Empresas

Industria no cede un ápice y asesta el hachazo definitivo al sector renovable

Ya no hay vuelta atrás. De nada han servido las alegaciones. Industria ha sido implacable y no ha introducido apenas cambios en el borrador de la OM que oficializa el hachazo definitivo al sector renovable y que saldrá del Consejo de Estado directo al BOE.

José Manuel Soria, ministro de Industria, junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, tras un Consejo de Ministros.
José Manuel Soria, ministro de Industria, junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, tras un Consejo de Ministros. EFE

Había pocas esperanzas de que el Ministerio de Industria suavizara el borrador de Orden Ministerial (OM) que fijará la nueva retribución a las energías renovables antes de que llegara al Consejo de Estado, pero el tándem Soria-Nadal ha sido implacable.

El gran hachazo que deja al borde de la quiebra a más de un 30% de todo el sector renovable y de cogeneración en España ha llegado al organismo consultivo, en su última parada antes de acabar en el BOE, con mínimas modificaciones, pasando por alto casi en su totalidad todas las alegaciones de las compañías eólicas, fotovoltaicas, termosolares, biomasa, cogeneración, residuos…

Fuentes de varios de los sectores afectados confirmaron este viernes a Vozpópuli, tras un primer análisis del informe enviado al Consejo de Estado sobre la OM de parámetros retributivos a las renovables, cogeneración y tratamiento de residuos, que “lo que ha hecho Industria es un mero maquillaje, ha tocado levemente algunos matices poco importantes, pero lo importante, el recorte de la retribución a las instalaciones renovables, lo ha mantenido casi como estaba hace semanas. Si el Consejo de Estado no lo remedia, el BOE lo publicará en las próximas semanas, oficializando el golpe definitivo a todo el Régimen Especial. A partir de ahora sí que va a comenzar el goteo de promotores renovables que van a dejar caer sus proyectos, van a cerrar porque con la nueva retribución no van a poder pagar ni la deuda con los bancos”.

Industria ha pasado por alto la mayoría de las alegaciones de los sectores afectados y ha mantenido la versión más dura del borrador de Orden Ministerial

El directivo que más duro se mostró este viernes fue José Donoso, director general de la patronal fotovoltaica Unef: “Los cambios introducidos en el texto remitido al Consejo de Estado por el Ministerio son puramente estéticos y no afectan a la esencia de esta contrarreforma eléctrica, ya que mantienen la grave ruptura de la seguridad jurídica del texto anterior y unos recortes sobre los ingresos previstos de en torno al 40% de media para el 30% del parque fotovoltaico instalado, lo que lleva a la insolvencia de las plantas. Ese 30% más afectado no podrá hacer frente al pago que adeuda a los bancos a menos que estos realicen quitas de en torno al 20% de la deuda. Además, a pesar de toda la documentación aportada por UNEF para denunciar el injusto concepto introducido de ‘Agrupación de instalaciones’, el nuevo texto no lo modifica en absoluto”.

El hachazo es más sangrante para los pequeños promotores fotovoltaicos (jubilados, pequeños ahorradores, cooperativas, inversores de clase media…), por el efecto perverso de la “agrupación de instalaciones”. Son plantas que cuentan con cientos de pequeños inversores que aportaron sus proyectos a uno mayor y común, de forma que la nueva normativa les trata, por estar agrupados, como a un gran propietario, aplicándole recortes de hasta el 50%, pese a que como pequeños ahorradores no tienen músculo financiero alguno.

A partir de ahora comenzará el progresivo cierre de instalaciones renovables por toda España, porque la nueva retribución no les permite ni pagar la deuda contraída con los bancos

Aún es peor la situación de aquellas pequeñas plantas que se encuentran cerca de una planta grande, a las que la nueva OM “considera que pertenecen a un 'conjunto de instalaciones', sumando sus potencias y aplicándole a ambas el estándar que corresponde a la suma”, denuncia Unef.

Es como si a un mileurista le aplican la máxima retención en el IRPF, el 52%, porque vive en la misma comunidad de vecinos que un par de millonarios”, denuncia de forma metafórica una fuente consultada.

Los pequeños inversores fotovoltaicos son los que más sufren el hachazo y muchos de ellos son aglutinados en agrupaciones de productores sufriendo recortes de hasta el 40%

Por su parte, el sector de la cogeneración (medianas y grandes empresas que producen electricidad con la energía y el calor sobrante de sus procesos industriales) también se ha mostrado muy contrariado porque “Industria no ha relajado casi ninguna de sus medidas de ajuste iniciales, sólo mínimos retoques como la eliminación del tope de horas de funcionamiento y poco más, porque lo que es el recorte a la retribución, que es lo importante, se ha mantenido. Si antes el recorte era del 35%, ahora será del 33%, puro maquillaje. Esto va a provocar que, a medio plazo, muchos de los proyectos de cogeneración sean inviables”, señalaron a Vozpópuli fuentes de este sector.

La suerte está echada. Sólo queda el pequeño resquicio de presentar las últimas alegaciones ante el Consejo de Estado antes de las 14.00 del próximo lunes.

Por su parte, Industria ha cifrado en 198.824 millones de euros el importe de los incentivos que habrán recibido a lo largo de toda su vida útil las instalaciones de renovables y cogeneración del país, de los que ya se ha pagado un 28%, si bien aún queda un 72%, o 142.530 millones, por desembolsar.

Los afectados tienen desde la tarde del pasado jueves hasta el lunes a las 14.00 horas para presentar sus alegaciones ante el Consejo de Estado

Estas cifras aparecen recogidas en la memoria del Real Decreto de renovables remitido al Consejo de Estado, en el que se fija el nuevo mecanismo de retribución con una rentabilidad razonable antes de impuestos del 7,5%. A efectos prácticos, el recorte anual en primas es de 1.700 millones, informa Europa Press

Hasta la fecha, señala Industria, se han pagado 56.294 millones a estas tecnologías, de los que 15.400 millones se han destinado a la eólica, 12.917 millones a la cogeneración, 14.617 millones a la fotovoltaica, 4.263 millones a la hidráulica y 2.640 millones a la termosolar.

De los 142.530 millones que quedan por pagar, 64.234 millones irán a la fotovoltaica, 31.553 millones a la termosolar, 19.300 millones a la eólica, 14.900 millones a la cogeneración, 6.459 millones a la biomasa y 3.170 millones al tratamiento de residuos.

Para 2014, Industria calcula que el anteriormente llamado régimen especial recibirá 7.630 millones de euros, frente a los cerca de 9.000 millones previstos para 2013. De este importe, la fotovoltaica, con 2.600 millones, será la que más reciba, por delante de la termosolar y la eólica, cuyas primas ascenderán a 1.370 millones y 1.270 millones, respectivamente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba