Empresas

Ferrovial y Acciona cerrarán la Autovía de la Plata tras 22 años de espera

El cierre de la Autovía de la Plata, que llevaba más de dos décadas esperando su licitación, se ha salvado in extremis de los recortes presupuestarios. Finalmente, el tramo Zamora –Benavente, el último que restaba de la autovía A-66 (Sevilla-Gijón), ha sido adjudicado a un consorcio formado por Acciona, Ferrovial y el fondo internacional Meridiam, que de esta forma se estrena en España. Todo el sector estaba pendiente de este contrato,  por un valor cercano a los 1.000 millones de euros, ya que puede ser el último de los de esta magnitud en un buen número de meses.

Ana Pastor cumple la promesa dada a las autoridades locales
Ana Pastor cumple la promesa dada a las autoridades locales Archivo

El Ministerio de Fomento ha adjudicado al consorcio formado por las empresas Cintra (Ferrovial), Acciona y el fondo Meridiam las obras de la autovía A-66 entre Benavente y Zamora en un tramo de 49 kilómetros que, una vez finalizado, supondrá el cerramiento de la autovía de la Plata, por un importe de 998 millones de euros. El plazo de ejecución de las obras es de 24 meses y el valor total de la operación asciende al citado importe, IVA incluido, después de que la adjudicataria ofertara un 26,37% de baja en el canon.

Se trata de uno de los proyectos más antiguos de los que figuraban en cartera y que progresivamente se ha ido retrasando, tanto por las sucesivas crisis económicas como por problemas derivados de los terrenos por donde debe discurrir la carretera.

El último episodio de este tipo se vivió en la primavera de 2010, cuando el Gobierno presidido entonces por José Luis Rodríguez Zapatero se vio obligado a tomar una serie de medidas de ahorro urgentes impuestas por la Comisión Europea, que afectaron muy directamente al Ministerio de Fomento, por entonces encabezado por José Blanco.

Los grandes grupos de infraestructuras llevaban más de un año trabajando en la licitación y echando el resto puesto que es el gran proyecto de carreteras para este año y quién sabe si de los próximos, teniendo en cuenta las características de los nuevos presupuestos generales del Estado para este ejercicio.

La operación se ejecutará por el procedimiento de pago por disponibilidad, dentro de la política de colaboración público-privada que la ministra Ana Pastor viene fomentando desde su incorporación a Fomento, según informó el Ministerio.

Este sistema incluye la construcción de la autovía y su posterior conservación y explotación durante un periodo de 30 años a partir de la formalización del contrato. Como contrapartida, la Administración queda obligada a realizar un pago mensual por disponibilidad y llevará a cabo mediciones de contraste en su labor de inspección y control.

Las sucesivas crisis y revisiones de informes medioambientales han ido retrasando la adjudicación

Los 49 kilómetros del tramo adjudicado corresponden a tres proyectos de construcción: Tramo A-6 (Castrogonzalo-Santovenia) de 14,3 kilómetros; Tramo Santovenia-Fontanillas de Castro, de 17,8 kms.; y Tramo Fontanillas de Castro-Zamora, de 16,9 kms. El trazado de la autovía discurrirá lo más próximo posible a la actual carretera N-630, para minimizar las afecciones ambientales, contará con dos calzadas de dos carriles con mediana de 10 metros y tendrá cinco viaductos, 28 pasos superiores y 17 pasos inferiores, así como con ocho enlaces.

El trazado dispone de Declaración de Impacto Ambiental de 14 de febrero de 2007. Las medidas de protección ambiental suponen en torno al 11% de la inversión de la obra, destacando la disposición de numerosos pasos de fauna y la reposición de vías pecuarias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba