Empresas

El desplome bursátil de FCC aboca a Koplowitz a quedarse por debajo del 30% de la compañía

Tras las fuertes caídas de los últimos días, el valor de la participación de la empresaria en el grupo apenas supera los 800 millones de euros, que garantiza una deuda por encima de los 1.000 millones. La postura de los acreedores gana terreno.

Esther Koplowitz negocia la refinanciación de su deuda personal, que asciende a más de 1.000 millones
Esther Koplowitz negocia la refinanciación de su deuda personal, que asciende a más de 1.000 millones

La resistencia de Esther Koplowitz, principal accionista de FCC, a firmar el acuerdo de refinanciación de su deuda personal con los acreedores, Bankia y BBVA, ha dejado a la empresaria en una situación aún más complicada. Tras aplazar la puesta en marcha de la ampliación de capital del grupo constructor y de servicios, el mercado castigó este jueves a la compañía con una fuerte caída del 5%, en plena jornada de turbulencias bursátiles. Una circunstancia que contribuirá a que Koplowitz no pueda lograr su objetivo de mantener, al menos, el 30% del capital de la compañía.

Tras el cierre de la sesión, la participación de la empresaria en FCC, que actualmente asciende al 50,01%, está valorada en unos 830 millones de euros, que apenas cubre un 70% de la deuda que trata de refinanciar con Bankia y BBVA.

Un extremo que deja en situación de debilidad a la empresaria, toda vez que su participación en la empresa actúa como garantía de los préstamos que ahora trata de refinanciar.

Como informó Vozpópuli, las conversaciones entre Koplowitz y sus acreedores se habían enquistado en los últimos días a causa de algunas diferencias entre las partes. El grueso del acuerdo está pactado: la empresaria venderá parte de los derechos de la futura ampliación de capital de FCC y así obtendrá liquidez para atender a vencimientos impagados y a los próximos que resulten del nuevo esquema financiero que pacte con la banca.

Más cerca del 25%

Sin embargo, la discrepancia viene por la cantidad de derechos a vender. Koplowitz no quiere que el resultado final derive en que su participación en FCC quede por debajo del 30%. Los planes de la banca pasan justamente por lo contrario.

Pero a medida que se reduce el precio de la acción de la compañía, Koplowitz tiene más difícil no sólo quedarse con más del 30%, posibilidad descartada por los acreedores, sino incluso acercarse a este porcentaje. De este modo, la empresaria está cada vez más cerca de terminar con un 25% de la compañía que del 30% que desea como mal menor. 

Este miércoles, el consejo de administración de FCC no pudo aprobar la puesta en marcha de la ampliación de capital destinada a reducir parte de la deuda y amortizar el denominado tramo B del préstamo sindicado obtenido por el grupo este mismo año, que tiene el carácter de convertible en el caso de que la compañía no pueda afrontar el vencimiento único en 2018.

Con el tiempo en contra

La postura empecinada de Esther Koplowitz para tratar de salirse con la suya y mantener al menos un 30% de FCC le ha costado cara, tanto a ella como a la compañía, que llegó a perder más de un 9% a lo largo de la sesión del jueves, aunque finalmente moderó la caída, como ocurrió con el Ibex-35.

Fuentes próximas a las negociaciones coinciden en señalar que el acuerdo para la refinanciación de la deuda personal de la empresaria está próximo y que las diferencias entre las partes no son ni mucho menos insalvables.

No obstante, el tiempo corre también en contra de Esther Koplowitz. FCC precisa realizar la ampliación antes de que finalice el año con el fin de no seguir pagando los notables intereses que le exige el sindicado. En el caso de que el acuerdo entre la empresaria y los bancos no llegue en los próximos días, ya será demasiado tarde. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba