Empresas

El presidente mexicano abordará la posible compra de los primeros A400M en su visita a España

El marcado tono empresarial de la visita de Peña Nieto a Madrid no se limitará a sectores como el energético o el financiero. El interés de México por el Airbus que se ensambla en España podría convertir a los aztecas en los primeros clientes de la aeronave.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto.
El presidente de México, Enrique Peña Nieto. GTres

La visita a España que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, comienza este lunes ha levantado múltiples expectativas en el entorno empresarial español. Con un marcado tinte económico, la agenda del dirigente azteca se va a centrar en sectores como el energético y el financiero, aunque no serán los únicos. El aeronáutico también tendrá su cuota de protagonismo gracias al interés que ha mostrado México por el A400M, la última generación de aviones de Airbus que, además, se ensambla en España.

En los últimos meses, las intenciones de México por convertirse en el primer cliente del A400M han ido en aumento, hasta el punto de que en el consorcio europeo, anteriormente denominado EADS, consideran al país azteca como un potencial comprador con muchas posibilidades.

Hace aproximadamente mes y medio, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, convocó al presidente de Airbus España, Domingo Ureña, para un encuentro con emisarios del Gobierno mexicano en Sevilla, donde se encuentra la planta de la compañía en la que se lleva a cabo el ensamblaje de la aeronave.

La visita elevó de forma notable el optimismo tanto del Gobierno como de Airbus, de cuyo capital participa España con cerca de un 5%, por la posibilidad de que México se convierta en cliente.

Cuestiones políticas

“Se dan todas las condiciones necesarias para que se lleve a cabo la operación. A los mexicanos les encanta el avión, es el que mejor se acopla a sus necesidades y, además, tienen recursos financieros para hacer el pedido”, señala a Vozpópuli una fuente relacionada con la negociación.

¿Qué resta, por lo tanto, para que se lleve a cabo? Probablemente cuestiones más relacionadas con la política que con los negocios. La visita de Peña Nieto llegaba en un momento crucial en la relación entre Pemex y Repsol pero, por sorpresa, la petrolera pública mexicana articuló su salida del capital de la compañía española días antes de producirse el encuentro.

Las relaciones con el Gobierno mexicano a cuenta del papel de Pemex parecían haberse estabilizado e incluso la empresa azteca aseguró trabajo para los astilleros gallegos con la mediación del presidente de la comunidad autónoma, Alberto Núñez Feijoo. Sin embargo, la precipitada marcha de Pemex del capital de Repsol deja abierto un buen número de incertidumbres.

Relaciones comerciales fluidas

España ha sido un fiel cliente de México en cuanto a la compra de petróleo se refiere, una circunstancia que podría favorecer la operación  de los A400. Pero hará falta calibrar si actualmente el escenario político es el adecuado. De concretarse supondría un espaldarazo para el papel que España representa en el consorcio europeo Airbus, donde cuenta con un representante en el consejo de administración, Josep Piqué.

El presidente de Airbus España, Domingo Ureña, señaló durante su intervención en un desayuno organizado por Executive Forum que las políticas de Defensa que está llevando a cabo la Unión Europea no son las más apropiadas para el desarrollo de la industria en Europa, al tiempo que da ventaja a los rivales, entre ellos EEUU y las economías emergentes.

“La miopía industrial de la Unión Europea es evidente. Estamos haciendo el avión de referencia de los próximos 30 años, el A400M, y el enemigo lo tenemos en casa”, apuntó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba