Empresas

El Castor era innecesario: ya hay cuatro almacenes en España y la demanda de gas no repuntará en 10 años

En la planificación de 2002, con una economía creciendo por encima del 4% y un sistema energético dependiente de las centrales de gas para suministrar a la industria, el almacén estratégico del Castor pudo tener sentido. Pero ahora, los expertos del sector creen que es una infraestructura faraónica e innecesaria, ya que en España ya hay cuatro reservorios que garantizan el suministro en caso de crisis internacional y la demanda no repuntará en diez años porque las renovables han desplazado al gas.

Alberto Fabra, el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el ministro de Asuntos Exteriores, Margallo, durante su visita a las instalaciones del Castor.
Alberto Fabra, el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el ministro de Asuntos Exteriores, Margallo, durante su visita a las instalaciones del Castor. efe

Lo confirman todos los expertos del sector energético español: el almacén estratégico de gas del Castor no es necesario ahora ni lo será en la próxima década. Cuando en 2002, el Gobierno de José María Aznar hizo la planificación de un país con altísima dependencia energética del exterior y que crecía a más del 4% cada año, un nuevo reservorio de gas para posibles contingencias tenía todo el sentido.

Era tan descomunal la demanda eléctrica en los años de bonanza que España se llenó de centrales de ciclo combinado (utilizan el gas para producir electricidad) en paralelo al progresivo desarrollo de las energías renovables. Consumían tanto gas estas centrales y el sector industrial español que, en aquel momento, era recomendable tener gas reservado en almacenes estratégicos por si un conflicto con Argelia o en Oriente Medio cerraba el grifo y nos quedábamos sin tan valiosa materia prima energética.

La demanda de gas sigue en caída libre (-9,3% hasta septiembre) y las centrales de ciclo combinado ya sólo consumen el 17% del gas del sistema, frente al 42% de 2008

Pero todo ha cambiado radicalmente: La demanda de gas sigue en caída libre (un 9,3% en lo que va de 2013), según el operador Enagás, y los ciclos combinados están bajo mínimos. Estas centrales, que en 2008 consumían el 42% de toda la demanda de gas nacional, en 2013 sólo representarán un 17%.

La crisis económica y el consiguiente parón industrial, el imparable auge de las renovables (sobre todo el eólico, que hay días que aporta más del 50% de electricidad al mix) y el mayor peso de las centrales térmicas de carbón en el sistema han dejado fuera de juego a los ciclos combinados (Iberdrola ya ha anunciado el cierre de una planta).

Nada será igual que antes y los ciclos nunca volverán a consumir, ni por asomo, el gas que en su día necesitaron, porque el peso de las renovables les está desplazando del sistema eléctrico.

Según las estimaciones del sector, la demanda de gas para generación de electricidad ha caído más de un 42% desde 2008, con lo que se ha revisado la planificación hasta 2020.

El consumo de 55 bcma previsto para 2016 se quedará en 40 bcma, y el crecimiento de la demanda de gas será casi nulo hasta 2020, cuando se prevé solo 1 bcma más hasta 41

Los 55 bcma (miles de millones de metros cúbicos por año de gas) previstos para 2016 se quedarán en solo 40. Y en los siguientes cuatro años, hasta 2020, el crecimiento de la demanda será casi nulo, hasta 41 bcma.

"No es que no se necesite el Castor, es que no se va a necesitar buena parte de esas flotas de barcos metaneros que llegaban a España para suministrar el gas a las regasificadoras, que trabajan a destajo para mantener el ritmo de demanda de la industria con el boom económico", señalan fuentes oficiales del sector gasista.

Pero no solo es el horizonte de demanda de gas lo que no recomienda ahora poner en marcha el Castor, sino que el hecho de que España ya disponga de cuatro almacenes de gas estratégicos para afrontar situaciones de crisis de suministro hace innecesario, incluso con la llegada de la recuperación económica, la entrada en funcionamiento de otro reservorio.

"Con los almacenes de Yela, Gaviota, Serrablo y Marismas, España tiene más que suficiente para afrontar cualquier tipo de crisis internacional", destacan estas fuentes, que añaden que "en los años de bonanza, la generación eléctrica de gas se llevaba más del 40% de toda la demanda, de forma que era tan grande la dependencia del sistema eléctrico del sector del gas que convenía contar con gas almacenado para situaciones de crisis. Pero ahora, las renovables tienen tanto peso que los ciclos combinados cada vez pesarán menos en el mix".

Con los almacenes de Yela, Gaviota, Serrablo y Marismas, España tiene más que suficiente para afrontar cualquier crisis internacional, señalan los expertos

Con los actuales cuatro almacenes estratégicos, el sistema cumple la legislación vigente de contar con gas almacenado suficiente para afrontar el corte total del suministro externo por 21 días.

En Alemania, por ejemplo esta exigencia se eleva a 90 días, pero claro es un país-locomotora industrial y sufre de forma periódica las batallas energéticas entre Rusia y Ucrania, que ya ha provocado en varias ocasiones (siempre en invierno) el cierre del grifo del gas a Europa.

Pero España está vertebrada en cuanto a su sistema de regasificación (llegada por barco) y aunque su dependencia energética del exterior es muy alta, cuenta con gasoductos y alternativas en caso de problemas puntuales con países como Argelia, el principal suministrador.

Las maniobras de Florentino Pérez para cobrar la indemnización completa si se cierra el Castor se han topado con Industria, que ha ido al Supremo para eliminar esta posibilidad si se comprueba que ha habido "dolo o negligencia del operador"

El debate abierto ahora en el sector energético español sobre la necesidad o no del Castor se produce en un momento en el que la inversión ya está realizada y los preocupantes problemas sísmicos provocados por la inyección de gas colchón ponen en jaque su autorización de explotación definitiva.

Florentino Pérez, presidente de ACS, cuya filial Escal UGS cuenta con autorización provisional, ha maniobrado estos días para presionar al Gobierno para que en caso de cierre definitivo del Castor, sean el Estado y los ciudadanos, vía presupuestos o vía tarifa de gas, los que paguen la inversión total de 1.700 millones de euros que ha costado el Cator.

Industria por su parte se ha enfrentado al presidente del Real Madrid (ver información adjunta) al acudir al Supremo por considerar "lesiva" una cláusula de la autorización administrativa que permitiría a ACS-Escal cobrar toda su inversión. Pero Industria cree que si se constata que ha habido "dolo o negligencia del operador", la empresa sólo tendría derecho a cobrar el valor residual de la inversión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba