Empresas

Fibra o ADSL, ¿qué demonios necesito?

Hay vida más allá de las ofertas 'paquetizadas'. Sobre todo para quienes sólo quieren contratar Internet. Llegados a este punto, la duda es si contratar fibra -más cara- o si me vale con ADSL, más económico pero menos veloz y estable.

Un usuario navega por Internet
Un usuario navega por Internet Bench Accounting

Con la avalancha de ofertas en fibra óptica, y sobre todo con su integración en las ofertas paquetizadas (móvil, fijo, televisión, etcétera) la fibra parece haberse convertido en un 'must', en un 'debe', en una obligación en todos los hogares.

Es indudable que sus bondades son muchas pero, ¿realmente necesito fibra? Puede que sí y puede que no. Todo depende del uso que se le vaya a dar a la conexión, pero se puede decir, en líneas generales, que si su uso va a ser básico, tendremos de sobra con una conexión ADSL.

¿Qué es una conexión básica? Aunque no hay una frontera que lo delimite, se puede decir que todo aquello que no pase por servicios de televisión y contenidos con mucha demanda de ancho de banda, como puede ser el gaming, pueden ser soportados por una línea ADSL sin problemas.

Con una conexión de entre 20 y 50Mbps se puede mantener un uso normal en un hogar en el que haya varios miembros conectados a Internet, alguno de ellos viendo películas en streaming y otro escuchando música en esta misma modalidad, por poner un ejemplo.

En un hogar en el que los más pequeños de la casa estén jugando a videojuegos online, el padre de familia este viendo televisión en formato 4K, la madre haga lo propio desde otro equipo y una visita se encuentre conectada a Netflix o HBO, será necesaria una conexión de fibra óptica

Entonces, ¿para qué contratar fibra óptica? Pues porque hay otro tipo de usuarios, más exigentes, que además realizan multitud de operaciones al mismo tiempo y de mucha mayor demanda de datos. En un hogar en el que los más pequeños de la casa estén jugando a videojuegos online, el padre de familia este viendo televisión en formato 4K, la madre haga lo propio desde otro equipo y una visita se encuentre conectada a Netflix o HBO será necesaria una conexión de fibra óptica.

Veamos las ventajas y desventajas de una y otra tecnología.

Ventajas del ADSL

-Más económico.

-Menos engorroso en su instalación (funciona a través del par de cobre).

-Solución de averías más sencillas (por eso es la tecnología perfecta para llevar Internet a los pueblos).

Desventajas del ADSL

-Depende de un repetidor o central cercana. La lejanía del hogar respecto de la central que repite la señal repercute en la calidad de la misma. Es decir, aunque contrates, por ejemplo, 30Mbps de velocidad, es posible que en función de lo lejos que tu casa se encuentre del repetidor te llegue menos de la mitad de esos 30Mbps.

-La señal es por este motivo menos estable. Es posible que haya mucha diferencia en el ancho de banda disponible que tengas para navegar, descargar películas o escuchar música.

-Menor velocidad cuantos más equipos haya conectados a la red, independientemente de los recursos que cada una de esas conexiones consuma.

Ventajas de la fibra

-Gran velocidad y estabilidad de la señal, incluso con varios equipos realizando un gran consumo de datos.

-Menos incidencias en la red, como roturas físicas o caídas en la conexión.

Desventajas de la fibra

-Mayor precio que el ADSL.

-No hay buenas ofertas de sólo fibra (casi todas acarrean servicios adicionales, como televisión, fijo y móviles).

-La instalación es más compleja, y no en todos los edificios de España hay conexión a través de fibra. No está desplegada en el 100% de España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba