Empresas

NH incumple sus 'covenants' de deuda y se ve obligada a ampliar capital o emitir bonos

Banesto asegura que la compañía lo hará durante la primera mitad del año. También deberá vender activos, sin descartar operaciones corporativas. El sector hotelero continúa luchando duramente contra una crisis que le atenaza. 

NH Hoteles no cumplió con sus covenants de deuda (determinados compromisos, cuyo fallo suele acarrear la ampliación de garantías o la ejecución automática de parte de algunas) en 2012, lo que le deja abocada a una ampliación de capital o una emisión de deuda, que tendrá lugar antes de finales de junio de este año. Así de claro y sin titubear lo afirmaba ayer mismo Banesto en un amplio informe sobre la compañía. La sociedad de valores no opinaba, lo afirmaba, sin duda como consecuencia de sus encuentros con los responsables de la hotelera.

Conviene destacar una cuestión que no es baladí. Las afirmaciones las realiza Banesto, firma financiera perteneciente a Santander. De hecho, Santander acaba de absorber a Banesto. El consejo de NH nombró presidente (no ejecutivo) el pasado mes de octubre a Rodrigo Echenique, ex consejero delegado de Santander durante muchos años e histórico consejero de la entidad.

“En contra de lo que pensábamos, la compañía ha incumplido sus covenants de deuda 2012 (Deuda Neta /EBITDA: <3,75veces y EBITDA/gastos financieros: >4x) y además no ha vendido activos por 100 millones de euros antes del 31.12.12, por lo que su diferencial sobre Euribor ha aumentado en 100 puntos básicos. Además, tiene previstos vencimientos de deuda de 131,6 millones en el primer semestre del año, para lo que se están planteando, además de vender activos, ampliar capital y/o emitir deuda, así como refinanciar su deuda otra vez”.

El pasado 23 de abril, NHH consiguió firmar la refinanciación del 100% de su deuda: 729,8 millones de euros del crédito sindicado firmado en agosto de 2007 (455 millones) y la práctica totalidad de sus líneas de crédito disponibles (275 millones), todo ello convertido en un nuevo préstamo sindicado de 729,8 millones con vencimientos previsto entre tres y cinco años.

Por su lado, la deuda en Italia de 75 millones, se transformó en deuda hipotecaria con vencimiento a tres años, con opción de prorrogarla por dos años adicionales a discreción de la filial italiana del grupo.

Colaterales

Como garantías colaterales a dicha refinanciación "se presentaron el 89,3% del capital de Sotogrande, el 55,5% del capital de NH Italia, una hipoteca sobre el hotel NH Eurobuilding y sobre otros ocho hoteles en los Países Bajos (incluyendo el NH Krasnapolsky y el NH Barbizon Palace), el 100% de HEM Diegem, la sociedad belga propietaria de los hoteles de NHH en Bélgica, así como una prelación de cobro sobre 25 compañías del grupo".

El tipo de interés aplicable al nuevo préstamo sindicado es Euribor a tres meses más un diferencial inicial de 450 puntos básicos, “que se ajustará al alza o a la baja en función del cumplimiento de una serie de covenants”, afirman en Banesto.

Al no vender los activos previstos por 100 millones de euros antes de que acabara el pasado año, “desde el 1 de enero, el spread sobre Euribor de su sindicado ha aumentado en 100 puntos básicos, hasta 550. Además de los vencimientos citados, el 28 de mayo vence el plan de opciones sobre acciones, así como el equity swap, que supondrían unos 34 millones, que o bien se refinancian, de forma que pasarían a incrementar la deuda del grupo, o bien supondrán una salida de caja adicional este año.

¿Soluciones?

Por ello, “se están planteando, además de la venta de activos, la posibilidad de emitir deuda (bonos corporativos y/o bonos convertibles en acciones ordinarias) y/o ampliar capital para poder hacer frente a estos vencimientos a corto plazo, así como también volver a refinanciar su deuda".

Los escenarios que maneja Banesto son:

“Que pueda entrar algún inversor en su capital, bien sea mediante ampliación de capital dineraria, bien a través de emisión de deuda y/o de bonos convertibles en acciones, y que se utilice la entrada de fondos para reducir deuda, así como para poder refinanciar el resto de su deuda”, aunque si fuera así, “el precio de entrada en el capital será clave por la mayor o menor dilución que pueda significar para los actuales accionistas”.

En pocos meses

Esta posibilidad “podría producirse a corto plazo, antes de su próximo vencimiento de deuda en junio de 2013”.

También, podría tener lugar “una venta de activos antes del próximo vencimiento del tramo B del sindicado, el 30 de junio de este año, por 100 millones de euros”. En este sentido, contemplan que podría entrar en el lote “su hotel de Nueva York, el Jolly Madison, 12 hoteles en Holanda y/o un hotel en Amsterdam”.

Sin descartar “que vuelva el M&A en el sector, donde NHH podría ser un objetivo de alguna operación”. En este sentido, recuerda que en los últimos meses ha mostrado cierto interés el grupo chino HNA y el fondo KKR, este último para la emisión de instrumentos financieros convertibles en capital.

Riesgos

Entre los riesgos, alerta de la posibilidad de fracasar en la venta activos o que se malvendan. También, “que tenga que ampliar capital con descuento, de forma que suponga una fuerte dilución para los actuales accionistas”.

Asimismo, no descarta que alguna de las cajas de ahorros de su accionariado “vendan su participación en NHH (riesgo de stock overhang)” y, en este sentido “BFA-Bankia, que tiene el 15,7% del capital de NHH, ha anunciado su interés en vender su participación”.

Pero, sobre todo, lo peor que contempla es la simple “imposibilidad de hacer frente a sus próximos vencimientos de deuda y/o que no pueda refinanciar deuda”.

En NH Hoteles no contestaron a la llamada de Vozpópuli, pese a que se realizó en repetidas ocasiones y aclarando el motivo de la llamada.

Malos tiempos

En cualquier caso, está claro que las compañías hoteleras están pasando por un momento crítico, en especial aquellas que tienen inmuebles en propiedad. En este sentido, Banesto señala que prefieren a Sol Meliá “porque tiene menos habitaciones en propiedad que NH”, concretamente, el 46% frente al 78% de la segunda. Además, la operativa en el segmento urbano está más castigada que el vacacional.

Otro grupo como AC Hotels se encuentra negociando con los bancos “a cara de perro”, como reconocían fuentes cercanas al grupo, para obtener algún acuerdo de refinanciación. Pero las entidades acreedoras reconocen que un acuerdo global es casi imposible. 

Pese a que tanto NH como AC han demostrado ser proyectos novedosos, ofreciendo calidad modernidad y presencia generalizada a precios asequibles, la crisis les ha atenazado de lleno. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba