Empresas

Industria pierde un litigio con el Santander por la venta de un edificio en la Castellana

La Oficina Española de Patentes y Marcas, adscrita al Ministerio, exigía una indemnización a la entidad, a la que demandó tras comprarle su actual sede en Azca en 2003. El banco fue absuelto y la OEPM ha tenido que pagar 100.000 euros en costas judiciales.

La denominada 'Torre Negra' de Azca, sede de la Oficina Española de Patentes y Marcas.
La denominada 'Torre Negra' de Azca, sede de la Oficina Española de Patentes y Marcas. inventosnuevos.com

La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), dependiente del Ministerio de Industria, ha perdido un litigio contra el Banco Santander surgido a raíz de la compra de la actual sede del organismo, la denominada Torre Negra, en el complejo de Azca, en Madrid, que la entidad que preside Emilio Botín vendió a la OEPM en el año 2003.

Esa operación, cerrada en los tiempos de Josep Piqué al frente del extinto Ministerio de Ciencia y Tecnología (al que estaba entonces adscrita la OEPM), permitió a la entidad pública que gestiona los derechos de propiedad industrial en España concentrar sus servicios en una única sede: un edificio de unos 28.000 metros cuadrados de superficie útil en pleno corazón financiero de Madrid (en el número 75 del Paseo de la Castellana) con el que la OEPM pudo abandonar las instalaciones que ocupaba hasta entonces, en la calle Panamá, y otros tres inmuebles que tenía alquilados en el entorno de la plaza de Cuzco.

La compra se llevó a cabo "tras un prolongado proceso y análisis de los inmuebles disponibles en el mercado iniciado por un concurso público en 1999, que fue declarado desierto, y seguido con el estudio de mas de 40 inmuebles diferentes y de múltiples solares", según informó entonces la entidad.

Pero, pese a tan exhaustivo análisis, la operación, cuyo importe la OEPM (un organismo público) no reveló, no debió satisfacer al organismo.

La OEPM, que no precisa cuánto se gastó en la Torre Negra, se limita a señalar que pedía "una indemnización" sin precisar los motivos y asegura que el caso "se resolvió en 2012"

Tres años después, y ya adscrita de nuevo al Ministerio de Industria, bajo la gestión del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, en 2006, la OEPM decidió demandar al banco en busca de una indemnización por esa compra.

El 2 de noviembre de 2010, el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Madrid dictó sentencia desestimatoria de la demanda con condena en costas contra la actora (la OEPM).

Según fuentes del Santander, la Abogacía del Estado preparó un recurso de apelación pero no llegó a formalizarlo, con lo que la sentencia devino firme. Preguntada por este asunto, la OEPM se limita a señalar que reclamaba "una indemnización" al banco (no precisa su importe ni los motivos) y asegura que el caso "se resolvió en 2012". La OEPM tampoco informa de cuánto le costó la Torre Negra.

En el proceso judicial se aprobó una tasación de costas del proceso a cargo de la oficina que ascendió a 103.916,22 euros que la Oepm no ha tenido más remedio que abonar.

La existencia del litigio no se ha conocido hasta este año, cuando la OEPM ha publicado sus cuentas anuales de los ejercicios 2011 y 2012.

En ellas, el organismo, actualmente presidido por Enrique Hernandez Bento, subsecretario de Industria, Energía y Turismo, reconoce que, al "haber sido absuelto el referido demandado", ha tenido que aplicar una provisión de 100.000 euros para el pago de las costas del proceso judicial contra el banco, al que denomina "Banco Santander Central Hispano". Una marca que, paradójicamente, la entidad cántabra dejó de utilizar en 2007.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba