Empresas

Botín no calma a sus clientes: las convertibles pierden ya un 60%

El Santander abonará el pago del tercer dividendo a quienes adelanten el canje a junio y julio para compensar por las minusvalías.

Es una de las quejas recurrentes de los clientes del Santander desde hace meses. Las abultadas pérdidas que sufrirán los clientes tenedores de bonos convertibles, más de 129.000, cuando se transformen en acciones. Actualmente, las minusvalías se acercan al 60% de la inversión inicial, si se compara el precio actual de la acción (5,  euros) con el inicial de canje cifrado en 13,65 euros. "Es cierto que la acción del Santander está muy barata. Quien mantenga los títulos, se va a beneficiar de la subida que, no dudo, tendrá en los próximos años", intentó consolar Emilio Botín a sus accionistas, ante el manifiesto enfado de alguno de ellos.

Los bonos convertibles exigían una inversión mínima de 5.000 euros, aunque la cuantía media que destinaron los 129.000 clientes asciende a 54.000 euros. Cuando llegue el momento del canje, el cliente va a recibir una acciones muy devaluadas respecto al precio de conversión.

Por ejemplo, un inversor que destinara una media de 54.000 euros, acumularía unas pérdidas latentes de algo mas de 31.000 euros. No obstante, el cliente ha estado recibiendo unos cupones durante la vida de este producto. El bono pagaba el 7,5% TAE el primer año y, a partir del segundo y hasta 2012, euribor 3 meses más el 2,75%. El interés medio, por lo tanto, se ha situado en el 4,82% o el equivalente a 2.602 euros anuales o un total de 13.010 euros. Así, las pérdidas potenciales se reducirían a 18.561 euros.

La entidad pretende dar una mayor flexibilidad a los inversores que deseen convertir los títulos antes y quieran beneficiarse del dividendo que pagará Santander en agosto. Eso sí, a cambio de sacrificar parte del cupón. Para cobrar el tercer dividendo del año, los clientes deben de realizar la conversión en dos (4 de junio y 4 de julio) de las cuatro ventanas de conversión anticipadas, antes de su vencimiento en octubre.

"Los inversores que mantengan las acciones tras la conversión habrán realizado una muy buena inversión, no sólo porque seguirán recibiendo una alta rentabilidad vía dividendos sino por las expectativas de revalorización de la acción Santander tan pronto se normalice la situación económica y de los mercados", aseguró Botín en su discurso pronunciado ante los accionistas. De hecho, tras las preguntas de éstos sobre los convertibles, el presidente del Santander que tanto su familia con la Fundación Botín tienen Valores Santander e irán a la conversión. También ha insistido en que el banco cumplió con todos los procedimientos previstos tanto en la colocación como en la venta de los bonos.

Santander emitió obligaciones necesariamente convertibles en acciones por importe de 7.000 millones de euros a principios de octubre de 2007 con el objetivo de financiar parte de la compra del banco holandés ABN Amro. La emisión inicial del banco fue ligeramente superior a los 5.000 millones. La entidad, ante la avalancha de peticiones, decidió ampliarla hasta los 7.000 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba