Empresas

Los sindicatos convocan huelga indefinida en El Pozo, otra empresa 'de toda la vida' en problemas

La compañía cárnica murciana afronta un conflicto laboral al no haber aceptado su comité de empresa las propuestas para mejorar la competitividad que les habían hecho. En contraste con las pérdidas de otras marcas bien reconocidas por los españoles como Panrico o Fagor, ElPozo ganó 40 millones de euros en 2012.

Exteriores de la fábrica de El Pozo, en Alhama de Murcia
Exteriores de la fábrica de El Pozo, en Alhama de Murcia FLICKR / Kevin Landsey

Una nueva empresa 'de toda la vida' se enfrenta a problemas de importancia. Se trata de ElPozo, compañía cárnica bien conocida en todo el país y con sede en Alhama de Murcia. El comité de empresa -compuesto por UGT, CC OO, USO y CGT- ha convocado una huelga indefinida a partir del próximo 1 de diciembre y que tiene como objetivo la retirada de las medidas para ganar competitividad que la empresa ha propuesto a los trabajadores. En una rueda de prensa convocada en Murcia para este viernes, los sindicatos han dado la noticia.

Este pasado martes se tomó la decisión definitiva. Según la organización sindical UGT, han votado para decidir si parar o no 2.299 trabajadores (un 64% del total), de los cuales un 81% se pronunciaron a favor de la huelga y un 17% en contra, con el resto entre blancos y nulos. Una fuente sindical de la CGT argumenta la decisión a Vozpópuli: "La empresa dice que para ser más competitiva hay que rebajar el sueldo, por ejemplo quitando los pluses de asistencia, penosidad, nocturnidad, ruido... y que sólo se cobre lo que marca el convenio. Con ello perderíamos derechos adquiridos y ese nuevo complemento bajaría. Y todo ello después de haber ganado 40 millones de euros en 2012", 8 millones más que en 2011. La compañía facturó 797 millones de euros en 2012 y aumentó su plantilla un 2,8% hasta las 3.507 personas.

Según los empleados, ElPozo ya ha decidido por su cuenta y riesgo pagarles menos de lo que los tribunales han dictaminado. Se refieren a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) que obligaba a la compañía a pagar un plus de productividad a cada empleado en función de hasta donde llega (llamado "método Bedaux"). La empresa adeuda por el impago de este complemento "unos 1.000 euros más a cada empleado cada año", según CGT.

Las posturas, enfrentadas: "Si la coacción por parte sindical sigue produciéndose, la empresa tendrá que actuar para garantizar su futuro"

Además de este supuesto incumplimiento, los sindicatos aseguran que la bajada en las nóminas que se propone ahora rondaría los 300 euros por mes, y citan casos particulares en los que ya ganan 400 euros menos que hace 3 años. Desde la empresa se rechaza frontalmente el mensaje de que quieren bajar los sueldos e indican que "la compañía asegura el mantenimiento de los salarios a todos sus trabajadores actuales". Según su punto de vista, "los representantes sindicales están manipulando a los trabajadores transmitiéndoles informaciones que no son verídicas, posiblemente por la cercanía de sus elecciones".

La empresa, firme

Pero los dirigentes se muestran firmes en su total rechazo al órdago del comité de empresa: "Es injusta la postura sindical de fomentar un conflicto laboral en la compañía que perjudicará a todos los implicados. No estamos dispuestos a aceptar ningún tipo de presión por parte de los representantes sindicales cuando nuestra actuación se ajusta en todo momento a derecho", han asegurado a Vozpópuli. E incluso juegan sus cartas mentando la palabra maldita: deslocalización: "La radicalización de los planteamientos por parte de los representantes sindicales obligará a la compañía a plantearse alternativas empresariales, que ya han ejecutado muchas otras, como la deslocalización, o el uso de cooperativas, y que hasta la fecha no se habían contemplado por parte de la organización que se siente alhameña, murciana y española. Sin embargo, y si la coacción por parte sindical sigue produciéndose, la empresa tendrá que actuar para garantizar su futuro a medio y largo plazo". 

Las medidas de ajuste son, según ElPozo, inevitables. Un informe de KPMG solicitado por la compañía mostraba, según dice, "datos inequívocos indicativos de que nuestra empresa va claramente camino, más pronto que tarde, de no ser competitiva. Cambiar la tendencia es ejercicio de inexcusable responsabilidad por el bien de todos; desde luego, por el bien del futuro del empleo". Es la propia empresa, según los sindicatos, la que ha citado los casos de Fagor, Panrico y Pescanova "para meter miedo". La anterior huelga, en 2009, se saldó con 3 días de paros antes de llegar a un acuerdo.

Empresa señera en Murcia

ElPozo es la marca estandarte del Grupo Fuertes, un holding de gran relevancia en la Región de Murcia presente en sectores como el inmobiliario, de hoteles, infraestructuras, consultoría, inspecciones técnicas de vehículos o petroquímicas, entre otros. Con 60 años de historia exitosa, está muy presente en patrocinios, como el del equipo de fútbol sala (campeón de la liga española en 1998, 2006, 2007, 2009 y 2010). En la factoría central de Alhama de Murcia trabajan 3.500 personas que, según la compañía "cobran un mínimo de 1.250 euros netos mensuales hasta los 1.850, situándose muy por encima de la media nacional".

Aunque su origen fue el de la industria cárnica, en los últimos años el grupo había diversificado centrándose mucho en el sector del ladrillo. Por ejemplo, es uno de los accionistas de referencia de Sacyr, con un 6,239% de su accionariado. Precisamente algunos trabajadores relacionan las fallidas inversiones inmobiliarias con la intención de la empresa de ajustar costes en ElPozo: "Nosotros somos la madre de todas las empresas del grupo, y pensamos que la forma de mantenerse de los demás es seguir chupando de la teta, que somos nosotros", aseguran.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba