socio, el grupo Petersen, de la familia argentina Eskenazy, utiliza este dividendo (90% de los beneficios de la compañía) para hacer frente al crédito vinculado a la compra del 25% de YPF, y que Repsol, junto a un sindicato de bancos, financió.  

En esta segunda ronda, el presidente de Repsol, Antonio Brufau –que se encuentra en Buenos Aires-, podría plantear al consejo una serie de alternativas para asegurar el reparto del dividendo y cubrirse de las posibles responsabilidades, que derivan del contrato mencionado de financiación con su socio local. Entre las opciones posibles sobre el reparto del dividendo podría tratarse de un scrip dividend o directamente, podría proponer una ampliación de capital liberada, y que el accionista decida si vende o no sus ADR en el mercado americano. 

El mercado está descartando que Argentina llegue a nacionalizar la filial petrolera YPF, y toda la presión ahora se centra en la incertidumbre del dividendo. El presidente de Repsol, Antonio Brufau, envió a su CFO, Miguel Martínez, a Buenos Aires ante la creciente tensión de la semana pasada. La crisis de YPF volvía a tener un nuevo capítulo desde el pasado miércoles. Los gobernadores locales empezaron a retirar las primeras concesiones de la petrolera ante la supuesta falta de inversión en los yacimientos.

Aunque estos movimientos de las provincias eran esperados y tenían pocas implicaciones (son pozos maduros y de escasa producción sobre el total del grupo), en cambio, la crisis y el revuelo entre las autoridades podrían empezar a despertar otros problemas de mayor preocupación, como es la incertidumbre que pesa sobre el mencionado dividendo, que es donde se centra buena parte de la tensión. Martínez se encontraba ayer en Madrid. Aunque no han trascendido sus reuniones, el mercado cree que el ejecutivo podría haber negociado de manera conjunta con los Eskenazi las diferentes fórmulas que se plantearán en el consejo que se celebra hoy. 

Mediación del Rey y del Gobierno

La tensión sobre la renacionalización de YPF se habría relajado gracias a la mediación del Rey y del Gobierno español durante las últimas semanas. El propio Antonio Brufau llevó personalmente las primeras negociaciones con el Gobierno argentino ante la crisis de YPF. Durante el mes de febrero, Brufau se desplazó en dos ocasiones a Buenos Aires, con el fin de frenar las amenazas de renacionalización de la filial argentina. Una de las primeras medidas de presión del Ejecutivo de Cristina Fernández fue retirar los incentivos fiscales de las petroleras con el fin de ahorrar unos 350 millones de euros. A la vez, se solapaban las críticas contra la petrolera por no llevar a cabo las inversiones necesarias en el negocio de exploración. Ante esto, Brufau viajó a Buenos Aires y trató de calmar las críticas con el anuncio de un potente plan de inversión de la compañía en Argentina.

La última semana de febrero, Brufau viajó de nuevo a Argentina. Era la semana de máxima tensión. Se acercaba la fecha clave, el 1 de marzo, en la que según todos los rumores apuntaban a que Cristina Fernández haría público el anuncio de la renacionalización durante el largo discurso a la Nación. Pero el gran apoyo de los intereses españoles desde la Casa Real y desde el Gobierno dieron resultados. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba