Empresas

La vivienda en las grandes ciudades baja a precios de 2003 pero con el triple de paro

El precio de la vivienda prosigue en caída libre. Al finalizar el mes de agosto, los pisos de las grandes ciudades se situaron en su cota más baja de la última década, con un descenso del 42% en relación con los máximos alcanzados cuando la burbuja inmobiliaria estaba a punto de estallar. Eso sí, en aquel 2003 la situación económica en España era notablemente distinta.

La vivienda en las grandes ciudades baja a precios de 2003 pero con el triple de paro
La vivienda en las grandes ciudades baja a precios de 2003 pero con el triple de paro

El precio de la vivienda retorna diez años en el tiempo y se ha situado en cotas que no se habían visto desde 2003, al menos en lo que respecta a la media de los pisos localizados en grandes capitales. Desde los máximos alcanzados en 2007, cuando la burbuja inmobiliaria estaba a punto de estallar, el precio de los pisos en áreas urbanas de referencia se ha desplomado un 42%.

El índice elaborado por la tasadora Tinsa no deja lugar a dudas. El indicador correspondiente a las grandes ciudades correspondiente al mes de agosto de 2013 se sitúa en 1.395, el mínimo desde 2003, mientras que el general lo hace en 1.401, muy próxima a la cota que presentaba hace diez años y un 9,3% por debajo de los números que presentaba justamente hace un año

Sin embargo, el hecho de que la vivienda se haya situado en precios de hace diez años no supone un acicate para que el mercado se revitalice. Sin duda, los costes son más que atractivos pero la situación actual de la economía española tiene muy poco que ver con la que presentaba en 2003.

En este sentido, es escpecialmente significativo el dato del desempleo. Al cierre de 2003, el paro registrado en España se situaba muy ligeramente por encima del 9%, lo que suponía que poco más de 1,7 millones de ciudadanos se encontraban sin empleo.

Difícil acceso del crédito

Unas cifras que contrastan  claramente con las que se dan en la actualidad, cuando la tasa de desempleo ha llegado a rozar el 27% y la cifra total de personas que no disponen de un puesto de trabajo se aproxima a los seis millones.

Del mismo modo, las condiciones de acceso al mercado financiero también distan mucho de ser las que se daban en 2003, en pleno crecimiento de la burbuja inmobiliaria. El crédito no estaba notablemente restringido y prueba de ello es que, por entonces, el endeudamiento de las familias alcanzaba cifras récord y suponía algo más del 90% de la renta bruta disponible.

Hoy en día, una de las claves de la bjada que ha experimentado el endeudamiento de los hogares reside en las dificultades de acceso dal crédito, una situación que los expertos y las propias entidades financieras pronostican que se prolongará en el tiempo.

De ahí que estén siendo los inversores extranjeros los que se estén encargando de animar el mercado inmobiliario nacional y también que se haya incrementado de forma notable el número de viviendas que se venden sin hipoteca de por medio, con el comprador adquiriendo el inmueble a tocateja.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba