Empresas

Los hijos de la jefa de Galletas Gullón reclamaron ante el juez un aguinaldo de 25.000 euros

Los tres hijos de la presidenta de Galletas Gullón acudieron en 2014 al juzgado para reclamar una paga en diciembre de más de 25.000 euros. Atrás ha quedado aquella imagen de 2010 en la que María Teresa Rodríguez tuvo que celebrar junta de accionistas en el interior de un Mercedes.

Banderas en la fábrica de Galletas Gullón en Aguilar de Campoó
Banderas en la fábrica de Galletas Gullón en Aguilar de Campoó Gullón

"Amor de madre, amor de madre", comentan en Galletas Gullón cuando se les pregunta si realmente ha sido posible reconducir una relación familiar que hace unos años amenazaba la gestión de la última gran empresa española del sector galletero, fundada a finales del siglo XIX. El grupo palentino está logrando resistir a la tentación de ser absorbida por alguna gran multinacional extranjera aumentando año tras año sus ingresos, impulsando el negocio en el exterior (principalmente en Asia), y abriendo nuevas fábricas. Pero todo estuvo a punto de saltar por los aires hace ahora cinco años.

En 2010 la primera accionista de la compañía, María Teresa Rodríguez Sainz-Rozas, tuvo que celebrar junta de accionistas en el interior de un automóvil a las puertas de una notaría en Aguilar de Campoó, Palencia, junto con su hija Lourdes Gullón, y el entonces exdirector general, Juan Manuel Martínez Gabaldón. Los miembros del consejo de administración, sus tres hijos, Félix, Hernán, y Rubén Gullón Rodríguez, y sus hermanos, Félix y Raúl Rodríguez, impidieron la entrada de María Teresa Rodríguez, su hija, y Martínez Gabaldón en el edificio donde se iba a celebrar la junta. Un año antes los consejeros habían acordado destituir de su cargo a la presidenta y al director general. Las hostilidades habían ido creciendo como bola de nieve en caída durante años entre los consejeros y el director general, apoyado por la primera accionista de la empresa. En esa peculiar junta de 2010, María Teresa Rodríguez hizo valer su posición de primera accionista del grupo para nombrarse administradora única y reponer a Martínez Gabaldón en su puesto.

El anterior consejo trató de impugnar la famosa junta del Mercedes, pero el pasado año el juzgado de primera instancia e instrucción número uno de Palencia desestimó la demanda. Portavoces de la compañía aseguran hoy que todo aquello es "agua pasada": los tres hermanos Gullón Rodríguez han vuelto al consejo de administración, en el que también se sienta Martínez Gabaldón; Lourdes Gullón Rodríguez es secretaria del consejo. No están ya los hermanos de la presidenta. Pero en el informe de las cuentas del último ejercicio de Galletas Gullón que ahora es posible consultar en el Registro Mercantil, año 2013, afloran todavía asuntos judiciales pendientes de resolución en 2014.

Entre otras incidencias, los tres hermanos Gullón Rodríguez acudieron al juzgado para reclamar pagos atrasados por la paga de diciembre de 2012 y 2013 y que se reconociera su derecho a percibir anualmente una paga única en el último mes del año.

De acuerdo a la memoria consolidada del ejercicio 2013 de Galletas Gullón, firmadas en mayo de 2014, Félix Gullón Rodríguez reclamó en el juzgado de lo social número uno de Palencia a la empresa 79.622 euros en concepto de paga única anual de diciembre devengada de los años 2011 y 2012. Sobre la paga de diciembre de 2013 Félix Gullón y representantes de la compañía acudieron al juzgado con el objeto de alcanzar un acuerdo, pero no fue posible; el juzgado resolvió archivando el procedimiento, recurrido por el consejero. Además Félix Gullón reclamó en el juzgado más de 250.000 euros "por diversos conceptos", desconociéndose a la fecha del informe de cuentas el desenlace final.

Rubén Gullón Rodríguez acudió también al juzgado para reclamar 51.430,5 euros por la paga de diciembre de 2012 y 2013. Y formuló demanda solicitando que se reconociera su derecho a percibir anualmente una paga de diciembre en los años sucesivos de 24.000 euros.

Hernán Gullón Rodríguez y representantes de la compañía no lograron en enero de 2014 alcanzar un acuerdo en la Sección de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Palencia sobre reclamación del consejero de 57.859,2 euros por las pagas de diciembre de 2012 y 2013. Además formuló demanda solicitando percibir anualmente los meses de diciembre una paga única de 27.000 euros.

Desde la compañía no se ha querido desvelar si finalmente Galletas Gullón ha accedido a entregar las pagas de diciembre reclamadas por los hermanos Gullón Rodríguez, y se limitan a asegurar que las reclamaciones "están resueltas". A pesar de las diferencias que todavía pudieran existir en el seno del consejo de administración, las cifras de negocio del grupo mejoran año tras año. En 2014, según avanzó la empresa el mes pasado, ingresó 287 millones. De acuerdo a las cuentas de 2013 Galletas Gullón facturó ese año 257,9 millones (216,8 millones en 2012), y ganó 23,7 millones, 6,4 millones más que en 2012. El grupo cerró 2013 con deudas a largo plazo por 31,5 millones y deudas a corto plazo por importe de 25,9 millones.

El pasado año las exportaciones supusieron el 35% de los ingresos totales de Galletas Gullón. Los artículos de la compañía, que emplea a 1.100 personas, se consumen en 110 países. El mes pasado inauguró su planta industrial Vida, en la que ha invertido 64 millones y a la que destinará este año otros 20 millones. La nueva fábrica ocupa una superficie de 55.000 metros cuadrados en la que se producen bizcochos, tortitas de maíz y arroz, y barritas. El grupo prevé doblar la extensión de la planta en el futuro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba